SIMO 2007 cerró ayer sus puertas con más pena que gloria 6
SIMO 2007 cerró ayer sus puertas con más pena que gloria 7Ayer terminó la 47ª edición de SIMO. Una feria tecnológica que se celebra anualmente en los pabellones de IFEMA en Madrid. Una feria que no está pasando precisamente su mejor momento.

La clave es que, en este tipo de eventos, la gente acude para ver nuevos inventos y equipos con el sello de las grandes firmas. Pero en la feria madrileña todos estos puntos caen como si fuesen fichas de dominó.

SIMO 2007 cerró ayer sus puertas con más pena que gloria 6El problema es que Internet está acabando desde hace años con las ferias locales y los responsables del SIMO, en los últimos tiempos, han apostado fuertemente por montar una feria local sin interés. ¿El motivo? Que estos responsables del SIMO llevan años sin oler lo que pasaba por delante de sus narices y, además, han echado a perder iniciativas muy interesantes que podrí­an haber potenciado la Feria.

Por ejemplo, no tuvieron sensibilidad ni pusieron interés por captar a las firmas de videojuegos cuando salieron del SIMO hace más de una década.

Años más tarde, y tras la desaparición de SONIMAG en Barcelona, nadie en la dirección del SIMO mostró interés por retener a las firmas audiovisuales. Unas firmas que, por cierto, el director de la revista On Off (Aitor Urraca) prácticamente les puso en bandeja.

En las recientes ediciones y cuando la caí­da era evidente, los comerciales del SIMO (para captar a las grandes firmas) apenas hací­an una llamada y se acabó. Cuando una gran firma desertaba, nadie se molestaba en visitarla. Nadie intentaba arreglar su presencia en la Feria. (Por prudencia y desde esta tribuna prefiero no sacar a la luz confidencias que me han hecho con nombres y apellidos).

Me llama la atención que ahora (cuando ya es tarde para ser flexible) es cuando se están dando cuenta y empiezan a tener manga ancha con los expositores. Y digo que es tarde porque, en esta edición, la inmensa mayorí­a de los grandes fabricantes de electrónica no han venido.


SIMO 2007 cerró ayer sus puertas con más pena que gloria 6
Como consecuencia, apenas hemos encontrado nada nuevo en este SIMO 2007. Siguiendo la secuencia lógica causa-efecto, el número de asistentes sigue cayendo (digan lo que digan los organizadores). No habí­a más que darse una vuelta por IFEMA este fin de semana (sobre todo el domingo) para comprobar que, salvo contadas excepciones, la afluencia de público no profesional distaba mucho de ser la de antaño.

Este efecto dominó también puede verse en la evolución del número de empresas que han acudido a la feria año a año. En 2004 pudimos ver 805 expositores distintos; en la siguiente edición el número bajó hasta 754; el pasado año 2006 tuvimos 626 empresas; este año, 570. Una tendencia preocupante. No hay que ser un genio de las matemáticas para saber dónde acaba semejante progresión.

SIMO 2007 cerró ayer sus puertas con más pena que gloria 6

Para frenar la caí­da, la organización está optando por desarrollar eventos paralelos. Potenciar espacios pensados para ser punto de encuentro entre periodistas y profesionales del sector de la tecnologí­a. Pero ese no es el espí­ritu del SIMO, bajo nuestro punto de vista.

No es el SIMO que atrae a los visitantes de a pie ni a las grandes empresas a mostrar sus nuevos inventos. A no ser que el visitante quiera aprovechar la oportunidad para comprarse una tarrina de CDs a precio de saldo. Eso sí­ que podí­a hacerse en este SIMO 2007. Entrar al pabellón 6, donde se desarrollaba el E-life, daba miedo de lo oscuro que estaba. Inundar a los asistentes en un estado de semipenumbra no nos parece la forma más correcta de ambientar un evento de estas caracterí­sticas. Aún así­, queremos creer que el sistema de iluminación estaba pensado así­ expresamente, y que no era producto del descuido o el desinterés.

El año pasado nos preguntábamos si podrí­amos hacer una critica final de SIMO 2007 más alegre y optimista que la que estáis leyendo. Este año volvemos a poner la vista en el futuro: la pregunta que nos acecha es…

¿Tendremos o no la oportunidad de visitar el SIMO 2008?

… O desaparecerá una feria con medio siglo de historia por la mala gestión de unos cuantos.

La pelota está en el tejado de los organizadores. Unos organizadores que han dicho que la feria ha respondido plenamente a sus expectativas.

Pues nada, habrá que seguir en la misma lí­nea, ¿no? ¿Hay alguien ahí­?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.