Xbox expulsa a algunos jugadores, mientras PlayStation abre más sus puertas 3Un punto en común en las videoconsolas de última generación es que cada una tiene su propio servicio online asociado. Son portales para descargar demos y actualizaciones, iniciar partidas multijugador e incluso comprar juegos. En los últimos dias se han producido algunos cambios en este campo. Por un lado, en Xbox Live se ha vuelto a vetar el acceso a varias consolas Xbox 360 modificadas. Mientras, PlayStation Store acaba de lanzar una versión accesible desde PC, destinada sobre todo a ofrecer contenidos para la portátil PSP.

Al igual que en Mayo, Microsoft ha expulsado de Xbox Live a varias videoconsolas “ilegalmente modificadas”. Como en aquella ocasión, no se prohí­be el acceso a los usuarios, sino a las máquinas, por lo que la empresa de Redmond considera un incumplimiento de las condiciones de uso. Es decir, Microsoft no quiere que una Xbox 360 modificada para cargar juegos piratas (ya sea con un chip o un firmware especial) pueda acceder a su servicio online.

El problema de esta medida está en la incertidumbre generada, ya que no toda modificación tiene porqué ser ilegal. En un principio, los aficionados al tunning o modding de consolas no se verán afectados, pero no harí­an mal en estar pendientes por si se produce algún malentendido (los chicos de elotrolado.net ya están investigando formas de librarse de la expulsión). Paralelamente, vuelve a surgir el debate de hasta qué punto puede un usuario hacer lo que quiera con su máquina, y cómo afecta esto a servicios adicionales como Xbox Live.


Xbox expulsa a algunos jugadores, mientras PlayStation abre más sus puertas 3En cuanto a Sony, su nueva PlayStation Store viene a poner un parche sobre otro parche. Y es que, para acceder a este servicio online desde una PSP, hasta ahora tení­amos que conectarla a su vez a una PlayStation 3. Ahora podremos hacer lo mismo pero usando un ordenador como intermediario, conectado a la PSP por USB, para descargar ví­deos, demos y juegos (estos últimos previo pago) de PSP y viejos clásicos de la primera PlayStation (que también son compatibles con PS3).

¿Se abren las puertas? Sí­, porque es muy frecuente que el propietario de una PSP tenga también un ordenador, no así­ una PS3. Pero, ¿por qué no permitir que podamos acceder a la nueva página directamente desde la consola portátil? Para algo tiene conexión Wi-Fi, ¿no? Nadie duda de las ventajas y posibilidades que ofrecen estos servicios, pero lo cierto es que todaví­a se les pueden pedir algunas mejoras.

Ví­a: elotrolado.net

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp