Es la última revolución en pantallas táctiles. Un ordenador de sobremesa con un monitor gigante para poner en el despacho, el dormitorio o, incluso, el salón. La firma Hewlett Packard, acaba de presentarlo en Berlí­n y se llama HP TouchSmart IQ500. Un ordenador con pantalla táctil de 22 pulgadas destinado a reproducir canciones, fotos y ví­deos almacenados en su disco duro o en DVD. Para esto último, el equipo cuenta con un lector-grabador lateral, colocado en posición vertical al estilo de los iMac de Apple o el Gateway One.

Pero lo realmente interesante del equipo es que se manejan con los dedos sobre la pantalla. Siguiendo el éxito del teléfono móvil táctil de Apple (el iPhone), HP, ahora presenta el primer ordenador tátil. Y es que podemos controlar todas las opciones pulsando y deslizando nuestro dedo sobre la pantalla. Además, nos permite navegar por los menús e iniciar aplicaciones para crear listas de reproducción o editar fotos. Este HP TouchSmart IQ500 usa un procesador Intel Core 2 Duo, lleva 4 Gigabytes de memoria RAM y funciona con Windows.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Microsoft es otra de las firmas interesadas en el concepto de la informática de salón. Y lo hace trabajando con HP en productos como el HP MediaSmart Server. Un centro multimedia para el hogar con el que este nuevo ordenador táctil podrá interactuar sin cables a través de la conexión Wi-Fi 802.11n (el estándar más veloz desarrollado hasta el momento). Las aplicaciones están pensadas para subir y compartir contenidos rápidamente en sitios tan populares como YouTube, y también en servicios de la propia HP, como la impresión de fotos a través de Snapfish o el almacenamiento en HP Upline.



En la parte del sonido, el equipo integra unos altavoces estéreo, además de cámara web y micrófono integrado para las videoconferencias (prestaciones más propias de un portátil que de un sobremesa). Además del control táctil, también dispone de ratón y teclado para los más ortodoxos, conectados sin cables al equipo. Para crear un poco de ambiente y ver bien el teclado en la oscuridad, hay un sistema de luz blanca regulable justo debajo de la pantalla.

Un equipo que, acogiéndose a ese diseño de monitor y torre integrados en una sola pieza, se presenta como una pantalla para el salón con el atractivo del manejo tácti, pero que también puede funcionar como un ordenador a la vieja usanza, con conexiones tan tí­picas como los puertos USB. Y todo ello en un diseño vistoso y acabado en negro.

Estará disponible en agosto a partir de 1.400 euros. Su configuración básica lleva un procesador a 2 GHz y 320 Gigabytes de disco duro. La versión más avanzada corre a 2,16 GHz y tiene 500 Gigabytes de capacidad, tarjeta gráfica NVIDIA GeForce 9300M GS y sintonizador-grabador de televisión analógica y digital. Punto este último más que necesario para una pantalla de salón con mando a distancia.

Otras noticias sobre...