chica_coche_mando

Ya han dado con la forma de desencriptar el algoritmo que utilizan millones de vehí­culos en todo el mundo de marcas como Toyota, Volkswagen, Honda o Volvo. Según el responsable de la hazaña, esta vulnerabilidad descubierta, permitirí­a crear duplicados de los mandos de forma relativamente sencilla a partir de los datos obtenidos.

Afortunadamente, este hallazgo ha ocurrido dentro de las paredes de una Universidad. La Universidad alemana de Ruhr-Bochum, como parte de un proyecto de investigación dirigido por Christof Paar. Su equipo de investigación ha sido capaz de desencriptar el algoritmo del chip KeeLoq que fabrica la compañí­a estadounidense Microchip Technology. Una empresa que, a su vez, fabrica este chip para incluirlo en millones de mandos a distancia de varias marcas de coches, como las mencionadas.

Microchip_KeeLoq

Este sistema de encriptación RFID KeeLoq se utiliza sobre todo en Europa y Estados Unidos. Pero no sólo en vehí­culos, también se emplea en los accesos a edificios y garajes para la apertura sin llaves. El sistema funciona por radiofrecuencia y puede captar los códigos que enví­an los mandos a una distancia de unos 100 metros sin dejar ningún tipo de rastro.

Han utilizado varios métodos de descifrado de códigos y de tipos de ataques. Mediante la intercepción de tan sólo dos de las señales que se enví­an entre el emisor y el receptor, ya es posible duplicar la llave, abrir el garaje o desbloquear las puertas del automóvil. Mediante otro ataque malintencionado, es posible manipular remotamente cualquiera de estos dispositivos para que las llaves o mandos originales dejen de funcionar.

Logran romper la seguridad de los mandos a distancia de los coches 2

Como decí­amos, el método se basa en averiguar cuales son las claves criptográficas que se utilizan entre el transponedor, que es el emisor (por ejemplo la llave de un coche) y el receptor, que estarí­a situado en el coche, portal, puerta, etc., en el momento del enví­o de las señales y su posterior desencriptación. Para conseguirlo, han utilizado un método consistente en la medición del consumo eléctrico del receptor.

La eficacia de este sistema se ha demostrado en la realidad, no sólo en la teorí­a y con sistemas que utilizaban KeeLoq. Esto supone un verdadero inconveniente para muchos fabricantes de automóviles y de dispositivos de cierre y seguridad, que desde la década de los 90 utilizan este dispositivo de seguridad. Lo que sí­ deseamos es que este hallazgo permanezca por muchos años encerrado a cal y canto en la caja fuerte de la Universidad. Aunque, mucho nos tememos, que no será posible.

Los asaltos a los sistemas de seguridad ya no consisten sólo en controlar ordenadores. Hoy en dí­a cubren otros campos donde también se utiliza la tecnologí­a, como los sistemas de identidad biométricos, que mediante la huella del dedo o el reconocimiento del iris, por ejemplo, permiten o deniegan el acceso.

La última foto es de aeropw

Ví­a: 20minutos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp