Philips-805-2

La Philips OLED 805 es una de las propuestas más potentes de Philips para este año. Un televisor OLED con formato de 55 y 65 pulgadas que se adapta a cualquier salón, gracias a un diseño realmente fino y minimalista en el que que han reducido al máximo los detalles superfluos. Eso sí, sin sacrificar sus características, ya que estamos ante un modelo que hace uso de la inteligencia artificial de su procesador para gestionar el color de las imágenes junto a sistema de sonido envolvente de 50W que sorprende en una tele tan fina. Además, incluye el sistema de luces LED Ambilight a 3 lados, una de las señas de identidad más reconocibles de la marca, Android TV o añadidos interesantes como DTS Play-Fi. Te cuento mis experiencias tras usar la Philips OLED 805 a lo largo de dos semanas. Este televisor está disponible ya en el mercado por un precio que parte de los 2.000 euros para el formato de 55 pulgadas.

Philips OLED 805 Monk

Ficha técnica

Philips OLED 805
Diagonal 55 y 65 pulgadas
Resolución y tecnología 4K, Dolby Vision, HDR10+, Perfect Natural Motion, cubre el 99% del espacio DCI-P3
Tipo de panel OLED
Procesador P5 AI Perfect Picture Engine
Sistema Operativo Android TV 9 (Pie)
Control Mando a distancia con luz y con voz
Sonido 50 vatios, 4 altavoces (dos woofers y dos tweeters), compatible con Dolby Atmos, Dolby Digital y DTS HD, DTS Play-Fi
Conexiones 4 x HDMI 2.0, 2 x USB, CI+, Óptica, RJ-45, Salida de auriculares, Satélite
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11ac 2×2 doble banda, Bluetooth 4.2
Soporte Dos peanas de 14 centímetros de largo
Otros Control por voz. Asistente de Google integrado. Funciona con Alexa.
Ambilight en 3 lados
Dimensiones (con peana) 55 pulgadas: 122.7 x 72,2 x 23 cm
65 pulgadas: 144.8 x 89.7 x 28 cm
Peso (con peana) 55 pulgadas: 21.4 kg
65 pulgadas: 28.4 kg
Fecha de lanzamiento Octubre de 2020
Precio 55 pulgadas: 2.000 euros
65 pulgadas: 3.000 euros

Diseño minimalista y atractivo

Minimalista. Ese es el adjetivo que mejor define a la Philips OLED 805. Una apuesta realmente atractiva, pero que sorprende precisamente por prescindir casi por completo de cualquier guiño personal a la marca. De hecho, no hay rastro del logo de Philips en ninguna parte del frontal de la pantalla. La firma europea ha optado por reducir al mínimo los biseles para generar la sensación de que la pantalla es todavía más grande. Y el resultado tiene un toque realmente atractivo. La única concesión la encontramos en las dos peanas metálicas con forma alargada que se sitúan a los lados del televisor y que apenas se ven en el día a día. Una de estas peanas cromadas incluyen el nombre de Philips serigrafiado en la parte superior.

Philips OLED 805 5

El grosor de esta tele es muy fino, apenas 23 centímetros de profundidad total contando con la peana. Pero sin este añadido el grosor es de solo 5,8 centímetros en la parte más gruesa, que es la de la base donde se sitúan las conexiones. En la parte superior el grosor es similar al de un smartphone, una finura que hoy en día solo permiten los paneles de tipo OLED. El grueso de los conectores lo encontramos en la zona izquierda del televisor. Para evitar el lío de cables, la compañía ha incorporado un panel de plástico que cierra dicha zona y permite canalizar los cables para que salgan de forma más ordenada.

Philips OLED 805 pantalla

Calidad de imagen OLED

El Philips OLED 805 es un televisor de primera. Empezando por el uso de un panel de tipo OLED, una tecnología que luce realmente bien (para qué engañarnos) en televisores. Respecto a los paneles LED, la principal diferencia se encuentra en la capacidad de reproducir unos negros puros gracias a que los píxeles se apagan por completo en las escenas oscuras. La verdad es que la frontera se ha reducido bastante con las mejoras en tecnología que han introducido marcas como Samsung (de momento, centrado en sus teles QLED aunque es probable que el próximo año también incluyan teles OLED en su catálogo). Pero mi impresión es que todavía están un punto por encima.

También tenemos la propia sensación de los colores en pantalla que tienen un punto más vibrante. Donde sí cae esta tecnología por debajo de la LED es en los ángulos de visión y en los niveles de brillo máximos. La tele Philips OLED 805 incluye resolución 4K de 3.840 x 2.160 píxeles. La compañía ha querido destacar la potencia de su procesador P5 con inteligencia artificial. Este procesador de imagen funciona a través de un algoritmo que es capaz de aprender y que busca simular el modo en el que nuestro cerebro procesa las imágenes. A nivel práctico, se traduce en un estilo de imagen específico. ¿Cómo funciona este modo en la práctica, según mi experiencia? El modo IA es capaz de resaltar los colores y volverlos más vibrantes. En mi experiencia, se ha parecido bastante a un modo intenso, más vívido.

¿Merece la pena? En el caso de que estés viendo contenidos de fuentes en los que ya tengan buena calidad (mínimo Full HD), es capaz de resaltarlo de forma positiva y darte una experiencia más cinéfila. Pero he de decir que si estás viendo la televisión en los canales TDT o series o películas más antiguas, este modo IA no favorece una mejor experiencia ya que termina por resaltar defectos como el propio ruido de la imagen y la vuelve algo artificial. En estos casos mi recomendación es optar por el estilo de imagen natural, con el que se pierde ese toque vibrante pero se disfrazan mucho mejor los defectos. También contamos con un estilo de imagen específico para videojuegos.

Por cierto, como era de esperar en una tele de primer nivel la Philips OLED 805 es compatible con HDR10+ y con Dolby Vision.

Philips OLED 805 04

Ambilight a los tres lados

Si todavía no conoces el Ambilight, se trata de la tecnología más reconocible de los televisores Philips. Se vale de filas de luces LED en la parte trasera del televisor cuyo cometido es ampliar la experiencia y llevarla a la misma pared o mueble en el que esté la tele. ¿Cómo? Estas luces son capaces de analizar los colores que se están mostrando en cada escena y ampliarlos hacia la pared, de modo que se crear la ilusión de que la imagen se extiende más allá de la propia tele. El resultado es difícil de describir si no has vivido la experiencia. No a todos les gusta, pero si eres de los que sí vas a tener una sensación muy peculiar y acogedora que no se consigue con ninguna otra tele.

Claro que cuando realmente se disfruta del efecto Ambilight es cuando las luces de la estancia están apagadas o hay la suficiente penumbra para que puedan brillar. Es por eso que le ha resultado tan difícil mostrar esta tecnología en puntos de venta como centros comerciales en los que hay demasiada luz ambiente para apreciarlo. Además de seguir la acción de vídeo, las luces Ambilight también son capaces de seguir el audio (muy interesante si por ejemplo estás escuchando música en la tele y quieres darle a la habitación un toque más festivo). O bien, tienes los modos de luz estática para crear un efecto lounge, algunas con un toque decididamente romántico.

En el caso de la Philips OLED 805, contamos con Ambilight a los tres lados, tanto a la zona superior como a los laterales. Solo los televisores tope de gama de la marca como el Philips OLED 835 incluyen Ambilight de cuatro lados.

Philips OLED 805 4

Sonido envolvente y DTS Play-Fi

Otra de las claves interesantes con las que llega este televisor Philips OLED 805 es su sistema de sonido. Sorprende encontrar en un modelo tan fino y minimalista un sistema con potencia de 50W. Este está dividido en dos tweeters para realzar los agudos y dos woofers para los medios y los bajos. Esta combinación crea un audio envolvente que me ha dejado muy buena impresión, tanto por su potencia como por la nitidez y el posicionamiento espacial. De hecho, es compatible con Dolby Atmos y se experimenta muy bien esta sensación espacial de los objetos. La verdad es que no he echado en falta un sistema externo como una barra de sonido o un Home Cinema, y eso ya es bastante decir. Eso sí, donde se nota la diferencia es que no hay tanto empuje en los bajos, algo que solo podrás conseguir con un equipo externo o un modelo como el Philips OLED+935 con barra de sonido integrada.

En cuanto a DTS Play-Fi, se trata de una función interesante si tienes en casa altavoces sin cables y quieres seguir escuchando tu serie o programa favorito. Está pensado para que lleves el audio de la tele a otra habitación, como por ejemplo la cocina. Un ejemplo de uso sería si estás viendo un partido de fútbol de tu equipo favorito y al mismo tiempo te toca preparar la cena. En vez de poner la tele con el sonido más alto por si sucede alguna jugada de peligro o un gol, puedes llevar el sonido directamente a un altavoz que tengas en la cocina y seguir la acción. O lo mismo si estás escuchando las noticias en la tele.

OLED 805

Conexiones completas y mando con retroiluminación

Dentro del apartado de las conexiones, la Philips OLED 805 cumple con lo que se espera de un televisor de primera línea con un conjunto muy completo de conectores. Estas conexiones incluyen cuatro puertos HDMI (compatibles con la transmisión de contenido en 4K), dos puertos USB para conectar discos duros o memorias USB o un puerto Ethernet para poder conectar el televisor a la red a través de cable.

philips-oled-805-mando-02

En cuanto a su mando, la compañía ha querido darle un toque más premium a través del uso de cuero en la trasera. Este toque elegante se nota en la comodidad del agarre y es un añadido que muestra el cuidado por el detalle que ha tenido Philips por este equipo. Pero lo que más me ha gustado de este mando es el hecho de que esté retroiluminado, una ventaja si estás viendo la tele en una habitación oscura y no quieres encender una luz para encontrar los botones que buscas. Los botones están bien distribuidos e incluso tenemos un botón de acceso directo a Netflix o a Rakuten TV. Sinceramente, es probable que este segundo botón no lo uses jamás, ya que esta plataforma es a día de hoy muy minoritaria.

philips-oled-05-mando-04

También destaca el hecho de que el mando incluya un altavoz para poder usar el Asistente de Google en el televisor. A través de la voz podemos llevar a cabo todo tipo de tareas como abrir una aplicación con una sola orden de voz, cambiar de canal o de volumen o incluso llevar a cabo búsquedas dentro de apps como YouTube sin tener que pelearnos con los teclados en pantalla.

Philips OLED 805 esquina

Precio y opiniones

La Philips OLED 805 ya ha empezado a llegar a las tiendas, por un precio de 2.000 euros. En definitiva, una propuesta muy interesante que se sitúa en un precio competitivo para estar hablando de un televisor OLED. Si tienes ese extra de presupuesto para hacer frente al salto de tecnología, la OLED 805 es una opción muy atractiva. Desde el primer vistazo enamora por el minimalismo de su diseño, incluso hasta el punto de dejar a un lado el lugar destacado que suele tener el logo de una marca en el diseño del televisor. Y su sistema de audio, para ser un televisor tan fino, sorprende con una buena potencia y nitidez. Todo ello con el toque único de las luces Ambilight, una característica muy personal que crea una experiencia mucho más cálida a la hora de ver televisión.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,