Actualidad|14 Octubre 2008 4:42 pm

SIMO 2008 cancelado, crónica de una muerte anunciada


Ayer publicábamos la foto que encabeza este artículo para ilustrar el decepcionante panorama con el que se presentaba la próxima edición de SIMO, la feria tecnológica española por excelencia. Pero hemos sustituido 2008 por 2007 en el año de defunción, porque este año no hay SIMO. La organización acaba de cancelar esta feria que tenía que celebrarse entre el 11 y el 16 de noviembre en los pabellones de Ifema en Madrid.

A menos de un mes de su inauguración, la organización ha decidido echar el cierre. En estos momentos la web oficial de SIMO 2008 no funciona, pero grandes medios nacionales como elpais.com y elmundo.es ya han publicado la noticia. El motivo de la cancelación no es otro que el que ya os contamos en SIMO 2006 y SIMO 2007: el constante y progresivo goteo de grandes marcas que decidían no acudir a la feria. Tras los recientes abandonos de las pocas firmas fieles que le quedaban a la organización, como HP, Microsoft, Telefónica o Toshiba, la última ha sido Vodafone hoy mismo. El tiro de gracia que termina de certificar una muerte más que anunciada.

Que nadie se lleve a engaño. El final de SIMO no es fruto de una crisis económica temporal. Esto es el último episodio de una feria que sus responsables no han sabido remontar desde hace muchos años. Según la organización, el problema es que la feria no puede celebrarse “hasta que no se configure el marco comercial y promocional adecuado para las empresas participantes”. Pero mucho nos tememos que ese marco adecuado pasa por nuevos gestores, por nuevas formas de tratar a los expositores, por precios más ajustados y por un mucho de humildad.

Porque no ha sido este año cuando las grandes firmas les han abandonado. Ese proceso imparable se viene produciendo desde hace varios años. La organización también ha anunciado que ya está trabajando para rescatar la feria el año que viene, “a través de una propuesta absolutamente innovadora”. Ya veremos con qué nos sorprenden, aunque lo primero que podrían hacer es cambiarle el nombre, para no estropear más la imagen que muchos tuvimos del SIMO en sus buenos tiempos. Lejanos, pero buenos.




Otros artículos relacionados:

SIMO 2008, la feria madrileña toca fondo
SIMO 2007 cerró ayer sus puertas con más pena que gloria

Etiquetas:

1 Comentario

  • Estimados David (y Chema Lapuente).

    Hace ya casi un año que nos reunimos y en esta ocasión no os hablo como Director Comercial de SIMO, sino a título personal. Poco se puede decir acerca de la situación de SIMO que no se haya dicho ya en multitud de artículos de opinión publicados o posteados en Internet en sites como este y otros. Se podrán matizar muchas cosas y evidentemente no es el lugar ni el momento.

    Agradezco mucho la labor divulgativa de vuestro site, uno de los más visitados y prestigiosos del sector, sin embargo, no como Director Comercial, pero sí como alguien que, al igual que otras tantísimas personas, ha dedicado muchas horas al proyecto de SIMO durante todos los años que de manera gráfica habéis mostrado con el fotomontaje de la lápida, os pido un poco de respecto y dejar los sarcasmos de lado.

    Podríamos haberlo hecho mejor, desde luego. Todos, incluso vosotros, podemos hacer las cosas mejor cada mañana. Pero nadie, ni siquiera vosotros, se merece tanta sorna como mostráis en vuestras noticias que todo sea dicho, suenan más a leña del árbol caído que a ganar de aportar ideas al que ha sido hasta la fecha el segundo mayor evento tecnológico a nivel europeo después del CeBit.

    Un saludo

    Miguel Galera

Dejar un Comentario