tuexpertoiphone01
El iPhone. Ese oscuro objeto de deseo. Objeto de deseo porque se ha convertido en uno de los gadgets más codiciados y, oscuro, porque conseguirlo en España no es nada fácil. En tuexperto.com tenemos uno crackeado, liberado o desbloqueado (cada uno lo dice como quiere). En nuestro caso, viene directo de Estados Unidos (400 dólares más tasas, casi 300 euros), aunque podrí­amos haber pagado más por uno de Francia, Alemania o Gran Bretaña (allí­ cuestan 270 libras, al cambio 360 euros).

Una vez conseguido el equipo, el siguiente paso es liberarlo. Los primeros modelos que salieron al mercado (con las primeras versiones del firmware), requieren unos cuantos pasos precisos y listo. Nada que no se encuentre fácilmente en Internet. Los que llevan la penúltima versión (la llamda 1.1.2) requieren la incorporación de un chip y algunas complicaciones más que, evidentemente, también se encuentran fácilmente en Internet.

Eso sí­. Aquellos simples usuarios que les gusta el iPhone y se lo compran fuera (aquí­ no está disponible), pero no quieren meterse en camisa de once varas, siempre pueden acudir a un servicio especializado para desbloquearlo.

Tanto en Internet como en la calle encontramos servicios de “crackeado” de todos los colores. Para simplificar al máximo la gestión, hemos preferido seguir los pasos del simple usuario que no quiere complicarse la vida con instrucciones y compras de chips. Pasamos unos dí­as investigando por las tiendas que ofrecen el servicio de desbloqueo y, todas las pesquisas nos dirigieron a la tienda de Madrid Movil-SAT. Un pequeño local en la calle Menéndez Pelayo que ofrece una atención profesional, cuidadosa y especialista (allí­ un tal Curro es el que dirige el cotarro).

¿El precio por liberarlo? 80 euros por iPhone. Eso sí­. Se nota que el iPhone está calando entre los aficionados. Cuando pasamos por la tienda, medio Madrid estaba liberando su iPhone. Tuvimos que aguantar varias horas de cola para recoger el terminal porque la tienda estaba a todas horas hasta la bandera. Superadas las primeras pruebas de campo, hemos analizado a fondo el terminal y éste es nuestro veredicto:


Tenemos que reconocer que Apple lo ha vuelto a hacer. Si en su dí­a, el iPod supuso una revolución en el diseño y el manejo de los MP3 de bolsillo, el iPhone ha conseguido lo mismo en el universo de los teléfonos móviles. Por su aspecto y su facilidad de uso, se ha convertido en un modelo a imitar para otros fabricantes y en un terminal deseado para el aficionado medio. Y, todo esto, a pesar de que se trata del primero y único modelo de la firma y a pesar de que no tiene (ni de lejos) las mejores prestaciones del mercado y, para colmo, a pesar de resultar caro.

Nokia tiene en sus manos el 40% del mercado mundial y el 50% del español y Samsung se ha situado en el segundo puesto del ranking con un montón de terminales de calidad; sin embargo, Apple ha dado el do de pecho con el iPhone sin ruborizarse por ser un auténtico novato recién llegado.

El hecho es que este iPhone sorprende gratamente desde el primer minuto. Aprender a manejar su pantalla táctil sólo lleva unos segundos. Y en cuanto descubres la forma de desplazar canciones, contactos o fotos con el dedo sobre la pantalla táctil, te das cuenta de que estás ante algo realmente nuevo y adictivo. Otro de sus grandes atractivos es la opción de hacer zoom en las fotos o páginas webs con tan sólo juntar o separar los dedos. O la manera de girar el móvil y ver cómo giran solas las imágenes, las páginas web o cómo cambia el modo de reproducir música. Si en su dí­a una sencilla rueda supuso todo un avance en un reproductor MP3, la forma de manejar el iPhone marca un antes y un después en lo que a equipos de bolsillo se refiere.

Pero no todo son piropos para este móvil y reproductor multimedia de Apple. El iPhone también tiene grandes y sonadas carencias. Algunas más evidentes que otras. En su dí­a, ya comentamos las 10 cosas que no todos conocen del iPhone. Entre ellas, hay fallos que nos parecen importantes.

El primero es el hecho de que la cámara de fotos es tan sólo de dos megapí­xeles de resolución. Hoy podemos encontrar móviles con cámara de cinco megapí­xeles. Pero peor es que encima es una cámara exclusivamente de fotos. Los usuarios de iPhone, hoy por hoy, no podemos grabar ví­deos. Algo que ya pueden hacer hasta los móviles más antiguos y baratos del mercado.

Otra ausencia llamativa es la de la tecnologí­a 3G, que imaginamos estará disponible cuando aterrice en España. De lo contrario, los españoles que se compren el flamante móvil no podrán establecer videoconferencias a pesar de lo avanzado del modelo. O navegar por Internet por lí­nea móvil a una velocidad aceptable.

Menos mal que siempre nos queda la opción Wi-Fi para aprovechar algún acceso inalámbrico de algún hotel inteligente o pagar de más en algún mezquino aeropuerto. Hay otros detalles tí­picos (por desgracia) de Apple que nos desesperan. Como por ejemplo, la imposibilidad de sacarle la baterí­a a este iPhone. Y es que, si tienes algún fallo o quieres cambiarle la baterí­a, tienes que pasar obligatoriamente por las manos del servicio técnico. O esa maní­a de obligarte a usar su programa iTunes, unida al hecho de atarte a un único ordenador. Nada de poder pasar canciones, fotos o ví­deos de tu iPhone a otro ordenador.

Por cierto, nadie te podrá pasar una foto de móvil a móvil. Todo tiene que entrar y salir por un único ordenador. Ni siquiera del portátil al de sobremesa. Pero el remate ha sido que para cuando Apple ha dejado meterle cualquier canción como tono de llamada, va y obliga a pasar por la caja de su tienda de música iTunes.

Y, aunque los mensajes multimedia (con fotos) no son muy populares, con este iPhone tampoco los podrás enviar. No es un gran inconveniente, pero, sin duda, otro paso atrás de Apple sobre un servicio que está disponible en los terminales más sencillos de la competencia.

¿Quién quiere un iPhone?

Aunque mejor habrí­a que preguntarse “¿quién se puede permitir tener un iPhone?“. Hoy por hoy, sólo aquellos afortunados que están dispuestos a pagar un poco más y, además, viajan o conocen a alguien que viaja a Estados Unidos (la opción más económica), Inglaterra, Alemania o Francia.

Porque quererlo, lo quiere casi todo el mundo hoy en dí­a. Y quien no lo quiere es porque no lo ha visto.

Puntos fuertes

La gran pantalla táctil (brillante) y la forma de manejarlo seduce desde el primer momento. Además, está muy bien que integren móvil, navegador de Internet, cámara de fotos, reproductor de música y ví­deos, algunas aplicaciones curiosas, otras más prácticas y los tí­picos juegos para matar el tiempo. Todo eso está muy bien. Y la opción de conectar por Wi-Fi para no pagar más de la cuenta en las conexiones a Internet. O la integración del correo electrónico…

Pero, lo que más nos llama la atención es que todo esto ya lo tienen desde hace tiempo muchos móviles de los fabricantes tradicionales. Y, a pesar de esto, el iPhone será recordado como el primer móvil capaz de ofrecer estas ventajas fácilmente. El primero que maneja desde un niño a una persona mayor con dos dedos. Basta pulsar y arrastrar. O basta girar la pantalla. Estos son sus auténticos puntos fuertes.

Se puede mejorar

Muchas cosas. Se le puede añadir la opción de grabar ví­deo, zoom digital, la tecnologí­a 3G, radio FM, una baterí­a extraí­ble, una ranura para ampliar su capacidad de memoria con tarjetas, la posibilidad de usar otro programa que no sea iTunes para pasarle los archivos del ordenador, la opción de aprovechar el Wi-Fi para transferir música o fotos de un iPhone a otro, o el Bluetooth… Porque a pesar de todas sus ventajas, el iPhone puede mejorar. Y mucho.

Ficha técnica

Estándar 850 / 900 / 1800 / 1900 MHz
GSM / EDGE / WiFi (802.11b/g) / Bluetooth 2.0 (sólo manos libres)
Peso y dimensiones 115 x 61 x 11,6 milí­metros
143,8 gramos
Memoria 8 GB (no ampliable)
Pantalla
LCD táctil 3,5 pulgadas (320 x 480 pí­xeles con 163 ppi)
Cámara 2 Megapí­xeles (resolución máxima 2592 x 1944 pí­xeles)
Sin Zoom No graba ví­deo
Sistema Operativo Mac OS X
Multimedia Reproducción de música, ví­deo y fotos
Formatos compatibles
Música: AAC, MP3, MP3 VBR, Audible (formatos 1, 2 y 3), Apple Lossless, AIFF y WAV
Ví­deos: H.264 y MPEG-4
Contenido de la caja iPhone
Auriculares estéreo
Dock
Conector del Dock a un cable USB
Adaptador de corriente USB
Autonomí­a En conversación: 8 horas
En espera: hasta 250 horas
En uso de Internet: hasta 6 horas
En reproducción de ví­deo: hasta 7 horas
En reproducción de audio: hasta 24 horas
+ info Apple iPhone
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,