twitch

Este año las campanadas de fin de año han cambiado un poco. Y no sólo por la pandemia. Al vestido de la Pedroche y al corazón de Anne Igartibruru, este año se ha sumado el desparpajo de un outsider de Internet. Ibai Llanos. ¿Cómo dices? ¿Quién es ese? Por si no lo conoces, Ibai es una de las caras más conocidas de Twitch en España. Y no es poca cosa. Este año, ha reunido a más de 500.000 espectadores para despedir el 2020. Hasta el ex ministro Salvador Illa se conectó al canal del bilbaíno.

Y alguno se preguntará… Pero ¿Qué es eso Twitch? Pues muy fácil. Es una plataforma de vídeo por Internet y en directo. Una pantalla, a medio camino entre Instagram y YouTube. En realidad, podríamos decir que es un portal de televisión online. Y es que, en Twitch podemos ver todo tipo de canales en directo. La mayoría, centrados en mostrar a alguien que está pegándole a los videojuegos. Un busto parlante, un presentador de Internet o como lo llaman los chicos en perfecto inglés, un streamer. Aquí, el joven juega solo o en compañía de otros amiguetes y, siempre, con los títulos más populares. Claro que también hay veces en que los propios streamers suben un vídeo en directo para hablar un rato con sus seguidores o para contar historias de su vida.

Alguno dirá que eso lo ven cuatro gatos. Pues no. En diciembre, sobre todo los más jóvenes, vieron casi 2.000 millones de horas de contenido de Twitch, con una media de 18 millones de personas entrando a la plataforma cada día. Bueno. Pues si esto de Twitch te sonaba a chino, hoy te vamos a contar qué es, como funciona y lo que puedes encontrar en esta plataforma de TV a través de Internet.

Si quieres escucharnos, puedes hacerlo a través de Spotify, iVoox, iTunes, Google Podcast o incluso YouTube. Aquí te dejamos los enlaces:

Escucha el podcast de Chema Lapuente en Spotify

Escucha el podcast de Chema Lapuente en iVoox

Escucha el podcast de Chema Lapuente en iTunes

Escucha el podcast de Chema Lapuente en Google Podcasts

podcast

¿De dónde sale Twitch?
Verás. Nos situamos en 2007. Justo un año después de que naciera YouTube. Entonces, dos jóvenes estadounidenses, Justin Kan y Emmett Shear, crearon la página web Justin.tv. La idea era que a través de esta web se transmitiera en directo la vida de Justin Kan con una webcam enganchada a su gorra. Más adelante, crearon distintos canales dentro de la web para poder ver retransmisiones en directo de más gente. Y como los videojuegos tuvieron enseguida mucho éxito, se creó un portal dentro de Justin.tv llamado Twitch en 2011, enfocado directamente a los videojuegos online. Vamos lo que se conoce como e-sports o deportes electrónicos.

¿Y qué vemos en estos canales?
Básicamente, personas que le pegan a los videojuegos online de forma profesional en torneos. De hecho, tienen equipos y patrocinadores. No te pienses que es cualquier cosa.

¿Y qué Pasó con Justin TV?
En 2014, desapareció por completo y quedó solo Twitch. Su popularidad llamó la atención de los grandes. De hecho, Google tanteó para comprarlo. Pero el acuerdo fracasó y entró Amazon, que lo compró por algo menos de 950 millones de euros.

Estamos con David Readman de tuexperto.com hablando de la última plataforma de vídeo en Internet. En concreto, de Twitch un servicio que compró Amazon en 2014. ¿El objetivo de Amazon? le venía bien para competir con YouTube, que es de Google.
En efecto. Y Amazon lo compró en septiembre de 2014. Desde entonces la popularidad de Twitch ha crecido mucho. Y, además, con mucho protagonismo de los streamers españoles. De hecho, en el top 3 de las transmisiones más seguidas de la historia a través de la plataforma, están dos españoles. Uno de ellos es TheGrefg, un streamer murciano que ha conseguido reunir a más de 600.000 espectadores para ver una skin o personalización del Fortnite.

Explícanos que eso de una skin y que es el Fortnite.
Fortnite es un videojuego de tiros. Eso que llaman tipo shooter. Básicamente, te lanzan en paracaídas junto a otras 99 personas a una isla para que os matéis entre todos hasta que solo quede uno. Uno de los motivos por los que sigue siendo tan popular es que nunca se ha dejado que se pague por tener ventajas de batalla respecto a los usuarios que no paguen. Lo que sí se puede comprar en el Fortnite son estas skins o personalizaciones. Por ejemplo, puedes ir vestido con el traje de Batman, con el disfraz de un tiranosaurio o con la armadura del Mandaloriano de la popular serie de Disney.

Muy bien, ¿y el siguiente streamer con más visualizaciones?
Es Ibai Llanos. Un tío que se ha hecho muy famoso al principio por comentar partidos del FIFA pero que ha dado el salto y ha conseguido congregar en partidas de videojuegos a futbolistas como Courtois, Neymar o el Kun Agüero. Curiosamente, la retransmisión en directo en la que consiguió reunir a más de medio millón de personas a la vez fue la de las Campanadas.

Vamos, más audiencia que muchos canales autonómicos. ¿Y cómo está respecto a YouTube? ¿De verdad es una amenaza?
Pues mira, buscando los datos más recientes de las dos plataformas, he conseguido una cifra para poder compararlo. Para que te hagas una idea, cada día en YouTube se consume más de 1.000 millones de horas de vídeo en todo el mundo, según datos de la propia Google. En Twitch, en un mes, se consume 1.800 millones de horas.

En todo un mes. Vamos, que la diferencia ahora mismo es de 15 a 1 a favor de YouTube.
Sí, todavía sí, aunque YouTube haría bien en no dormirse en los laureles, porque desde que llegó la pandemia la audiencia de Twitch (esas horas de vídeo consumidas) se ha duplicado… en menos de un año.

Vale y cómo funciona Twitch. ¿Es como YouTube?
De cara al espectador se parece bastante. Todos esos miles de vídeos publicados se organizan también por temáticas y por canales. Y son los creadores de contenidos, los streamers, quienes se encargan de subir sus vídeos. La principal diferencia de Twitch respecto a YouTube es que se centra muchísimo en los directos, mientras que, en YouTube, lo que más funciona son los vídeos ya pregrabados. Eso sí, la página principal de Twitch tiene su enganche. Entiendo por qué la gente se pasa tantas horas mirando esta plataforma.

¿Por qué lo dices?
Porque al abrir Twitch en el navegador, en la parte de arriba ves en forma de carrusel los directos más interesantes del momento, como si fueran los canales de la tele. Basta con hacer un click para zapear entre ellos. En la aplicación del móvil también tenemos algo parecido pero en la pestaña que se llama “Descubrir”. Ojo, una de las grandes diferencias que vas a encontrar con los típicos vídeos de YouTube o con los directos de Instagram, es el tiempo. En Twitch es normal un directo de una hora o de varias. Y esto es porque se retransmiten torneos de un videojuego, porque el streamer se pasa la tarde hablando de sus cosas o, simplemente, porque retransmite como intenta pasarse un juego. Y mientras, los chicos se enganchan.

Y ¿estos son los contenidos más interesantes de Twitch?
Seamos sinceros. En Twitch lo petan los directos de los streamers relacionados con videojuegos. Ya sea retransmitiendo una partida, un torneo o simplemente hablando de su vida. Estos son los vídeos que más espectadores tienen. Es, con diferencia, la temática número 1. Después, pero a distancia, la segunda temática que más encuentras está relacionada con la música. Aquí puedes encontrar músicos que tocan en directo o cantantes que cantan frente a la cámara. Y que incluso aceptan peticiones de sus espectadores. Vamos, como el pianista del bar del hotel de toda la vida. Pero en versión moderna y con luces LED de colores. Si escarbas mucho puedes encontrar otras cosas. Por ejemplo, el otro día pude ver un directo de un artista que pintaba un cuadro mientras hablaba a la cámara. Pero, lo dicho, son casos minoritarios, la mayoría de los streamers de esta plataforma se centran en el mundo del videojuego.

twitch

David Readman de tuexperto.com nos está contando como es la última plataforma de vídeo en directo por Internet. Twitch. David, para alguien que viene de fuera, ¿qué me puedes decir de la calidad de los vídeos?
Sorprende. Tienen buena calidad. Claro, sobre todo, los canales que tienen más seguidores. Por ejemplo, están los streamers que siguen los torneos de videojuegos más populares. Y tienen su set bien preparado, conectan con otros colaboradores y comentan las partidas como si fuera un partido de fútbol… Hay veces que sientes como si estuvieras viendo un canal normal de la tele.
Estos streamers se montan su set con un buen micro, un decorado moderno y atractivo y, claro, siempre sentados en una silla de gamer. Tengo que reconocer que eso de los directos es bastante adictivo. Te pones delante de la pantalla y no paras de zapear para ver lo que están echando.

Vale y ¿de dónde sacan el dinero para montarse todo esto? Porque tengo entendido que hay bastantes youtubers que se están pasando también a esta plataforma…
El negocio en Twitch está muy bien montado. Me parece una plataforma que, sin ser tan popular como YouTube, tiene un modelo de negocio atractivo. Te explico. Hay anuncios, como en YouTube, pero menos y además más controlados por el streamer, que puede elegir si quiere que aparezcan anuncios en sus vídeos y cuando quiere lanzarlos. Aquí hay bastante polémica porque Twitch lleva tiempo intentando introducir la estrategia típica de YouTube, con anuncios automáticos que aparezcan siempre.

¿Tú crees que los anuncios constantes van a entrar en Twitch como ya pasa en YouTube?
Tarde o temprano, tiene toda la pinta. De hecho, en Twitch meten anuncios automáticos cada 10 minutos de directo para los usuarios que usan un bloqueador de anuncios.

Hombre, eso no está mal siempre que no se abuse. Todos tenemos que comer… y, si la publicidad no es exagerada, es una forma de mantener el canal.
Sin duda. Sin embargo, donde realmente consiguen dinero, es con las suscripciones. Al contrario que pasa en YouTube, en Twitch las suscripciones son todas de pago. El truco es que con un directo puedes interactuar mucho con los seguidores, responder preguntas, bromear y trolear… Pero, el chat está reservado solo para los suscriptores, además de incluir otras ventajas como iconos y algunas cosas más.

De entrada, me cuesta entender lo de pagar por chatear en un directo…
Pues te sorprenderías de saber la cantidad de gente dispuesta a pagar por poder interactuar con sus iconos de Internet. Tiene sentido. Imagina que en tu adolescencia te hubieran dejado chatear con tu cantante favorito. O que, incluso, por pagar una cantidad razonable, hubieras podido mandar un saludo a cámara. En ese caso te habrías suscrito el primero.

Tienes razón
Aquí hay mucha interacción, no solo es un chat al uso, también hacen encuestas, votaciones de todo tipo, tiran de su popularidad para hacer retos en plan “hago esto si consigo un número X de suscripciones o de monedas virtuales…” Por cierto, en Twitch estas monedas virtuales se llaman bits.

Explica mejor eso de que hay monedas virtuales que se llaman bits
Es otra forma de conseguir dinero. Tú puedes comprar estos bits a razón de 1 euro y medio los 100 bits. Y luego simplemente en los momentos que te gusten especialmente de la partida los lanzas para apoyar al streamer.

¡Qué curioso! También decías que aquí hay que pagar por ser suscriptor de un canal ¿Cuánto puede costar lo de suscribirte a un canal?
La media que he visto es de unos 5 euros al mes para una suscripción básica. No parece una barbaridad pero claro, imposible estar suscrito a 10 ó 100 canales como en YouTube. En este caso te dejarías un sueldo en Twitch. Por ejemplo, en el canal de TheGrefg, el más popular, la suscripción básica es de 5 euros al mes. Luego tienes suscripciones de 10 y 24 euros que simplemente te dan más iconos exclusivos.

Me parece una locura cómo se mueve el dinero
Son los tiempos que corren. Cada época y cada plataforma tiene sus cosas que no se terminan de entender desde fuera. Pero hay más. También puedes regalar suscripciones a alguien en concreto o a la comunidad. El caso es que si las regalas, entras dentro del ránking y hay personas que regalan una locura de suscripciones.

Espera, espera, ¿me estás diciendo que la gente no solo paga por suscribirse si no que además regala suscripciones?
Para que te hagas una idea, sin salir del canal de TheGrefg. El mayor donante lleva más de 800 suscripciones regaladas. Mirando los precios de la página, eso significa que ha gastado más de 4.000 euros. Y hay muchas personas que pasan de las 100 suscripciones regaladas, o lo que es lo mismo, 500 euros.

¿Cuánto dinero de todo esto se lleva Twitch y cuánto los streamers?
Vamos a ver, no son datos públicos. Pero se sabe y se comenta que más o menos la plataforma se lleva el 50% del dinero que generan las suscripciones, y la otra mitad el streamer. En el caso de los más populares, el streamer se lleva más porcentaje. Por ejemplo se comenta en Internet que Ninja, el segundo con más seguidores de la plataforma, se podría llevar un 70% de lo que genera. Para que te hagas una idea del dinero que se puede mover, Ninja llegó a un acuerdo en su momento para abandonar Twitch por Mixer, una plataforma muy similar a Twitch que lanzó Microsoft. Por este acuerdo, se baraja que la compañía de Windows le pagó al streamer más de 20 millones de euros. Casi nada.

¿Y qué tal le fue a Mixer con Ninja?
Un fracaso absoluto. El año pasado decidieron cerrarlo.

¿Hay alguna forma de que me pueda suscribir a un canal sin tener que pagar dinero?
Pues sí. Si tienes una cuenta de Amazon Prime, puedes apuntarte al servicio llamado Prime Gaming. A través de este servicio, te puedes suscribir a un canal de forma gratuita cada mes. Además, tienes otras ventajas como paquetes de mejoras para juegos populares. La verdad es que si usas Twitch y estás suscrito a cualquier canal ya te sale a cuenta, porque Amazon Prime tiene un coste de 36 euros al año ahora mismo.

Y además tienes acceso a su plataforma de vídeo y a muchos envíos gratuitos cuando compras a través de Amazon.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...