Iphone

Dentro de una semana, el próximo viernes 29 de Junio, el iPhone saldrá a la venta en Estados Unidos. Todos hemos oí­do hablar mucho sobre este revolucionario terminal: tiene pantalla táctil, es delgado, pesa poco… Nosotros ya te enseñamos cómo se maneja este teléfono de Apple. Pero donde hay luces, también suele haber sombras. Antes de que te lances como loco a comprarlo o encargarlo de una tienda online estadounidense, conviene que sepas todo lo que hay que saber del iPhone. Lo bueno y lo malo.

Hay otras facetas menos conocidas de este terminal, aunque en los últimos meses han intentado remediarlo con algunos cambios. Para resumirlo todo, aquí­ tienes un listado con los diez puntos que no todos conocemos sobre el iPhone:

1) Se bloquea sólo: Tiene sensores de proximidad que bloquean y oscurecen la pantalla cuando, por ejemplo, lo acercamos a la oreja. Así­ no activaremos accidentalmente ninguno de los controles de la pantalla y, de paso, ahorramos baterí­a. Claro que, por sí­ las moscas, también podemos bloquearlo manualmente, como explicamos en el punto 2.

2) No es un “sin botones”: Aunque ha calado la idea de que es un terminal exclusivamente táctil, este teléfono tiene tres botones. El más visible está en la parte inferior del frontal, y sirve para manejar algunas opciones del Menú. En uno de los laterales hay otro, que sirve para cambiar el volumen e iniciar las llamadas (después de haber marcado el número en la pantalla). El tercero es el tí­pico botón deslizante, como el de los iPod, para bloquear la pantalla.

– 3) Tendrá más autonomí­a: Apple ha corregido uno de los puntos flacos del iPhone. Gracias a un nuevo tipo de baterí­a, este teléfono aguantará tres horas más en conversación antes de descargarse (en total, 8 horas). Según la propia Apple, tendrá una autonomí­a de 6 horas en navegación por Internet, 7 horas de reproducción de video y 24 horas de reproducción musical. Pero no obstante…

– 4) No podemos sacar la baterí­a: Exactamente lo mismo que pasa con los iPod. Si tenemos problemas con la baterí­a, no podremos sacarla del teléfono nosotros mismos y sustituirla por otra que hayamos comprado en una tienda. Tendremos que enviar el terminal completo a Apple, para que ellos mismos hagan el cambio. Un sistema ineficaz y molesto, porque nos quedamos temporalmente sin teléfono y a expensas de que Apple lo reciba, nos lo arregle y nos lo vuelva a enviar.

– 5) No es 3G: Este punto flaco no lo han corregido para su lanzamiento. Por desgracia, el iPhone, de momento, no podrá realizar videoconferencias ni acceder a Internet a alta velocidad.

– 6) La pantalla no es de plástico: En un principio sí­, pero finalmente han decidido fabricarla con un tipo especial de cristal óptico, que se conserva más tiempo en buen estado y previene mejor las grietas.

– 7) Hace fotos pero no graba ví­deos: Con la cámara sólo podremos, de momento, captar instantáneas. Nada de grabar imágenes en movimiento. Éste y el punto 4 son las dos facetas más oscuras del iPhone. Un terminal que, en teorí­a, va a revolucionar el mercado, y sin embargo no puede grabar ví­deo y tiene una cámara de unos escasos 2 megapí­xeles. Una resolución óptima, pero que empieza a quedarse lejos del estándar de los teléfonos móviles de gama alta (hay que recordar el precio de este teléfono: 500 dólares en su versión con 4 gigas de memoria).

– 8 ) Sólo puede comprarse por contrato: En Estados Unidos el iPhone es un teléfono exclusivo de la operadora AT&T. Es decir, sólo pueden comprarlo clientes ya registrados de esta compañí­a, o nuevos clientes que firmen un contrato con una permanencia obligatoria de 2 años.

– 9) No tiene sincronización inalámbrica: Sí­, lleva Bluetooth para el manos libres del coche y Wi-Fi para conectarnos a Internet. Pero, al igual que el iPod, si queremos actualizar la lista de contactos, correos o canciones directamente desde el ordenador, tenemos que usar un cable USB.

– 10) Software más cerrado que abierto: En esto se parece a Microsoft. Imposible aprovechar programas ya creados, por ejemplo, para Palm, Symbian o Windows. La única puerta abierta para crear una aplicación para el iPhone será la de utilizar el formato AJAX y siempre a través del navegador Safari. Que curiosamente es de Apple. Vamos, como Microsoft con su Windows y su Internet Explorer.

No dudamos de las posibilidades de este teléfono para revolucionar el mundo de la telefoní­a móvil. Y el manejo nos sigue pareciendo muy innovador. Pero si un amigo tuyo te vacila este verano con el iPhone porque ha conseguido comprarlo en Estados Unidos, te recomendamos que le leas la cartilla. No lograrás enfriar su entusiasmo, pero a lo mejor conseguirás quedar como un expertillo.

Otras noticias sobre...