5 formas de sacarle partido a los auriculares Bose QuietComfort

Los auriculares Bluetooth sin cables Bose QuietComfort Earbuds (280 euros), que hemos podido probar a fondo, siguen ganando adeptos. Gracias a su total ausencia de cables (máxima libertad de movimientos), su calidad de sonido y su sistema de cancelación de ruido… son los auriculares del momento. Descubre cinco formas de sacarles partido a estos Bose, cuya aplicación de móvil dedicada, además de configurar cómo los controlamos a través de su superficie táctil, nos permite acceder a radios y otros servicios de música en línea directamente.

bose-quietcomfort-earbuds

Para aislarse en casa…

Unos auriculares con la calidad de sonido de los Bose QuietComfort ya nos «aíslan» porque nuestro cerebro se distrae con la música. Al conectar con nuestros temas favoritos, dejamos de procesar el ruido de fondo, aquello que nos rodea, y nos dejamos llevar por el sonido… A veces escuchar música en casa no es tan fácil porque no tenemos la tranquilidad o silencio deseable, y unos auriculares son la mejor solución. Estos Bose cuentan con un microaltavoz interno y una acústica muy evolucionada, a lo que se suma el procesado electrónico de la marca: da igual a qué volumen escuchemos, Bose adapta el sonido a nuestra curva de escucha subjetiva para que ni a bajo volumen nos falte impacto en graves o detalle en agudos, ni a alto volumen (con precaución…) haya un exceso sino que esté todo en su sitio.

5 formas de sacarle partido a los auriculares Bose QuietComfort 1

No podríamos usar un equipo de Hifi tradicional con altavoces en un ambiente poco tranquilo, pero nos ponemos los auriculares y pasamos a otro mundo. Los QuietComfort son cómodos gracias a su aun compacto tamaño y adaptadores en goma blanda (silicona). Se introducen ligeramente en el oído, ofreciendo así ya algo de aislamiento acústico del entorno, y el labio sujeta el auricular dentro de la oreja. Ese aislamiento «pasivo» ya es notable para mantenernos al margen y poder distruftar se du sonido. Y a disfrutar de la música vía Bluetooth 5.1… con un potente as en la manga: poder activar la reducción de ruido electrónica.

… y para aislarse fuera de casa

El sistema de cancelación de ruido de los Bose QuietComfort, que les da nombre, puede rematar el aislamiento que ya consiguen los auriculares al llevarlos en los oídos. Bose lleva muchos años trabajando en estos sistemas y con estos auriculares se han empleado a fondo. El sistema es tan eficaz que podemos activar su disminución con un toque (configurable a través de la aplicación del móvil) para poder atender a alguien que nos hable en ese momento. Así, la cancelación de ruidos puede incluso desactivarse totalmente cuando queramos para una «transparencia» plena y poder escuchar a quien nos hable o el ambiente si esperamos un aviso (embarque, cita médica, etcétera).

Bose QC Earbuds (3)

En casa este sistema puede ser necesario (niños o vecinos ruidosos) pero fuera de ella, en la calle o la oficina, su «magia» nos sorprenderá. Es tremendamente eficaz con ruidos constantes, como el del aire acondicionado o un ventilador, o el ruido de fondo en un tren o avión. Pero también amortigua mucho ruidos súbitos y basta probar a desactivarlo para apreciar la diferencia. Un auténtico aislamiento acústico.

Habla sin ruidos

El sistema de cancelación de ruido de los Bose QuietComfort Earbuds no solo funciona con lo que escuchamos. También trabaja con los micrófonos de los auriculares cuando los usamos para hablar, eliminando ruidos de fondo (como el viento) y permitiendo que quien nos escuche se centre en nuestra voz.

Bose QC Earbuds (2)
Los Bose QuietComfort EarBuds por dentro

Es el auricular derecho el que dispone de una matriz de micrófonos que trabajan captando nuestra voz pero también los ruidos ambientes. El procesador discrimina esos ruidos (viento, ruido de rodadura de un autobús o metro, ventiladores…) y los elimina, transmitiendo solamente nuestra voz: nos escucharán y entenderán mejor. En plena calle con ruido, o en una zona con viento (balcón o terraza), la gente que te escuche creerá que estás hablando en una habitación cerrado y en silencio… parece mágico pero es tecnología, claro.

Para pasear o correr

Aunque Bose dispone de los Sport Earbuds como alternativa «deportiva», es cierto que los QuietComfort son buenos también para correr o hacer deporte. Son apenas algo más voluminosos o pesados (8 gramos y medio frente a 7 gramos), también resisten la humedad (IPX4) y también quedan bien fijados en el oído. Miden 3,9 centímetros por 2,6 cm, con una profundidad de 2,7 cm, y vienen con tres tamaños de adaptadores de goma blanda para encontrar el perfecto para nuestras orejas (cómodo y que no se nos caiga).

Poder llevarlos para escuchar música, algún mensaje de aplicaciones de deporte o para conversar por teléfono, y poderlo hacer sin tener que sacar el móvil de la riñonera o bolsillo, es toda una ventaja gracias al control táctil de su superficie exterior. Se puede programar qué función queremos para cada acción o toque, a través de la aplicación Bose Music. Al final, podremos montar en bici o correr con ellos, o llevarlos en el gimnasio, y seguir aprovechando sus ventajas y disfrutar de su calidad sonora. Se convertirán en imprescindibles todo el día…

Hasta 18 horas sin enchufes

Otra ventaja de estos auriculares es la duración de su batería. A las seis horas que dura la batería interna de los Bose QuietComfort Earbuds, se suman las dos cargas completas que es capaz de darnos su estuche. Cada vez que los guardamos en él, la batería del estuche carga los auriculares, y varios LED indican tanto la carga de estos como el nivel de carga de la batería del estucha. Si agotamos cada vez los auriculares, serían tres cargas por seis horas: en total, pues, 18 horas de autonomía, sin necesitar un enchufe donde cargarlos.

¿Teletrabajo? Aíslate y disfruta con los Bose QuietComfort Earbuds

Las seis horas de los auriculares pueden parecer poco si los acabamos llevando puestos todo el día, pero además de ser realistas (no duran menos) cabe recordar que bastará guardar los Bose en su estuche durante 15 minutos para que la carga rápida nos ofrezca dos horas extra de autonomía. Por otra parte, la duración está relacionada con el uso o no (y nivel) del sistema de reducción de ruido, además del volumen de escucha. Ah y su compacto estuche se puede cargar de forma inalámbrica: basta dejarlo sobre una base (Qi) y así siempre estarán a tope.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.