Lenovo Trackpoint (3)

A medida que pasa el tiempo, nuestros dispositivos electrónicos empeoran su rendimiento, se vuelven más lentos y funcionan peor. En parte, esto sucede por el envejecimiento de los componentes, por la llegada de nuevas actualizaciones con funciones que requieren mayores recursos o por la degradación de la batería, en el caso de equipos portátiles.

Ya sean problemas de software o de hardware, muchas de las causas por las que un ordenador se ralentiza tienen fácil solución. ¿Quieres conocerlas? En este artículo te contamos los motivos más comunes por los que el rendimiento de tu equipo puede verse afectado y cómo puedes solventarlos tú mismo.

Empecemos por lo básico: optimiza el software

La mayoría de los problemas de rendimiento suelen solucionarse con una buena optimización de software. Aunque en este caso nos centraremos en Windows 10, otros sistemas operativos tienen herramientas y procesos similares para mejorar el funcionamiento general del equipo. ¡Empezamos!

Ojo con las aplicaciones de inicio

Aplicaciones de inicio de Windows 10

Muchas de las aplicaciones de inicio son innecesarias.

Existen muchos motivos para que un programa se inicie junto con Windows. Por ejemplo, quizá se encargue de sincronizar los archivos del equipo con un servicio en la nube, optimice el audio de tu ordenador o se encargue de buscar actualizaciones para tus controladores. En cualquier caso, algunos de estos programas no son necesarios. Por eso, te recomendamos que los elimines de la lista de aplicaciones de inicio. Lo puedes hacer fácilmente así:

  1. Abre la aplicación de configuración.
  2. Ve a la sección de Aplicaciones y, seguidamente, haz clic en Inicio.
  3. Desactiva todas aquellas que no necesites.

Recuerda que siempre es posible ejecutar dichas aplicaciones después del arranque, de forma manual.

¿Has limpiado ya tu disco duro?

Con el tiempo, en el almacenamiento de un ordenador, se terminan acumulando una gran cantidad de archivos innecesarios. Es fácil eliminarlos gracias a las herramientas oficiales del sistema operativo. Esto te permitirá oxigenar un poco tu equipo, dándole más margen de maniobra al sistema y, como consecuencia, mejorando el rendimiento. Es posible limpiar el disco duro de tu equipo así:

  1. Accede a la aplicación Configuración.
  2. Entra en Sistema y, después, en Almacenamiento.
  3. Haz clic en Configurar Sensor de almacenamiento o ejecutarlo ahora.
  4. Activa el Sensor de almacenamiento o selecciona Limpiar ahora, opción situada al final del listado de opciones.

Puedes usar este sistema manualmente para liberar espacio en tu disco. Pero, con el sensor de almacenamiento activo, Windows 10 se encarga de todo.

Simplifica el aspecto de Windows 10

7 motivos por los que tu ordenador va lento y sus soluciones 1

Evita las animaciones y otros efectos que no sean necesario para disfrutar de mayor velocidad.

Efectos, transiciones, transparencias… es cierto que todos estos elementos mejoran la experiencia de usuario. Pero en algunos equipos pueden ser un lastre. Afortunadamente, hay solución. La primera de todas se halla en la sección Personalización de la aplicación de configuración. En el apartado Colores, desmarca la casilla Efectos de transparencia para reducir la carga sobre el procesador y la gráfica.

La segunda solución permite personalizar los elementos visuales del sistema de forma más profunda. Usa el buscador de Windows y escribe «rendimiento». Selecciona la opción Ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows y, en la ventana emergente, desmarca todos los efectos visuales que consideres superfluos.

Comprueba que tu equipo no se haya infectado con un virus

Los virus y otros programas maliciosos son una causa directa que afecta al rendimiento del equipo. En ocasiones, quizá no pongan en riesgo la integridad de tus archivos o de tu ordenador, pero sí se aprovechen de los recursos del dispositivo para mostrarte publicidad o para ofrecerte funciones innecesarias. Windows 10 integra un sistema de seguridad muy solvente que debes mantener activado siempre, si quieres estar seguro. Puedes comprobar que esto es así entrando en Configuración, Actualización y seguridad y, finalmente, en Seguridad de Windows. Allí encontrarás los ajustes del Firewall, de la protección contra virus y otras amenazas y de las aplicaciones instaladas.

Como alternativa, puedes usar un antivirus. Para no duplicar esfuerzos, la seguridad de Windows se desactiva si detecta que hay una aplicación equivalente instalada. Puedes decantarte por las soluciones de Panda, AVG o Avast, muchas de ellas gratuitas.

¿Tienes la última versión del sistema operativo?

Actualizaciones de windows

Las actualizaciones siempre tratan de mejorar el rendimiento y la estabilidad del sistema.

Las últimas versiones de Windows (y de cualquier sistema operativo) aportan, además de funciones nuevas, mejoras en el rendimiento. Por eso, es vital que dispongas siempre de la última actualización disponible. ¿Cómo?

  1. Abre la aplicación Configuración.
  2. Ve a Actualización y seguridad.
  3. Si recibes el mensaje «¡Todo está actualizado!» no es necesario que actualices. En el caso contrario, aplica las actualizaciones cuanto antes.

No olvides que instalar una actualización requiere, en la mayoría de los casos, un tiempo considerable. Trata de hacer esto fuera de tu horario de trabajo o de estudios.

¿Y si todo esto no funciona? Hablemos de hardware

SSD Samsung

Actualizar los componentes clave, como la memoria RAM y el almacenamiento pueden ser la solución a tus problemas de rendimiento.

Memoria RAM

Después de analizar las posibles causas que provocan un bajo rendimiento en tu ordenador y que están relacionadas con el software, debemos centrarnos en dos de los componentes principales. Uno de los más importantes es la memoria RAM. En ella, se almacena mucha información perteneciente a los procesos activos del sistema. Si deseas actualizar la memoria RAM, debes tener en cuenta tres cosas:

  • La velocidad de la RAM. En este caso, es ideal decantarse por los componentes de última generación.
  • La capacidad de la RAM. Con una mayor capacidad, más espacio tendrá el sistema operativo para almacenar datos temporales.
  • Si es posible modificar este elemento en tu PC. Muchos ordenadores portátiles no permiten actualizar este componente.

Almacenamiento interno

Por otro lado, el almacenamiento interno juega un papel importante en el rendimiento. Los HDD, es decir, discos duros mecánicos, son mucho más lentos con los discos en estado sólido, también conocidos como SSD. Por eso, es posible que haya llegado la hora de actualizar. Deberás tener en cuenta los mismos aspectos mencionados anteriormente para la memoria RAM.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...