Bose Sleepbuds II, para dormir mejor en tiempos de pandemia

Dormir bien es un lujo: los ruidos y las vueltas que damos a las cosas pueden ser grandes enemigos. Bose nos ofrece un producto que combate las dos causas más habituales de insomnio, o mal descanso, con sus Sleepbuds II. La idea se lanzó hace un par de años, pero Bose ha mejorado el producto en esta evolución que se vende por 270 euros y que hemos podido volver a probar.

Guerra al maldito virus

Ya hemos dejado atrás el año 2020, pero la pandemia sigue con nosotros y ha cambiado muchos hábitos. Y en general la calidad de vida de muchas personas ha ido a peor: hay más problemas con el trabajo o el negocio, quien teletrabaja pierde rutinas, se hace menos deporte… y todo eso repercute en algo fundamental en la vida, dormir. Los humanos necesitamos soñar para descansar, y para eso no basta tumbarse en la cama y cerrar los ojos. En la cabeza seguiremos teniendo nuestros problemas, y quizás a los oídos nos llegue más ruido por esos vecinos que tampoco pueden dormir.

Bose Sleepbuds 2 (12)

Bose decidió lanzar en 2018 sus primeros Sleepbuds como una solución a ese problema. Se colocan como unos intrauriculares, es decir, metidos (ligeramente, no incomodan) en el canal auditivo, y ya solo con eso aislan bastante del ruido externo. Medido de forma poco científica (apreciando ruidos y midiendo con sonómetro) diríamos que superan los 12 dB de aislamiento (siendo optimistas hasta 18 dB) y eso significa que ya están reduciendo entre dos y tres veces la «cantidad» de sonido que escuchamos.

Además de eso (que a fin de cuentas ya conseguiría un sencillo tapón de oído) los Bose Sleepbuds no molestan nada gracias a su diseño y acabado (usan silicona blanda). Y, sobre todo, «suenan»: pero lo hacen de forma sutil, suave (aunque cada uno puede ajustar el volumen ésa es la idea) y sobre todo no con cualquier música ni podcast ni nada parecido. No, se trata de descansar, de desconectar, y por eso Bose ha programado una serie de sonidos basados en grabaciones naturales. El viento, el ruido del mar, del agua de un río… editado en un estudio por sus técnicos acústicos buscando patrones que relajan y además combaten el ruido exterior. Así es como Bose consigue hacernos dormir mejor, y soñar: tapándonos ligeramente los oídos y poniéndonos sonidos relajantes. Bienvenido al mundo de Sleepbuds… «dos».

Evolución y mejora: Sleepbuds II

La idea original llegó en 2018 y los probamos en su día, pero Bose ha mejorado el producto en varios aspectos. La batería de la primera versión a veces no llegaba a rendir lo deseado, se podían apagar, y también se detectaron problemas de carga. Los nuevos Sleepbuds montan una batería mejorada que les permite alcanzar 10 horas de autonomía. Curiosamente, ahora la batería es una pequeña NiMh frente a la de Litio anterior de mayor capacidad… pero que dio problemas de fiabilidad. Bose ha elegido una batería de uso en productos médicos para zanjar el problema, y la batería es suficiente gracias a la optimización de la electrónica actual. El estuche tiene su propia batería, mejorada ahora, capaz de cargar tres veces los auriculares: en total, pues, podemos estar 40 horas usándolos sin tener un enchufe. Son cinco días con sueños de 8 horas, que no está nada mal.

Bose Sleepbuds 2 (1)

Los nuevos Bose Sleepbuds II, por dentro

El diseño de los propios Sleepbuds y sus adaptadores de silicona también ha mejorado, y aisla mejor del ruido aún sin sonar. Vienen tres tamaños en la caja y la aplicación nos enseña cómo elegir el que mejor se adapte a nuestras orejas: no debe molestar y tampoco debe salirse. La parte exterior es ahora más lisa y, al movernos con la cabeza ladeada en la almohada, deslizan mejor que antes: así no hacen ruido ni se salen debido al rozamiento. Por último, el mini-altavoz interno es más potente ahora, lo que ha permitido aumentar y mejorar los sonidos a reproducir. Por cierto que el volumen está limitado (máximo 74 dB, más que sobrado para este fin) para evitar daños a largo plazo: recuerda de nuevo que los Bose Sleepbuds 2 no son auriculares para escuchar música ni otros sonidos que no sean los programados para descansar.

Aplicación Bose Sleep

Es la compañera imprescindible de los Sleepbuds: con ella podremos elegir y descargar los sonidos que más nos gusten (hay 40 y suben más), o aquellos que quizás descubramos que mejor nos hacen descansar. Algunos que nos criamos cerca del mar y vivimos muy lejos suyo, podemos descubrir que los ruidos de las olas o del agua tienen un efecto casi mágico… Bose clasifica sus sonidos en tres categorías: los que bloquean ruidos son sonidos que ayudan a bloquear ruidos externos (tráfico, ronquidos ajenos, voces, risas). Luego hay sonidos relajantes que ayudan a descansar, y por fin sonidos basados en grabaciones naturales, que son los que más eficaces nos han parecido (pero esto puede ser muy subjetivo). En su web puedes escuchar estos sonidos para hacerte una idea.

Bose Sleepbuds 2 (2)

Cuando elegimos un sonido, debemos descargarlo en los Sleepbuds: otra diferencia esencial de estos auriculares con otros es que cuentan con memoria interna y un reproductor propio. Sí, puedes apagar el teléfono y seguirán sonando. Interesante porque así no hace falta tener el móvil encendido toda la noche. La conexión es Bluetooth pero sirve para gestionar opciones o cargar sonidos, cosa que por cierto puede llevar su tiempo según el tamaño del archivo y si usas un móvil algo viejo. Bose llama a eso «modo sin teléfono«. Así, de paso, evitamos que nos lleguen avisos si recibimos una llamada, salvo que lo desactivemos («no molestar»), pero si programamos una alarma en los auriculares ésa sí sonará. Es decir que también sirven como despertador.

Descansar…

Probar los Bose Sleepbuds II nos ha dejado aun mejor sabor de boca que la primera vez con sus antecesores, aunque entonces fue un poco sorpresa descubrirlos. Los sonidos han mejorado, antes había una selección más pequeña y quizás no estaban tan trabajados, y la conexión con el móvil y la aplicación fue todo más fácil. Los hemos probado con dos personas bien diferentes y en ambientes diversos y «funcionan». De hecho, aunque es algo que depende de cada persona y que lo suyo es probarlo más a largo plazo para comparar, en la pulsera de actividad que usamos se aprecia una mejoría en el descanso: más continuidad en el sueño profundo, y menos porcentaje de sueño ligero. Como diría alguien, parece magia pero es… ciencia.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,