Fabricantes de toda clase ya tienen o están preparando sus propias alternativas al iPhone. Desde modelos como el Meizu M8 Mini One, descaradamente inspirado en el teléfono táctil de Apple, hasta terminales que aún tienen que ver la luz como el Nokia Tube. En Estados Unidos, la operadora Sprint se prepara para lanzar a partir de junio y en exclusiva un candidato más: Samsung Instinct.

Samsung ha creado un teléfono con grandes similitudes y diferencias con el iPhone; las primeras presentes sobre todo en el diseño, las segundas, en su equipamiento, que es más completo en algunos puntos. Aunque también se venderá atado a una sola operadora y con un gasto mí­nimo mensual, el Instinct será más económico que el producto estrella de Apple: costará entre 200 y 250 dólares (entre 125 y 160 euros al cambio actual).

Eso sí­, en el precio influye el hecho de que no dispone de memoria interna, sino que basa su almacenamiento en tarjetas de memoria microSD de hata 8 Gigabytes. En este artí­culo analizamos a fondo las prestaciones que promete la alternativa con la que Samsung quiere plantar cara al que, hasta ahora, es el teléfono de pantalla táctil con un manejo más logrado e intuitivo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp



Empezando por el diseño, Samsung Instinct es ligeramente más estrecho y ligero que el iPhone (125 gramos de peso), pero también algo más grueso (12,4 milí­metros) y con una pantalla táctil más pequeña (3,1 pulgadas). Debajo de la pantalla lleva tres teclas táctiles retroiluminadas, para retroceder, desplegar el menú principal e iniciar las llamadas.

Lleva más controles externos que el iPhone, con el botón disparador de la cámara, el control de volumen y la ranura para tarjetas de memoria en un lateral. En el siguiente ví­deo podéis ver ambos terminales juntos, y de paso observar la interfaz y cómo podemos desplazarnos por las páginas web inclinando el teléfono, gracias a un acelerómetro, similar al que usa el iPhone para cambiar la visualización de imágenes entre vertical y apaisada.

[youtube]http://youtube.com/watch?v=He03TBWiEgQ[/youtube]

La pantalla tiene una resolución de 240 x 432 pí­xeles y puede mostrar unos 262.000 colores. Como viene siendo habitual en los dispositivos táctiles de Samsung, responde con una leve vibración cada vez que la pulsamos, aunque la sensibilidad no llegar a ser tan conseguida como la del iPhone.

Las posibilidades para personalizar el menú principal (Favoritos) son bastante amplias, colocando los accesos directos que queramos y eligiendo sus iconos correspondientes. También presume de ser un terminal más “abierto” que el iPhone, en la medida en que las aplicaciones Java creadas para otros teléfonos podrán ser fácilmente adaptadas al Instinct.

Pasando al equipamiento, hay que destacar que este teléfono táctil sí­ que es 3G. Es decir, podrá realizar videollamadas y conectarse a Internet por redes teléfonicas de alta velocidad, en este caso EV-DO, que consigue unas velocidades similares al HSDPA. Como contrapartida, eso sí­, Instinct no puede conectarse por Wi-Fi.

Otro punto destacable es la presencia de un navegador GPS integrado. El iPhone dispone de una buena herramienta como es Google Maps, pero no puede indicarnos nuestra situación exacta y actualizada en el mapa ni darnos instrucciones en pleno recorrido, algo que sí­ podrá hacer este Samsung Instinct.

El acceso a los mapas estará incluido en el plan de datos básico con el que Sprint comercialice este télefono, que será de 70 dólares mensuales (unos 44 euros). Eso sí­, en este caso tendrá un número limitado de minutos para llamadas de voz; por 100 dólares mensuales (unos 63 euros), no habrí­a lí­mite en las llamadas (eso habrá que verlo).

Lógicamente, podrá desplegar un teclado QWERTY virtual en pantalla, para que sea más cómodo escribir mensajes de texto y correos electrónicos. También cuenta con un reproductor de música, fotos y ví­deos para los que Sprint cuenta con servicios de compra de canciones (a 99 centavos cada una, como en iTunes) y la posibilidad de sintonizar algunos canales de TV y emisoras radio por Internet.

Incluye una función especial que nos permite realizar algunas acciones mediante órdenes de voz, como realizar llamadas o búsquedas de direcciones y noticias. En cuanto a la cámara, comparte la misma resolución que la del iPhone (2 megapí­xeles), pero es un poco más completa: lleva zoom digital de 2 aumentos y puede grabar ví­deo. También permite usar unos auriculares inalámbricos por la conexión Bluetooth A2DP, aunque su autonomí­a en conversación se queda en 5,75 horas, frente las 8 que consigue el teléfono de Apple.


Un teléfono interesante y que, bajo nuestro punto de vista, acierta al incluir tecnologí­a 3g y otras prestaciones como el GPS integrado, con un precio más reducido que el del iPhone. Sin embargo, donde tendrá que demostrar su validez es en las posibilidades de la pantalla. Y es que con otros móviles táctiles de Samsung que hemos probado, como el F700 o el Giorgio Armani, la experiencia táctil no es comparable a la que consigue el iPhone. ¿Volverá a repetirse la historia con este Samsung Instinct?

Ví­a: Gizmodo / engadget / PCWorld

Otras noticias sobre... ,