Un requisito para estar al frente de Microsoft es aparentar dotes de visionario para promocionar sus productos sin importar el acierto (como ha demostrado Bill Gates con sus predicciones siempre interesadas). El actual CEO de la compañí­a de las ventanas, Steve Ballmer, hizo ayer sus propios pinitos en el discurso de inauguración de CeBIT 2008, vaticinando una nueva revolución del mundo de la informática, en estrecha relación con la extensión de Internet.

Pero curiosamente, y muy al contrario de lo que acostumbraba a hacer Bill Gates, en ningún momento citó producto alguno de Microsoft. Ni una palabra de Windows Vista (esto no nos extraña si tenemos en cuenta la pobre imagen que está dando el programa) o la mesa táctil Microsoft Surface (un prototipo de ordenador muy grande y poco operativo).

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Ni siquiera ha hecho una breve mención al reciente lanzamiento de un programa gratuito para hacer búsquedas dentro de la red de una empresa (Search Server 2008 Express). Una nueva herramienta gratuita de Microsoft que intenta atacar directamente a Google. Y es que, curiosamente, entre los poquí­simos servicios que cobra Google está un buscador empresarial parecido al que acaba de ofrecer gratuitamente Microsoft. ¡Qué casualidad!


Pero siguiendo con el discurso inaugural de la Feria, en 28 años al frente de Microsoft, Ballmer afirma haber vivido cuatro grandes revoluciones: la de los ordenadores personales, las interfaces gráficas que permitieron un uso más sencillo de éstos, el apogeo de Internet y, en último lugar, la transformación de ésta en una “plataforma de servicios y para publicar y compartir información”: la Web 2.0. Y ahora se avecina una quinta revolución cuyo año de máximo esplendor Ballmer sitúa en 2015.

Y esta revolución contará con “cinco ingredientes que cambiarán casi todo lo que hagamos”: máquinas más potentes, más capacidad de almacenamiento, Internet en todas partes, interfaces de usuario más naturales y pantallas hasta en la sopa, con la alta definición plenamente desarollada.

En otras palabras, según el conferenciante, la informática tenderá a hacerse mucho más cómoda y accesible, con la Red como protagonista, ya sea en la vida personal, laboral o las relaciones sociales. Y en un contexto en el que el negocio online está dominado por Google, ¿no serán los intentos de compra de Yahoo! una forma de querer prepararse para esta supuesta revolución?

Pero podemos alejarnos de sesudas elucubraciones y discursos visionarios para irnos directamente a los hechos.

Y el hecho es que Microsoft lanzó ayer una descarga gratuita de un programa, hasta ahora de pago, que hace prácticamente lo mismo que un producto de Google. El citado Search Server 2008 Express viene a ofrecer el mismo servicio que Google Search Appliance: hacer búsquedas dentro de todos los ordenadores que componen la red de una empresa.

Lo más llamativo es que el producto de Google no es nada tí­pico en su estrategia: es una máquina que instalamos fí­sicamente en la red de la oficina. Un cacharro cuya versión más básica cuesta alrededor de 20.000 euros. En cambio, es ahora Microsoft la que lanza un programa en descarga directa y gratuita para hacer la competencia. Los de Redmond han visto un pequeño recoveco en la estrategia del rival para invertir los papeles habituales.

Según Karen Horbert, analista de Burton Group, la compañí­a de las ventanas ya “está empezando a notar la presión” de Google en el mundo del software a través de sus herramientas gratuitas. Y comienza a cambiar de estrategia.

Al hablar de la quinta revolución informática, Ballmer afirmaba que todas las nuevas mejoras y servicios quedarán a un click de distancia. ¿Pero será esa realmente su intención o la mona sólo se está vistiendo de seda? De aquí­ a 2015 puede que tengamos tiempo para salir de dudas.

Ví¯a: CeBIT (discurso inaugural) / elmundo

Otras noticias sobre... ,