¿Usas Tinder o Bumble? Mucho cuidado con tus datos

Tinder, Bumble o Grindr son algunas de las aplicaciones de citas más populares en todo el mundo. Hoy en día se han convertido en una de las herramientas más populares para conocer gente y encontrar pareja. Sin embargo, este tipo de apps también tienen su lado oscuro. Y según un estudio elaborado por Mozilla, uno de los principales riesgos de utilizar este tipo de herramientas se encontraría en la protección de datos.

La cantidad de datos que aportamos en las aplicaciones para ligar se habrían convertido en un peligro importante para quienes quieren mantener su privacidad bajo control.

Tus datos privados no son tan privados

No es difícil darse cuenta de que una aplicación de citas tiene acceso a una gran cantidad de información personal sobre nosotros. Para empezar, porque cuando completamos nuestro perfil estamos aportado voluntariamente una enorme cantidad de datos, desde nuestros hobbies e intereses hasta nuestro trabajo o nuestra ubicación. Con el objeto de encontrar el amor dejamos de lado nuestro privacidad.

Además, aplicaciones como Tinder guardan nuestra geolocalización incluso cuando no tenemos la aplicación activa. Por lo tanto, estamos permitiendo que una aplicación pueda tener acceso en todo momento incluso al lugar en el que estamos o por dónde nos movemos.

Y el problema no es que tengan información, sino que comercian con ella. Las aplicaciones nos suelen informar de que van a usar nuestros datos con fines comerciales, pero es algo que habitualmente se encuentra en la letra pequeña y no nos paramos a mirarlo cuando creamos la cuenta en Bumble o similares. De esta manera, casi sin pensar estamos vendiendo no sabemos bien a quién nuestra información personal.

tinder-ia

A peor con la Inteligencia Artificial

Muchas de estas aplicaciones citas están añadiendo herramientas de Inteligencia Artificial con el objetivo de ayudarnos a encontrar a nuestra media naranja de una forma más eficiente. Pero esto que lógicamente tiene su lado bueno también las hace más peligrosas a nivel de privacidad.

Así, Tinder usa la IA para ayudarnos a elegir la mejor foto de perfil, mientras que Grindr va un poco más allá y está trabajando en la inclusión de un chatbot que pueda actuar como algo así como un novio virtual. Herramientas atractivas que hacen que nos olvidemos de posibles problemas de privacidad.

Y es que cada vez que usemos una de estas herramientas para buscar pareja estaremos contribuyendo a entrenar a herramientas de Inteligencia Artificial, independientemente de que sea o no nuestro deseo. El interés por mantener la privacidad parece quedarse cada vez más difuso.

grindr

Ya han surgido los primeros escándalos

Cuando se habla de temas de privacidad, es fácil querer pensar que total, no va a pasar nada. Pero no pasa nada hasta que pasa, y ya ha pasado. El año pasado saltó una noticia en The Washington Post que aseguraba que un grupo católico estaba monitorizando Grindr para averiguar si alguno de los miembros de dicho grupo estaban utilizando la popular herramienta para hombres que buscan contactos con otros hombres.

Y lo normal es que este tipo de problemas sean cada vez más comunes. El informe de Mozilla recoge que el 80% de las apps de ligue venden datos de sus usuarios y solo el 52% tiene un sistema adecuado para proteger a sus usuarios. Además, algunas de las apps más populares como Tinder, Bumble o Grindr son las que más problemas han dado en este sentido, mientras que otras menos conocidas como Lex, Happn o eHarmony se encuentra entre las aplicaciones para encontrar pareja más seguras que hay ahora mismo en el mercado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.