review analisis galaxy s21 opiniones 2021 4

Bien entrados en 2021, marcas como Samsung han decidido adelantar su habitual calendario de presentaciones para impulsar la venta de sus buques insignias de cara a los próximos meses. El último lanzamiento de la firma surcoreana llega de la mano de la serie S21, con el Samsung Galaxy S21 como modelo de entrada a la gama.

El teléfono llega al mercado con un ligero lavado de cara y una serie de características que suponen una involución frente al Galaxy S20 lanzado en 2020. O al menos en lo que a características técnicas se refiere, pues la compañía se ha centrado en redondear la experiencia de su trío de smartphones a través de la optimización y un nuevo procesador Exynos 2100 que marca la mayoría de novedades presentes en los tres dispositivos.

¿Merece la pena desembolsar los 800 euros de partida del teléfono en plena crisis mundial? He tenido la oportunidad de probar el Samsung Galaxy S21 durante algo más de tres semanas para dar respuesta a dicho interrogante.

Ficha técnica

Samsung Galaxy S21
Pantalla 6,2 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED X2, resolución Full HD+y 120 Hz de tasa de refresco
Cámara principal Sensor principal con lente gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y píxeles de 1,8 um
Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,4um
Sensor terciario con lente telefoto de 64 megapíxeles, apertura focal f/2.0 y píxeles de 0,8 um
Cámara pasa selfies Sensor principal de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,22 um
Memoria interna 128 y 256 GB de tipo UFS 3.1
Ampliación No disponible
Procesador y memoria RAM Exynos 2100 de 5 nanómetros con ocho núcleos
8 GB de memoria RAM
Baterí­a 4.000 mAh con carga rápida de 25 W y carga inalámbrica mejorada. Fast Wireless Charging 2.0 y carga rápida compartida Wireless PowerShare
Sistema operativo Android 11 bajo One UI 3.0
Conexiones WiFi 4×4 MIMO, hasta 7 CA, LAA, LTE Cat20 (hasta 2.0 Gbps de descarga y 150 Mbps de subida) o 5G sub-6, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1
SIM nano SIM
Diseño Combinación de cristal y metal con bordes redondeados
Colores: negro, violeta, blanco y azul
Certificación IP68, resistencia al agua y al polvo
Dimensiones 151,7 x 71,2 x 7,9 milímetros y 172 gramos
Funciones destacadas Sonido estéreo AKG
Sensor de huellas ultrasónico
Reconocimiento facial mediante software
Samsung Dex
Carga inalámbrica inversa
Fecha de lanzamiento 14 de enero
Precio A partir de 860 euros

Un diseño que se deshace de las curvas y el cristal

La generación pasada ya supuso un cambio disruptivo en las líneas de diseño que Samsung había defendido a ultranza desde hace más de un lustro al aplanar la curva de la pantalla en los Galaxy S de turno. Con esta nueva iteración, la empresa se ha desecho por completo de las curvas integrando un panel totalmente plano. De hecho, la única diferencia visual que nos encontramos con respecto al Galaxy S20 se encuentra ahí, en la ausencia de curvas, lo que ayuda a eliminar de un plumazo los falsos toques que se generaban al rozar los bordes con la palma de la mano.

Mi experiencia con el Samsung Galaxy S21 tras tres semanas de uso 1

En este sentido, la experiencia mejora de manera notable, si bien la sensación de agarre no es tan confortable. Personalmente, me decanto por la última decisión de Samsung con este S21, ya que uno de los problemas que experimenté con el Galaxy S20+ fue precisamente la generación de falsos toques.

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 6

Más allá del aspecto visual de la parte delantera, donde nos encontramos la mayoría de cambios es en la parte trasera, comenzando por los materiales de construcción. En esta ocasión, el fabricante ha optado por el policarbonato para reducir el peso de todo el conjunto y mejorar su resistencia ante caídas. A pesar de que cuenta con un acabado en nacarado mate que ayuda a mejorar la sensación en mano, lo cierto es que no logra suplir la sensación de un buen cristal. Hablamos de un teléfono que se acerca peligrosamente a los 900 euros de partida, en tanto que los materiales empleados no se corresponden con el rango de precios. 

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 13

Cuando apoyamos el teléfono de espaldas sobre alguna superficie, el módulo de la cámara hace que cojee de uno de los laterales, algo que se puede solucionar parcialmente con fundas.

Aún con todo, el chasis se siente rígido y de muy buena calidad, probablemente por el diseño de los bordes, que siguen manteniendo el aluminio. De hecho, me atrevería a decir que nos encontramos ante uno de los móviles más bonitos del panorama actual, no solo por la elección de los colores, sino por el acabado de su parte trasera, y en concreto, de las cámaras, que ahora están montadas sobre un módulo más elegante si cabe que el del año pasado. A esto hay que sumarle que el tamaño de todo el conjunto no es demasiado grande (6,2 pulgadas). Recordemos que nos encontramos ante uno de los terminales de gama alta más compactos de esta nueva generación, algo que agradará a los usuarios con manos pequeñas.

Pantalla: misma calidad a costa de menor resolución

La pantalla es otro de los componentes donde Samsung ha metido la tijera respecto a la generación de 2020. Y es que a pesar de que nos encontramos con un panel prácticamente idéntico en especificaciones (Dynamic AMOLED, HDR10, 120 Hz…), la compañía ha optado por reducir la resolución hasta los 1.080 puntos. ¿Se nota? Lo cierto es que sí. ¿Supone un problema en el día a día? Para nada. La experiencia obtenida con el panel es muy similar a la del Galaxy S20, posicionándose como uno de los mejores paneles del mercado.

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 3

Aunque no es de los teléfonos más compactos, se siente realmente cómodo en mano.

Los colores, el nivel de brillo y el contraste general son prácticamente perfectos. Durante el día, los 1.300 nits de brillo nos permiten ver el contenido de la pantalla incluso con la luz incidiendo de manera directa. En cuanto a los colores, si bien son algo estridentes y vívidos para mi gusto, siempre podemos jugar con la configuración de One UI para modificar el esquema por uno más natural. La sensación táctil tampoco se queda atrás, ya que la calibración del panel es realmente buena.

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 7

La visibilidad en exteriores es de las mejores que podemos obtener en un móvil de gama alta.

¿Y qué hay de los 120 Hz? La experiencia en este aspecto no difiere respecto a la de anteriores modelos de la marca. La diferencia en este caso la encontramos en el sistema de frecuencia adaptativa que Samsung ha diseñado para cambiar la frecuencia del panel en función de las aplicaciones. En general, la fluidez tanto del sistema como de las animaciones son de lo mejor que nos podemos encontrar en Android. Y eso que nos encontramos con una de las capas de personalización más pesadas del panorama actual, aunque de ello hablaremos más adelante.

Pequeño pero matón: el rendimiento a la altura de los más grandes

Llegamos al apartado capital del Samsung Galaxy S21. Las novedades del nuevo buque insignia de Samsung están marcadas por el procesador, que en este caso se trata de un Exynos 2100 de 5 nanómetros y ocho núcleos de alto y bajo rendimiento. Le acompañan 8 GB de memoria RAM y 128 y 256 GB de almacenamiento interno.

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 5

La experiencia que nos ofrece todo este conjunto es la que se espera en un dispositivo de semejantes características. La ejecución de aplicaciones y procesos en segundo plano no suponen ningún problema para el teléfono. Los 8 GB de RAM nos permiten mantener multitud de aplicaciones en memoria sin necesidad de recargar su contenido. A esto hay que sumarle la frecuencia de actualización de la pantalla, la cual nos aporta un extra de fluidez a la hora de navegar por las distintas opciones del sistema, así como las aplicaciones y juegos compatibles.

samsung galaxy s21 analisis 2021 7

A la izquierda, puntuación del Samsung Galaxy S21 en Geekbench. A la derecha, la velocidad de lectura y escritura de la memoria interna.

Hablando de juegos, la experiencia es prácticamente perfecta. En títulos como Asphalt 9 y Call of Duty, el teléfono se presta a elegir la configuración gráfica más alta para disfrutar de la mejor experiencia en la tasa de cuadros más elevada. Y eso es lo que nos da el dispositivo: un rendimiento bruto sin cuartel. En mis tres semanas de prueba no he llegado a apreciar ningún tipo de ralentización o lag, por lo que el trabajo de optimización de la compañía es digno de elogio, un trabajo que se ve recompensado con la promesa de actualizar el dispositivo durante 3 años, tal y como confirmó Samsung hace unos meses.

samsung galaxy s21 analisis 2021 1

Call of Duty Mobile nos permite establecer los ajustes gráficos al máximo.

Lo mismo sucede en aplicaciones como Samsung Dex, que nos permite convertir la interfaz del teléfono en todo un sistema de escritorio al conectar el teléfono a un monitor externo. En ningún momento se llega apreciar una decaída del rendimiento incluso cuando hacemos uso de varias aplicaciones al mismo tiempo. En lo que respecta a la gestión de temperaturas, el teléfono gestiona de manera acertada el rendimiento del procesador, ya que solo se nota un ligero aumento de la temperatura en el módulo de las cámaras, que casualmente está fabricado en aluminio. A diferencia de la generación pasada, el Samsung Galaxy S21 carece de problemas de sobrecalentamientos.

Funciones interesantes del Samsung Galaxy S21 y One UI 3.1

samsung galaxy s21 analisis 2021 5

Aspecto de Samsung One UI 3.1 en el Samsung Galaxy S21.

  • Aplicaciones en ventanas flotantes
  • Carga rápida con posibilidad de desactivación
  • Carpeta segura
  • Dolby Atmos
  • Filtro de luz azul
  • Game Launcher
  • Grabar pantalla
  • Mensajería Dual para usar dos cuentas de WhatsApp, Facebook, Instagram…
  • Modo Concentrado
  • Modo Niños
  • Modo de uso a una mano
  • Modo noche
  • Pantalla Always on Display
  • Pantalla Edge
  • Rutinas de Bixby (Bixby Routines)
  • Samsung Dex para convertir el teléfono en un ordenador conectándolo a un monitor externo
  • Sensibilidad táctil para ajustar la sensibilidad de la pantalla
  • Sistema de gestos personalizable
  • Smart View para conectar el teléfono a una TV

La misma configuración fotográfica que el Galaxy S20 con la optimización por bandera

Otro de los puntos más polémicos del Samsung Galaxy S21 tiene que ver con su configuración fotográfica, la cual replica las especificaciones del Samsung Galaxy S20.  Por un lado, el teléfono cuenta con tres cámaras en su parte trasera de 12, 12 y 64 megapíxeles. El primer sensor hace las funciones de sensor principal, mientras que el resto de cámaras se valen de una lente gran angular y un sensor teleobjetivo de 3 aumentos para dotar al teléfono de mayor versatilidad.

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 8

A grandes rasgos, las diferencias con respecto a su antecesor son inexistentes. La compañía ha argumentado esta decisión con la mejora de los algoritmos de Inteligencia Artificial y post procesado de imágenes, así como la adición de nuevos modos de fotografía. Estas mejoras llegan a través de la fotografía computacional, ya que ahora el módulo que gestiona la Inteligencia Artificial aplicada es el doble de rápido que el del Galaxy S20.

Mi experiencia con el Samsung Galaxy S21 Ultra tras una semana de uso

A esto hay que sumarle que el procesador de imágenes ahora es capaz de separar el sujeto del escenario para gestionar los parámetros de la imagen de manera independiente, lo que debería resultar en una mejor calibración de los colores, un mejor desenfoque en el modo Retrato y un mejor detalle en las texturas. Pero, ¿son ciertas todas estas mejoras?

Si nos centramos en el sensor principal, que en este caso parte de una resolución de 20 megapíxeles y una focal f/1.8, las sensaciones son muy similares a la que obtuve con el Samsung Galaxy S20+. Por un lado, la definición de las imágenes durante el día es correcta para el tipo de sensor ante el que nos encontramos. Lo mismo sucede rango dinámico: el post procesado de Samsung logra levantar el detalle de las imágenes en las zonas oscuras y claras, sí bien se llega a apreciar una sobresaturación de los colores cuando cuando fotografiamos zonas con vegetación o a cielo abierto.

Fotografías con el senso principal. 

Vale decir que esta forma de actuar sobre las fotografías es propia de la filosofía de Samsung. Personalmente, considero la interpretación de los colores algo exagerada, aunque entiendo que las preferencias de los usuarios van en esa dirección. Otra de las carencias de este procesado la encontramos en el balance de blancos. En imágenes donde el verde o el azul predominan sobre otros colores, el teléfono tiende a colorear el resto de elementos de la imagen, dando una sensación de filtro bastante poco fiel a la realidad. Lo mismo sucede, por ejemplo, cuando la luz del Sol incide directamente sobre un objeto o cuerpo: el procesado tiende a hacer más amarillas las imágenes.

El procesado de las imágenes tiende a ‘verdear’ o ‘amarillear’ determinadas fotografías.

En cuanto al comportamiento de la cámara durante la noche y en escenarios de baja luz, Samsung saca pecho con unos resultados bastante decentes gracias al tamaño de los píxeles, de 1,8 micras, y el procesado. La definición de las imágenes es correcta, así como el nivel de luminosidad. En determinadas zonas, eso sí, se aprecia un lavado de las texturas cuando la luz es escasa, algo que el modo Noche no consigue corregir. De hecho, este modo se limita a corregir el balance de blancos de las imágenes, con un aspecto más natural y menos anaranjado que el de las imágenes capturadas con el modo Automático.

Fotografía con el sensor principal en modo Automático (a la izquierda) y modo Noche (a la derecha).

Fotografía con el sensor principal en modo Automático (a la izquierda) y modo Noche (a la derecha).

En este sentido, el rendimiento queda muy por debajo de marcas como Huawei o Apple, por ejemplo, ya que la luminosidad obtenida no difiere mucho de lo que obtenemos con el modo de fotografía predeterminado. A cielo abierto tampoco podemos jugar con la astrofotografía, ya que el tiempo de exposición no es lo suficientemente alto. En algunas ocasiones, incluso, se llega a apreciar ciertas zonas quemadas, señal de que la Inteligencia Artificial se limita únicamente a levantar las luces de las zonas más iluminadas.

Todas estas sensaciones se aplican también al apartado del vídeo. En general, la calidad de imagen es similar a la que obtenemos en fotografía pura, con una ligera saturación que se aplica sobre todo a los colores predominantes. En el terreno de la estabilización, Samsung ha hecho también un buen trabajo, aunque sigue estando lejos de lo que Apple ofrece, por ejemplo, con sus iPhone 12 y 12 Pro. Donde sí se aprecia una mejora sustancial es en el autoenfoque, que por fin da buenos resultados a la hora de enfocar un objeto de cerca, a diferencia de la gran mayoría de S20. Cabe destacar la integración de un modo manual de vídeo que nos permite sacar todas las posibilidades del sensor, con control de luces, enfoque y otros tantos parámetros de imagen. También la posibilidad de grabar vídeo en resolución 8K a 24 FPS y en 4K a 60 FPS. Eso sí, el teléfono en este escenario se recalentará más de lo normal.

Fotografías con la lente gran angular. 

Habiendo hablado largo y tendido del sensor principal, toca hablar de la cámara secundaria, que en este caso se vale de un sensor de 12 megapíxeles, una lente gran angular y una focal f/2.2 que limita sus posibilidades en fotografía nocturna. Las sensaciones con este sensor son prácticamente idénticas a las del Samsung Galaxy S20. Cuando la luz y las condiciones acompañan, el resultado de las fotografías es bueno, aunque no tan definido como el sensor principal, sobre todo en lo que concierne a detalle y rango dinámico.

La cosa cambia cuando nos encontramos ante condiciones de luz algo más complejas, dado que el efecto mantequilla de las texturas aparece para sacar luz de donde no la hay. En otras palabras, los resultados de este sensor durante la noche son ciertamente decepcionantes, algo que tras unas cuantas generaciones no se puede consentir. Afortunadamente, el trabajo de Samsung en el apartado de vídeo con este sensor es bueno, al contar con un campo visual más amplio, lo que nos da la posibilidad de jugar con la estabilización. De hecho, el teléfono incorpora un modo denominado Super Estable cuyos resultados son bastante decentes, al menos durante el día, ya que durante la noche, sus evidentes carencias lo hacen prácticamente inútil.

Fotografía con sensor principal (a la izquierda) y lente gran angular (a la derecha).

Llegamos a la tercera y última cámara de la parte trasera. Basada en un sensor de 64 megapíxeles con lente teleobjetivo de 3 aumentos y una apertura focal f/2.0. En este caso, los resultados generales se quedan a medio camino entre el sensor principal y el sensor secundario. Por un lado, la amplitud de la lente nos permite capturar objetos cercanos con gran detalle, a la par que nos da cierto juego para sustituir a un macro inexistente.

Fotografías con la lente teleobjetivo. 

La resolución del sensor también nos invita a realizar zoom digital hasta los 6 ó 10 aumentos sin perder demasiado detalle. Una vez superamos estas cifras, el detalle de los cuerpos se pierde por completo, sobre todo cuando llegamos hasta el nivel máximo de zoom, que en este caso queda fijado en 30 aumentos. Afortunadamente, Samsung nos permite mantener el foco de un objeto manteniendo pulsada la parte de la imagen que queremos enfocar.

review analisis galaxy s21 opiniones 96

Fotografías con gran angular (0,5x), sensor principal (1x), lente teleobjetivo (3x), zoom digital 20x y zoom digital 30x.

review analisis galaxy s21 opiniones 97

Fotografías con gran angular (0,5x), sensor principal (1x), lente teleobjetivo (3x), zoom digital 10x y zoom digital 30x.

Mi experiencia con el Samsung Galaxy S21 tras tres semanas de uso 2

Fotografías con gran angular (0,5x), sensor principal (1x), lente teleobjetivo (3x), zoom digital 10x y zoom digital 30x.

review analisis galaxy s21 opiniones 99

Fotografías con gran angular (0,5x), sensor principal (1x), lente teleobjetivo (3x) y zoom digital 30x.

review analisis galaxy s21 opiniones 95

Fotografías con gran angular (0,5x), sensor principal (1x) y lente teleobjetivo (3x).

Otra de las posibilidades que nos da este sensor está relacionada con la fotografía de retrato. El aumento de la lente al fotografiar personas, objetos o animales genera un desenfoque natural mucho más conseguido que el modo Retrato convencional, aunque algo menos pronunciado.

Fotografía con lente teleobjetivo (a la izquierda) y sensor principal con modo Retrato activo (a la derecha).

Fotografía con lente teleobjetivo (a la izquierda) y sensor principal con modo Retrato activo (a la derecha).

Fotografía con lente teleobjetivo (a la izquierda) y sensor principal con modo Retrato activo (a la derecha).

Durante la noche, eso sí, el sensor pierde bastante detalle. Lo mismo sucede cuando grabamos vídeo con esta cámara. A menos que la escena esté bien iluminada, las características del sensor limitan bastante las posibilidades del teléfono, a lo que hay que sumar que la cámara carece de estabilización óptica, en tanto que la estabilización de los vídeos brilla por su ausencia.

Olvídate de las fotografías de la Luna con la lente teleobjetivo.

Toca hablar, por fin, de la cámara delantera, que consta de un sensor de 10 megapíxeles y una apertura de foco f/2.2. En este caso, las mejoras no son muy apreciables si las comparamos con las del anterior modelo, ya que es el mismo sensor a grandes rasgos. En general, las imágenes están definidas, si bien se aprecia una corrección algo exagerada del software cuando fotografiamos pieles y/o texturas algo irregulares, con un efecto belleza que poco o nada tiene que ver con la realidad.

Fotografías con la cámara frontal: modo Automático y modo Ampliado.

Este efecto se delata aún más cuando la luz decae sobre la escena, ya que el algoritmo intenta levantar las luces a costa del detalle de las imágenes, con unos resultados francamente mejorables. La buena nueva es que la amplitud de campo de la lente nos permite jugar con la fotografía grupal, si bien Samsung muestra por defecto la imagen recortada. En lo que respecta al apartado del vídeo, sí que se aprecia una mejora en la estabilización y el tratamiento de las luces y las sombras, algo que también se aprecia en el sensor principal de la cámara trasera.

Pruebas de vídeo del Samsung Galaxy S21

Todos los modos de cámara del Samsung Galaxy S21

samsung galaxy s21 analisis 2021 6

Interfaz de la aplicación Cámara de Samsung.

  • Modo Captura única
  • Modo Comida
  • Modo Cámara lenta
  • Modo Cámara rápida
  • Modo Enfoque dinámico (modo retrato)
  • Modo Foto
  • Modo Noche
  • Modo Panorámica
  • Modo Pro
  • Modo Superlenta
  • Modo Vídeo
  • Modo Perspectiva de director
  • Modo Vídeo vertical
  • Modo Video profesional

Todas las opciones de cámara del Samsung Galaxy S21

  • AF con seguimiento
  • Cuadrícula
  • Detección de defectos
  • Estabilización vídeo
  • Etiquetas de ubicación
  • Fotos animadas
  • HDR Tono enriquecido
  • Imágenes como en vista previa
  • Inicio rápido
  • Mantener pulsado Cámara para (Sacar una foto, Hacer una ráfaga, Crear GIF)
  • Modos de cámara
  • Métodos de disparo (Pulsar botón Volumen, Control de voz, Botón Cámara flotante, Mostrar palma)
  • Opciones avanzadas de grabación (Vídeo de alta eficiencia, Vídeo HDR10+)
  • Opciones de guardado (Imágenes HEIF, Corrección súper gran angular, Corrección de forma selfie)
  • Optimizador de escenas
  • Revisión rápida
  • Sugerencias de composición

Un sonido a la altura del resto del conjunto

La gama alta de Samsung se caracteriza por contar con uno de los mejores apartados sonoros del mercado. Y el Samsung Galaxy S21 no iba a ser menos. Acompañado de dos altavoces, uno junto a puerto de carga y otro en la parte superior de la pantalla, la experiencia sonora se encuentra a la altura del resto del conjunto.

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 11

Aunque el volumen máximo no es tan alto como el que se podría esperar, la calidad del sonido nos confiere una experiencia acorde a lo que se espera de un teléfono de semejantes características. En general, la ecualización en su configuración de fábrica es más que correcta y nos permite disfrutar de todas las frecuencias incluso con el nivel de volumen en su punto máximo. De hecho, los altavoces no llegan a saturar el sonido en ningún momento, algo que se agradece si vamos usar el teléfono como altavoz portátil en sesiones de entrenamiento, por ejemplo. Sí que he llegado a apreciar una falta de fuerza en las frecuencias más bajas, aunque esto puede deberse al propio tamaño del dispositivo y los altavoces, limitados por las dimensiones físicas del terminal. En este sentido, la experiencia queda un escalón por debajo de lo que ya ofrecía el Samsung Galaxy S20 del año pasado.

Otro de los puntos negativos del terminal es que no nos encontramos con ningún tipo de puerto para los auriculares, por lo que tendremos que echar mano de algún adaptador. A la ausencia de este puerto se le suma la eliminación de los auriculares que la marca suele incluir en la caja, unos auriculares firmados por AKG que marcaban la seña de identidad de la gama alta de Samsung.

La biometría mejora respecto al modelo del año pasado

Como viene siendo habitual en los terminales del fabricante surcoreano, el Samsung Galaxy S21 se vale de dos métodos biométricos de seguridad, un sensor de huellas en pantalla y un sistema de desbloqueo facial basado en software. Del primero cabe destacar que crece en dimensiones hasta en 1,7 veces respecto al sensor de pantalla del Galaxy S20. Pero, ¿supone una mejora real frente al modelo de 2020?

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 1

El aumento del tamaño del sensor de huellas se aprecia también en la animación que Samsung muestra al desbloquear el dispositivo con el dedo.

La experiencia general es mucho más satisfactoria que la que obtuve con el Galaxy S20+, algo que he podido apreciar tanto en velocidad de respuesta como en la superficie y el rango de reconocimiento. El desbloqueo es rápido y consistente, independientemente del lugar donde ubiquemos el dedo. Y es que al tratarse de un sensor ultrasónico, podemos llegar a desbloquear el teléfono incluso con los dedos mojados o manchados 

Si hablamos del sistema de desbloqueo facial que el teléfono incorpora, la experiencia es similar a la que obtenemos con el sensor de huellas: rápido y eficiente, aunque algo limitado si la luz no acompaña. Esto se debe a que carece de un sensor ToF de apoyo, lo que limita sus posibilidades en términos de seguridad y fiabilidad. En cualquier caso, el funcionamiento es decente.

Una autonomía con cifras mediocres hasta la última actualización

Al igual que sucede con las cámaras, Samsung ha decidido mantener la capacidad de la batería del Galaxy S20. Hablamos de una capacidad de 4.000 mAh, que en este caso se acompaña de un sistema de carga de 25 W. En teoría, la autonomía debería mejorar por la eficiencia energética del procesador. Pero, ¿es realmente así?

bateria galaxy s21

Autonomía antes de la actualización (a la izquierda) y después de la actualización (a la derecha).

Lo cierto es que no. O al menos así ha sido hasta la última actualización de software del terminal. De media, el móvil ha rondado las 5 horas de pantalla con un uso más conversador que exigente (WhatsApp, Discord, Gmail, Twitter, Telegram…) y la frecuencia de actualización de la pantalla configurada a 60 Hz. Si activamos la frecuencia variable con opción 120 Hz, las cifras bajan ligeramente hasta las 4 horas y media.

En general, la autonomía del Samsung Galaxy S21 arroja unas cifras bastante decepcionantes, o mejor dicho, arrojaba. Y es que tras la última actualización de software, estas cifras se han incrementado sobremanera, arrojando una autonomía más cercana a las 7 horas reales de uso de pantalla que a las 5 iniciales. Por desgracia, la actualización no se ha notificado hasta hace unos pocos días, por lo que no he podido jugar con las diferentes configuraciones del dispositivo para poner a prueba la batería.

La polémica del cargador

La ausencia del cargador en la caja ha separado a los potenciales usuarios del teléfono. Apoyándose en el movimiento incentivado por Apple, los nuevos buques insignia de Samsung carecen de un cargador de corriente: solo nos encontramos con un cable de carga que sirve para usar otros cargadores. Hasta ahí todo bien. El problema es que la compañía no nos da la posibilidad de optar por un cargador de manera gratuita como otros fabricantes, por lo que la velocidad dependerá del cargador que tengamos por casa.

A todo esto hay que sumarle que el cable de carga es USB tipo C en sus dos extremos, en tanto que la compatibilidad con cargadores de terceros queda limitada, por no mencionar que la mayoría de fabricantes optan por sistemas de carga propietarios, lo que limita por completo la carga rápida del dispositivo. He probado a usar tres tipos de cargadores diferentes y ninguno ha mostrado síntomas de compatibilidad con la carga rápida propietaria de Samsung. Cabe destacar que en este escenario sí que he llegado a notar un aumento repentino de la temperatura, sobre todo a la hora de usar el teléfono mientras está conectado a la corriente, aunque sin hacer un uso excesivo del mismo (juegos, multitarea, Samsung Dex…).

¿El resultado? Más de 1 hora y media de espera, algo inconcebible en un teléfono que se presupone de gama alta. Y es que Samsung nos obliga, de una manera u otra, a pasar por caja si queremos disfrutar de la caja rápida del dispositivo en su totalidad.

El punto de mejora de los procesadores Exynos sigue siendo la cobertura

Así es. Y esto es algo que lleva presente desde hace unas cuantas generaciones; prueba de ello son tanto el Samsung Galaxy S10e como el Samsung Galaxy S20+ que pude probar hace unos meses. En general, la señal obtenida en interiores con Virgin Telco haciendo uso de la red móvil Orange ha sido bastante decepcionante. Vale decir que la cobertura en la zona donde resido suele ser bastante escasa, si bien suele mejorar con teléfonos con procesadores Qualcomm. En exteriores, la cosa mejora notablemente, aunque la cobertura se encuentra por debajo de otros móviles de similar precio.

Mi experiencia con el Samsung Galaxy S21 tras tres semanas de uso 3

Cobertura del Samsung Galaxy S21 en interiores con la red de Orange a través del operador Virgin Telco.

Centrándonos en el comportamiento del resto de conexiones, lo cierto es que la experiencia ha sido positiva. El alcance del WiFi es superior al de otros teléfonos que he podido probar, llegando a ofrecer una buena conexión a unos 20 metros del router con varias paredes de por medio. Sí que he llegado a apreciar una pérdida de la señal a la hora de agarrar el teléfono por la parte superior. En cualquier caso, la experiencia es positiva.

En cuanto al Bluetooth, la conexión con dispositivos externos es correcta y prácticamente inmediata. La última iteración de la conexión (Bluetooth 5.1) nos permite alejarnos incluso a varios metros de la fuente sin sufrir pérdidas de calidad o señal. En este aspecto, el comportamiento es el esperado en un teléfono de gama alta. Como punto a destacar, el teléfono cuenta con USB 3.1, lo que nos da la posibilidad de conectar el dispositivo a monitores externos a través de un adaptador y Samsung Dex, el sistema de escritorio de Samsung que convierte la interfaz del teléfono en un completo sistema de ventanas.

Aspecto de Samsung Dex conectado a un monitor externo a través de un adaptador.

El desempeño de esta función es más que correcto, llegando a suplir las funciones de un ordenador convencional en las tareas más básicas. Eso sí, al tomar la batería del teléfono como fuente de energía, la autonomía se resentirá de manera notable, por lo que os recomiendo echar mano de un hub USB con entrada USB tipo C.

Conclusiones, opiniones y precio, ¿merece la pena?

Después de analizar todos los aspectos del Samsung Galaxy S21 en detalle, toca sacar conclusiones, las cuales dependen, por supuesto, del precio. A fecha de hoy, el precio oficial del teléfono es de 860 euros. La pregunta es la siguiente: ¿merece la pena frente a otras opciones del mercado?

review analisis galaxy s21 opiniones 2021 2

Para analizar las virtudes del teléfono debemos de tener en cuenta su tamaño, que en este caso se sitúa en las 6,2 pulgadas. Partiendo de esta premisa, lo cierto es que la apuesta de Samsung es una de la más completas que podemos encontrar en el mercado. De hecho, el único dispositivo que puede competir de tú a tú con éste es el iPhone 12, junto con el iPhone 12 Pro en menor medida (el teléfono supera los 1.000 euros de partida). La pregunta que tendremos que hacernos antes de decantarnos por un modelo u otro, por tanto, está relacionada precisamente con el sistema operativo más que con las propias características técnicas del dispositivo.

Aunque a título personal no pagaría 860 euros por un teléfono móvil, hay que reconocer que la opción de Samsung es la más completa en su rango de precios. En su conjunto, el Samsung Galaxy S21 ofrece un equilibrio que pocas marcas pueden ofrecer a día de hoy: un diseño exquisito, un apartado multimedia sobresaliente, un conjunto fotográfico competente y una autonomía que si bien no destaca frente a otras opciones del mercado, sí que se antoja suficiente para la mayoría de usuarios, sobre todo si tenemos en cuenta su tamaño. A esto hay que sumarle alicientes como Samsung Dex, los añadidos de la capa de personalización de Samsung y otras tantas funciones como la carga inalámbrica o la carga inalámbrica reversible.

Experiencia con el Samsung Galaxy S21+ tras tres semanas de uso

La conclusión es que, si bien es cierto que no nos encontramos ante el mejor móvil del mercado, sí que nos encontramos probablemente ante una de las opciones más competentes dentro del catálogo de móviles compactos con Android. Si tenemos en cuenta la depreciación que los móviles de la firma asiática suelen sufrir a los pocos meses de su salida, mi recomendación personal es adquirir el teléfono una vez su precio se reduzca hasta los 700 ó 750 euros. Esto no quita que el Samsung Galaxy S20 sea un móvil superior si atendemos a las características puramente técnicas. No obstante, la compañía ha sabido arreglar algunas de las carencias del modelo de 2020, como la gestión de las temperaturas, la autonomía o el enfoque de las cámaras.

Ficha comparativa

Samsung Galaxy S21 Samsung Galaxy S21+ Samsung Galaxy S21 Ultra
Pantalla 6,2 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED X2, resolución Full HD+y 120 Hz de tasa de refresco 6,7 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED X2, resolución Full HD+y 120 Hz de tasa de refresco 6,8 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED X2, resolución Wide Quad HD+ y 120 Hz de tasa de refresco
Cámara principal – Sensor principal con lente angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y píxeles de 1,8 um
– Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,4um
– Sensor terciario con lente telefoto de 64 megapíxeles, apertura focal f/2.0 y píxeles de 0,8 um
– Sensor principal con lente angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y píxeles de 1,8 um
– Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,4um
– Sensor terciario con lente telefoto de 64 megapíxeles, apertura focal f/2.0 y píxeles de 0,8 um
– Sensor principal con lente angular de 108 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y píxeles de 1,8 um
– Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,4um
– Sensor terciario con lente telefoto de 10 megapíxeles y apertura focal f/2.4
– Sensor cuaternario con lente telefoto de 10 megapíxeles y apertura focal f/4.9
Cámara pasa selfies Sensor principal de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,22 um Sensor principal de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,22 um Sensor principal de 40 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,22 um
Memoria interna 128 y 256 GB de tipo UFS 3.1 128 y 256 GB de tipo UFS 3.1 128, 256 y 512 GB de tipo UFS 3.1
Ampliación No disponible No disponible No disponible
Procesador y memoria RAM Exynos 2100 de 5 nanómetros con ocho núcleos
8 GB de memoria RAM
Exynos 2100 de 5 nanómetros con ocho núcleos
8 GB de memoria RAM
Exynos 2100 de 5 nanómetros con ocho núcleos
12 y 16 GB de memoria RAM
Batería 4.000 mAh con carga rápida de 25 W y carga inalámbrica mejorada. Fast Wireless Charging 2.0 y carga rápida compartida Wireless PowerShare 4.800 mAh con carga rápida de 25 W y carga inalámbrica mejorada. Fast Wireless Charging 2.0 y carga rápida compartida Wireless PowerShare 5.000 mAh con carga rápida de 25 W y carga inalámbrica mejorada. Fast Wireless Charging 2.0 y carga rápida compartida Wireless PowerShare
Sistema operativo Android 11 bajo Samsung One UI 3.1 Android 11 bajo Samsung One UI 3.1 Android 11 bajo Samsung One UI 3.1
Conexiones WiFi 4×4 MIMO, hasta 7 CA, LAA, LTE Cat20 (hasta 2.0 Gbps de descarga y 150 Mbps de subida) o 5G sub-6, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1 WiFi 4×4 MIMO, hasta 7 CA, LAA, LTE Cat20 (hasta 2.0 Gbps de descarga y 150 Mbps de subida) o 5G sub-6, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1 WiFi 4×4 MIMO, hasta 7 CA, LAA, LTE Cat20 (hasta 2.0 Gbps de descarga y 150 Mbps de subida) o 5G sub-6, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1
SIM Dual nano SIM Dual nano SIM Dual nano SIM
Diseño – Combinación de policarbonato y metal con bordes redondeados
– Colores: negro, violeta, blanco y azul
– Certificación IP68, resistencia al agua y al polvo
– Combinación de policarbonato y metal con bordes redondeados
– Colores: negro, violeta, blanco y azul
– Certificación IP68, resistencia al agua y al polvo
– Combinación de cristal y metal con bordes redondeados
– Colores: negro, violeta, blanco y azul
– Certificación IP68, resistencia al agua y al polvo
Dimensiones 151,7 x 71,2 x 7,9 milímetros y 172 gramos 161,5 x 75,6 x 7,8 milímetros y 202 gramos 165,1 x 75,6 x 8,9 milímetros y 228 gramos
Funciones destacadas Sonido estéreo AKG
Sensor de huellas ultrasónico
Reconocimiento facial mediante software
Samsung Dex
Carga inalámbrica inversa
Sonido estéreo AKG
Sensor de huellas ultrasónico
Reconocimiento facial mediante software
Samsung Dex
Carga inalámbrica inversa
Sonido estéreo AKG
Sensor de huellas ultrasónico
Reconocimiento facial mediante software
Samsung Dex
Carga inalámbrica inversa
Zoom digital de hasta 100 aumentos
Fecha de lanzamiento Disponible Disponible Disponible
Precio A partir de 860 euros A partir de 1.060 euros A partir de 1.260 euros

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,