Los japoneses comienzan a prescindir del ordenador 4
«Cada vez hay menos cosas que sólo pueda hacer un PC». Esta frase de Hiroyuki Ishii, del Departamento de Ventas de la firma NEC, resume a la perfección la situación del PC en Japón. En el segundo cuarto de 2007, la venta de ordenadores de sobremesa en Japón descendió un 4,8%, y un 3,1% en portátiles. Y la tendencia bajista se mantiene desde hace año y medio. Los fabricantes ven la causa en las nuevas aplicaciones cada vez más presentes en aparatos como el teléfono móvil o el televisor.

Según una encuesta hecha en 2006 por el Ministerio del Interior nipón, más de la mitad de los japoneses usan el correo electrónico y navegan por Internet desde su teléfono móvil. Aunque sea menos trascendente, también es significativo que el 4% ha dejado de usar completamente el ordenador para enviar e-mails. Masahiro Katayama, de la consultora IDC, afirma que «ahora los niños japoneses crecen usando teléfonos móviles, y no PCs».

Los japoneses comienzan a prescindir del ordenador 4Y esto está pasando con muchos otros aparatos: los reproductores de música descargan las canciones directamente de Internet, las videoconsolas tienen conexión Wi-Fi, las cámaras de fotos se conectan por Bluetooth a las impresoras, las nuevas teles de alta definición descargan las pelí­culas de la Red y las guardan en un disco duro, junto con música y fotos.

El mercado se satura

Parece que, en el paí­s del sol naciente, se está acabando la era en que habí­a que renovar el ordenador cada poco tiempo. «Ya no impresionan los discos duros más grandes y los procesadores más rápidos. Ahora los consumidores están buscando máquinas complementarias con sus equipamientos electrónicos», sentencia Hiroko Nakamura, de Sony Japan.

Y esto lo están notando todas las firmas en el paí­s asiático. Para Hitachi, los ordenadores han supuesto menos del 1% de sus ventas anuales. En 2006, los ingresos de NEC y Sony en este sector disminuyeron respectivamente un 6,2% y un 10% respecto al año anterior. Incluso Apple, una firma con un público reducido pero fiel, ha visto caer sus ventas en Japón un 5% en lo que llevamos de 2007.

Damian Thong, analista de Macquarie Bank, afirma que los japoneses, «una vez fuera de la oficina, normalmente se contentan con escribir e-mails o descargar música en sus móviles». Pero la tendencia no sólo se nota entre los usuarios domésticos: las empresas ahora esperan más tiempo para reemplazar su equipamiento informático, ya que los avances en este campo son menos trascendentales que hace años.

Los japoneses comienzan a prescindir del ordenador 4Saliendo al paso

Lejos de arrojar la toalla, los fabricantes están respondiendo a la tendencia con equipos más económicos, con más diseño y más prestaciones. Por una parte proponen terminales con precios reducidos, y por el otro presentan modelos muy vistosos y pensados para ser el centro del ocio digital en casa. «Tenemos que transmitir el mensaje de que los PCs están en la cima en términos de potencia y rendimiento», concluye Ishii.

A nivel mundial, la venta de ordenadores no para de crecer. Pero en el campo de la tecnologí­a, el mercado japonés suele adelantarse a lo que después pasa en el resto del mundo. En Estados Unidos también comienza a notarse un pequeño retroceso en el sector. En España estamos todaví­a muy lejos de la situación, pero de momento los portátiles ya se han impuesto a los sobremesa. Y esto es algo que se produjo hace años en Japón y Estados Unidos. ¿Seguirá cumpliéndose esta lógica mundial?

Ví­a: Yahoo! News

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.