Ésa es la esencia de la Tune-In Bed. Una cama a la que podemos conectar el iPod (o el reproductor de MP3), y que tiene dos altavoces en la cabecera, además de botones para controlar el volumen y elegir las canciones.

La cama se vende por Internet en varios colores y tamaños. El pequeño cuesta 700 dólares (unos 530 euros), 900 $ (unos 680 euros) el mediano y 1.000 $ (algo más de 750 euros) el tamaño supergrande

¿Llegaremos a verlas en el catálogo de Ikea?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.