Canon digital: ¿es justo pagar por un delito que no vas a cometer? 3

Al grito de “eres culpable, incluso aunque demuestres lo contrario”, los españoles llevamos tiempo pagando un cánon a la a SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) cada vez que compramos un disco óptico, una cinta ví­rgen, una grabadora de CD o DVD y un montón de de equipos más… No contentos con esto, ahora esta “asociación sin ánimo de lucro” parece que quiere ampliar los ingresos con más impuestos. Nos quieren cobrar por comprar un equipo para escuchar música (MP3), de ver ví­deos (MP4) o por comprar un móvil (aunque sea uno de lo más normalito). Y es que, probablemente, la SGAE ha decidido que la recaudación que consiguió en 2007 no es suficiente. El caso es que quiere recaudar más en 2008.

Para hacernos una idea de los ingresos que van a suponer estos cánones promovidos desde la SGAE, El Economista ha publicado un listado completo. Un listado con las diferentes recargas aplicadas y los ingresos que supondrán a lo largo de 2008. La recaudación final rondarí­a la nada despreciable cifra de 110 millones de euros (18.400 millones de las antiguas pesetas).

Como comprobamos en el listado de arriba, si no tení­amos bastante con que nos impusiesen el pago de un cánon por la compra de soportes digitales (básicamente CD y DVD), ahora se han propuesto que paguemos por el uso de la tecnologí­a en general. Es decir, que cualquier cosa con patas que tenga la “virtud” de reproducir o almacenar contenido multimedia va a tener que ir cogido de la mano de su amigo el señor canon. Ya sea móviles, reproductores mp3, etc. Y todos tendrán ese bonito, curioso e injusto denominador común: van a sufrir la recarga del cánon.

Canon digital: ¿es justo pagar por un delito que no vas a cometer? 4

¿Y en concepto de qué se va a pagar esta tasa? Muy sencillo, por la “presunción” de que van a ser usados para almacenar y/o reproducir contenido multimedia con derechos de autor.

No importa si esto no es así­. No importa si grabamos en un CD las fotos de la boda, o en un DVD el ví­deo del cumpleaños de la niña. Se presupone que hemos cometido un delito y estamos condenados. Y lo mejor de todo es que, a fecha de hoy, en este paí­s el acceso a la cultura es un derecho amparado por la constitución. Pero claro, nadie dijo que algunas sociedades privadas no pudiesen imponer cánones cada vez que intentamos modernizarnos, progresar y ampliar nuestra cultura. Por otra parte, el reparto de estos ingresos siempre lo determina la dirección de la citada sociedad privada como ya comentamos en una noticia anterior.

Y llegados a este punto nos surge una duda existencial: si las personas memorizamos, es decir, almacenamos información, datos, imágenes, recuerdos y todo tipo de “cultura” a lo largo de nuestra vida, ¿nos deberí­an “gravar” con un canon al nacer?

En este punto surgen muchas más dudas:

Deberí­an cobrar más a los más listos?
¿A los que tienen dos cerebros deberí­an cobrarles el doble?
¿El siguiente cánon/impuesto será el impuesto sobre la respiración de las personas fí­sicas?
¿Lo gestionarán los directivos de la
SGAE para repartirlo equitativamente como todo lo que hacen?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...