5 claves si estás pensando en comprar los auriculares Bose NC 700

¿Estás pensando en comprar unos auriculares nuevos? En ese caso y si el presupuesto llega (su precio normal es de 400 euros aunque suele haber ofertas) vamos a ver por qué deberías tener en cuenta los Bose NC 700, disponibles en diferentes colores y versiones.

1. Buen sonido

A veces buscando características y comparando fichas técnicas se nos olvida lo esencial: nuestros nuevos auriculares ¡tienen que sonar muy bien! Los productos de Bose no defraudan en ese sentido y los NC 700 no son una excepción. Ya la calidad de acabado da idea que los recintos acústicos no tendrán resonancias parásitas. El sistema de control de graves Bose TriPort consigue que estos auriculares, de tamaño todavía moderado, ofrezcan unos graves que esperarías de modelos más grandes e incómodos. Este sistema se parece al bass-réflex de los altavoces, adaptado a un auricular. Si sumamos a esta excelente parte “pasiva” del auricular, el cuidado que han tenido en el diseño de la parte electrónica, el resultado es un sonido impactante con rock, claro con voces, grande con clásica… Escucharlos comparando es elegirlos.

bose-nc-700-

2. La mejor cancelación de ruido

La calidad del sonido de los Bose NC 700 nos seducirá, pero cuando buscamos auriculares con cancelación de ruido queremos algo más… ¡silencio!. Queremos poder aislarnos del ruido ambiente sin subir el volumen (algo fatal para nuestro oído por cierto). Y sería genial que además el auricular fuera capaz de eliminar el ruido cuando lo usamos para hablar, y así que nos entiendan a la primera. Dicho y hecho, los Bose NC 700 llevan el mejor sistema de cancelación de ruidos que hemos probado: además de ser muy ajustable (hasta 11 niveles de cancelación), es sorprendentemente eficaz cuando los usamos para hablar.

Captura

Cancelación de ruido Bose

Puedes estar en medio de un vendaval que tu interlocutor pensará que estás en tu habitación encerrado… oir para creer. Gracias a ocho micrófonos en total, los Bose analizan al detalle el ruido ambiente para combatirlo y captan nuestra voz mejor que ninguno. Y además tienen otro truco: un modo para escuchar sin quitarnos los auriculares. Entre su ajustada diadema (cubren el oído) y el sistema de cancelación, podríamos aislarnos demasiado. Con un toque, si teníamos música ésta se pausará y los micrófonos nos trasladarán al auricular el ruido ambiente o lo que nos diga alguien que esté hablando con nosotros.

3. Buen control táctil

Ya comentamos la buena primera impresión del “tacto” de los Bose Noise Cancelling 700. Realizados en acero inoxidable, aluminio y materiales de primera, con un exquisito cuidado para que no se vean uniones o arandelas, son un auténtico lujo. Y con gran sensación de robustez. Además de ese “tacto”, los dedos intervienen en más cosas en estos Bose: además de unos botones para algunas acciones, la mitad delantera del auricular derecho tiene un panel táctil de control. Subir o bajar el volumen es tan fácil como desplazar un dedo arriba o abajo. Y para pausar la música o adelantar o retrasar una canción, basta deslizar el dedo adelante o atrás. También lo podemos aprovechar para responder llamadas.

cq5dam.web.60

Y hay otro control, el de voz. Estos auriculares Bluetooth están optimizados para usarlos con Amazon Alexa o el asistente de Google. Para activarlos basta usar el botón del auricular derecho, y hablar… incluso con viento, “ellas” nos entenderán a la primera.

4. Sin cable o con cable

Una ventaja extra que pocas veces se destaca pero nos parece importante en unos auriculares sin cables es… que puedan funcionar con cable. Bose ha dotado a los NC 700 de una toma estándar (jack estéreo) y viene en la caja un cable que podremos conectar a cualquier fuente de sonido: al móvil o al ordenador. El Bluetooth es muy cómodo, pero la máxima calidad de audio se consigue siempre con conexión por cable, y además así no gastamos batería (el sistema de cancelación sí, si lo activamos). Calidad aparte, la ventaja de tener el cable es que si se quedan sin batería… no nos quedamos sin música. Las baterías envejecen, además, pero el cable siempre funcionará.

Por cierto el conector USB-C permite cargar la batería interna. La carga completa tarda unas dos horas y media, y da para unas largas 20 horas de autonomía. Pero es llamativo su capacidad de “recuperación”: una breve parada para cargar, de solo 15 minutos, ofrece tres horas y media de autonomía extra.

unnamed

5. Aplicación Bose

Ser Bose y tener Bluetooth tiene una ventaja extra: a través de su práctica y potente aplicación, si tienes una barra de sonido de la marca podrás conectarlos fácilmente para escuchar películas o series a la hora que sea sin molestar a nadie. Incluso permite escuchar ambas cosas a la vez, barra y auriculares (ideal si en la familia alguien tiene mal oído). Y podemos emparejar dos dispositivos, para ver algo en la tableta u ordenador y que nos salte una llamada entrante del móvil.

Además, la última versión de la aplicación Bose nos abre con los NC 700 las puertas a su “realidad aumentada“. Gracias al GPS del móvil y los sensores del auricular (detectan nuestros movimientos) sabrán dónde estamos y qué hacemos. Eso permite que nos guíen en un paseo por el campo, o callejeando, o en un museo y darnos explicaciones. Otra sorpresa bienvenida.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,