Ordenadores|15 Octubre 2008 11:53 am

Apple renueva sus portátiles MacBook mientras Steve Jobs bromea sobre su salud



Apple ha vuelto a actualizar su familia de portátiles MacBook, como ya hizo el pasado mes de marzo. La compañía de la manzana piensa que todavía es demasiado pronto para entrar en el incipiente sector de los netbooks o ultraportátiles, y se ha limitado a apretar las tuercas del equipamiento de sus MacBooks de 13,3 pulgadas, así como de la versión de 15,4 pulgadas del MacBook Pro, orientado a usuarios más exigentes.

Claro que en esta ocasión y ante la ausencia de grandes novedades revolucionarias, el centro de interés de la presentación no estuvo rpor momentos elacionado con sus productos. Steve Jobs quiso despejar las dudas y preocupaciones en torno a su estado de salud con una dosis de humor. Tal y como apreciamos en la imagen de la izquierda, el fundador y máximo mandatario de Apple usó la pantalla del auditorio Tom Hall de San Francisco para mostrar los valores de su presión sanguínea (120/80 se considera la presión normal de cualquier persona saludable). Una imagen con la que se quiere tranquilizar a los inversores de la compañía y evitar caídas en bolsa como la que se vivió hace sólo unos días, por un falso rumor sobre un infarto de Steve Jobs. Todo esto da una idea del peso que tiene este hombre en la imagen de Apple.


Jobs también tuvo tiempo para hacer un poco de “marketing ecológico”. Los creadores del iPhone quieren evitar informes poco favorables sobre el respeto de sus productos por el medio ambiente, como los que suele publicar Greenpeace evaluando a las empresas del sector tecnológico. Según Apple, los nuevos MacBook están libres de materiales nocivos como arsénico, mercurios o PVC. Y su empaquetado se ha visto reducido en un 40%. Todo sea porque iniciativas como la página Greenapple no dañen la imagen de la empresa.

Pero volviendo al tema inicial, ¿qué tienen los nuevos MacBooks? Nada que sea para tirar cohetes, pero podríamos empezar por la apuesta por el look metálico en todas las máquinas.

Hasta tal punto es así que el MacBook más básico de color blanco ha sufrido una significativa rebaja: 1.000 a 900 euros. Claro que esto seguro que se hace con la intención de ir acabando con todas las existencias, pues los nuevos MacBooks llegan con un precio de 1.150 euros de partida por el modelo más básico. Todas las nuevas máquinas tienen varios puntos en común, empezando por su proceso de fabricación a partir de un solo bloque de aluminio.

Montar los nuevos MacBooks requiere ahora ensamblar menos piezas, lo que repercute en máquinas en teoría más resistentes y en la práctica ligeras. Se ha añadido retroiluminación LED a las pantallas, para reducir el consumo del panel LCD y aumentar así la duración de las baterías. En cierta medida, Apple está introduciendo en todas sus máquinas las técnicas de fabricación del MacBook Air.

A este último, por cierto, se le han añadido discos duros de más capacidad (120 GB en disco SATA o 128 GB en disco SSD) y una tarjeta gráfica más potente: NVIDIA GeForce 9400M, con 256 MB de memoria de vídeo. Ésta es de hecho la tarjeta gráfica de serie de todos los nuevos MacBooks, los cuales también comparten el mismo touchpad o trackpad capaz de interpretar gestos y movimientos con varios dedos, perdiendo el botón y ganando un poco de tamaño y una protección de vidrio.

Pero mejor veamos por separado el nuevo MacBook de 13 pulgadas y el MacBook Pro de 15 pulgadas. Por ello, a lo largo de hoy os ofreceremos un artículo dedicado en exclusiva a cada uno.

Fotos de apertura y cierre de Steve Jobs en la presentación: engadget

Análisis de los modelos presentados: Apple MacBook y Apple MacBook Pro.




Otros artículos relacionados:

Asus Eee PC 901 - Candidato digital01 al mejor ordenador portátil de 2009
Energy Seed, convierte tus baterías gastadas en farolas de calle
MPro 110, el proyector de bolsillo de 3M llega a España
Un vídeo premonitorio de Apple en 1987

Sin Comentarios

Dejar un Comentario