Desde el anuncio del lanzamiento del iPhone 3G en España para el próximo 11 de Julio, los seguidores de Apple no paran de morderse las uñas. Movistar, la firma que en nuestro paí­s tiene la exclusiva del codiciado teléfono móvil, está suministrando con cuentagotas la información y lanzando constantes globos sonda respecto a su lanzamiento.

A pesar del secretismo y la confusión, los reporteros de tuexperto.com hemos conseguido un avance detallado sobre las tarifas que impondrá el operador para hacerse con el iPhone casi con toda seguridad.

La primera opción que nos ofrecerán será la de abonar 348 euros (IVA incluido) para comprar el iPhone sin vinculación a ningún contrato. Por supuesto, esta alternativa será exclusiva para quienes ya sean clientes de Movistar y sólo quieran cambiar de móvil. Y es que. bajo ningún concepto se venderá oficialmente el teléfono liberado (y por tanto, no se podrá usar con tarjetas de otros operadores).


La siguiente modalidad consistirá en desembolsar una cantidad muy inferior por el terminal, sólo 47 euros (siempre IVA incluido). Pero en este caso, el cliente deberá firmar un contrato con Movistar. La duración serí­a entre 18 meses y dos años (este es uno de los detalles que está por determinar). En este caso, las cuotas mensuales serí­an de 46,4 euros en llamadas, más 17,4 euros por el tráfico de datos en Internet a través del iPhone.

En cuanto a la cuota de acceso a Internet, es justo ahí­ donde nos encontramos con otra de las trampas disimuladas que Movistar nos tiene reservadas. Y es que la velocidad de conexión estará supeditada a la cantidad de datos transferidos en cada mes. Superados los 200 megas en transferencia de datos, la velocidad de navegación por la web bajará drásticamente a 128 / 64 kilobits por segundo. Un registro muy pobre, más aún teniendo en cuenta que una de las grandes bazas del iPhone 3G es, precisamente, el aumento de velocidad de acceso a la Red.

Aunque a la izquierda y arriba tenemos un par de documentos que “se han traspapelado accidentalmente” desde la operadora, la realidad es que, como siempre son sesgados, les faltan datos, no incluyen IVA y tienen letra pequeña.

Pero, siguiendo con las tarifas reales con IVA y todos los conceptos, tenemos una última posibilidad. En esta opción podemos conseguir el teléfono por el atractivo coste de 0 euros, pero ¿cómo no? una vez más con letra pequeña para leer:

También tendremos que comprometernos con la entidad a través de un contrato de larga duración. Además la cuota mensual aumentarí­a hasta los 75,4 euros (46,4 euros en llamadas y 29 euros por tráfico de datos). En este caso se sube el lí­mite de transferencia de datos hasta un gigabyte antes de la bajada de velocidad (esa bajada no hay quien la quite).

Con estas condiciones preferimos no hacer cuentas de lo que nos podrí­a costar al año tener un iPhone bajo acuerdo con Movistar. Y ni mucho menos sufrir la experiencia de navegar por Internet con esas limitaciones. Eso sí­, en la compañí­a ya se frotan las manos, y es que, con estos contratos ingresarán por usuario aproximadamente unos 30 euros más al mes de lo que consiguen hasta ahora a través de sus clientes con otros modelos de teléfono móvil. Algo parecido a lo que sucede en Estados Unidos. Y es que los números cuadran para la operadora. Pero no para los usuarios, claro.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,