Mi experiencia de uso tras una semana con el Dyson Pure Humidify+Cool

La pandemia del COVID-19 ha puesto sobre la mesa muchas soluciones para tratar de mejorar nuestro estilo de vida. Para hacerlo más seguro y limpio. No solo pensando en el hidroalcohol que usamos en las manos, sino también en la calidad del aire que respiramos. Y en todo lo que se puede colar en él. Durante estos meses hemos visto la falsa creencia acerca de cómo limpiar los aerolitos o partículas que quedan en el aire expulsadas por la boca y que pueden contener el coronavirus. Lo cual puso la atención directamente sobre los purificadores de aire, de los que no se ha demostrado su eficacia ante el coronavirus. Pero ¿por qué no se atendía antes a estos productos? No pueden con el coronavirus, pero sí contra las bacterias, alérgenos y partículas nocivas que se cuelan en casa, donde no siempre hay buena ventilación.

Dyson ya tiene una dilatada experiencia en el ámbito de los purificadores. Sus Dyson Pure, con variantes para ofrecer además aire fresco o cálido, y no solo purificado, son referencia en el sector gracias a ofrecer una experiencia sin aspas y con resultados más que probados. Pues bien, ahora readaptan su purificador y lo combinan con un humidificador para aportar frescura y regular la humedad relativa de la estancia. Lo he podido probar en mi casa, en Madrid, y te cuento lo que he podido experimentar desde que lo he sacado de su intrincado embalaje hasta una semana después, momento en el que escribo esta review. Eso sí, te advierto que mantener el aire de tu casa limpio con este aparato te costará 700 euros. Una inversión en calidad de vida que no solo viene dada por el diseño o la tecnología de este aparato, sino que también tiene mucho que ver con la calidad de sus filtros.

El ventilador más futurista que te vas a encontrar

Si ya conoces Dyson sabrás bien que el diseño industrial y el acabado de sus productos son de lo más avanzado. Es por ello que no te deberías asustar por encontrarte una especie de ventilador de tipo torre que, en lugar de una columna, cuenta con un arco ovalado. ¿Dónde están las aspas? ¿Por dónde sale el aire? Se trata de su tecnología Air Multiplier, que se incluye en las paredes de ese óvalo. El motor se encuentra en la base, que recoge el aire del entorno y lo lleva por conductos aerodinámicos para multiplicar por tres la potencia con la que va a ser expulsado por unas sencillas ranuras.

Estas ranuras están motorizadas para controlar la dirección del flujo de aire. Como los ventiladores clásicos que pivotan de un lado a otro, solo que sin mover el aparato entero. Pero lo novedoso en este Dyson Pure Himidify+Cool es que ahora simula la corriente de aire de una brisa natural. Los ingenieros de Dyson han tratado de medir y entender las corrientes de aire para replicarlas en este aparato, moviendo de manera independiente las dos ranuras del air multiplier. Por lo que he podido comprobar, sobre todo si subes el nivel al 10, es una corriente de aire en un día algo ventoso sin dirección determinada. Una sensación bastante realista si no quieres una corriente continua de aire en la cara. No contarás los segundos que pasan entre ciclo y ciclo de giro, sino que sentirás la brisa de forma aleatoria mientras estás en el salón. Es agradable y novedoso, pero queda más del lado de lo anecdótico.

Eso sí, aunque no cuente con aspas, su tecnología de humidificación hace que sea un aparato contundente en cuanto tamaño. Una torre con una base generosa en espacio que deberás colocar en alguna parte de la estancia. Sus medidas de 312 mm por 280 mm y 925 mm de altura no pasan precisamente desapercibidas. Pero su diseño futurista y tecnológico hacen las delicias de quienes, como un servidor, disfrutan de aparatos de ciencia ficción por la casa.

Como dato curioso, y habitual también en los aparatos de Dyson, el embalaje de este purificador y humidificador resulta de lo más aparatoso. Todo viene asegurado con numerosas piezas de cartón que, en caso de querer volver a colocar en su mismo lugar, requerirán de manos expertas o un título en ingeniería.

fácil montaje

Fácil montaje y fácil mantenimiento

A pesar de lo aparatoso del embalaje, el Dyson Pure Himodify+Cool puede presumir de sencillez a la hora del montaje. Cuenta con bastantes piezas sueltas y muchas pegatinas. Pero todo está indicado correctamente para ser encajado en su lugar. Al menos, en mi experiencia, he tardado más (apenas 5 minutos) en quitar todas las pegatinas de seguridad e indicaciones que en encajar las piezas en sus recovecos. Y es que todo viene prácticamente montado. Solo deberemos colocar los filtros en el interior del aparato, llenar el depósito de la base con agua y enchufar el purificador a la corriente. Nada de usar el destornillador ni de montar desde cero el aparato. Y si quieres vincular la app Dyson y tenerlo todo controlado desde el móvil solo tienes que seguir el tutorial de la aplicación para conectar el aparato a la red WiFi. Es muy sencillo.

Precisamente esta experiencia de montaje viene bien para saber cómo cambiar los filtros. Eso sí, ni siquiera te tienes que preocupar por su estado. El propio aparato te indicará si necesita cambiar el agua del purificador, limpiarlo de partículas, aclarar el filtro o incluso sustituirlos si están deteriorados.

El depósito de agua puede aguantar hasta un mes de uso normal en ambientes secos si este Dyson se usa todos los días. Su capacidad es de 5 litros e incluye un filtro con tecnología de rayos UV para limpiar de bacterias del agua antes de evaporarla y transformarla en humedad en el ambiente. A pesar de esto, si se supera ese tiempo de un mes, el agua puede ensuciarse. Si es el caso el propio aparato entrará en modo de limpieza y te pedirá que eches una solución química de ácido cítrico para mantener todo a raya, limpio y preparado para su uso. El ciclo de limpiado se lleva a cabo en una hora y es prácticamente automático.

Dyson app

De los filtros hablo más en detalle a continuación. Lo que debes de saber de ellos es que son cómodamente intercambiables. Con un uso normal diario de este aparato deberían aguantar 12 meses en perfectas condiciones. Sin embargo, no tienes que contabilizar este tiempo. El propio aparato, a través de su pantalla, indica el estado del filtro. Y una notificación te informará de si debes cambiarlo. Puedes comprar nuevos filtros en la página web de Dyson por 78 euros.

piezas

Lo más importante de un purificador: sus filtros

Dyson me ha explicado que, tras un curioso estudio llevado a cabo en Londres, donde tienen su sede, descubrieron que la peor calidad del aire no está en las calles junto al tráfico, sino en los hogares. Gracias a unas mochilas con medidores de partículas que unos cuantos colegiales pasearon durante varios días por la ciudad, Dyson comprendió que, al aire libre, la cantidad de partículas nocivas puede ser menor que en los hogares. Y esto tiene todo el sentido si no ventilamos correctamente en casa. Lugar donde se pueden colar las partículas expulsan los tubos de escape como el NO2, pero donde también se quedan las que se produce al cocinar, al limpiar con productos químicos o donde conviven ácaros, polvo y otras partículas que pueden quedar en superficies o en suspensión.

Algo que, junto al COVID-19, nos debería enseñar a ventilar la casa. Y, si no es posible, a contar con un purificador de aire que haga este trabajo. Eso sí, siempre atendiendo a la calidad de sus filtros. No todo vale en este ámbito. Lo ideal es contar con los últimos filtros HEPA, los de calidad 13 o incluso 14. Son los más avanzados a nivel de protección de ámbito doméstico y, por tanto, asequibles. Este Dyson Pure Humidify+Cool posee los HEPA 13 con carbono activo, que aseguran filtrar gases y el 99,95 por ciento de las partículas que están por el aire y atraviesan sus filtros. Bacterias, ácaros, partículas de mal olor, partículas contaminantes y demás elementos que empeoran la calidad del aire. Se trata de 9 metros de HEPA de microfibra y borosilicato condensado, plegado y sellado. De esta manera recogen todo aquello más grande que una 0,1 micra de tamaño. Además, en este modelo han utilizado un 60% más de HEPA para mejorar la eficacia del producto respecto a purificadores de años pasados.

experiencia de uso

Existe un nivel más elevado de filtros, aunque se usan en el ámbito profesional y de la salud como pueden ser los quirófanos. Son más grandes y caros, claro. Son los ULPA, y han demostrado una capacidad de filtrado del 99,99 por ciento de las partículas. Hemos preguntado a Dyson si están trabajando con ellos para próximos modelos, pero de momento no pueden confirmarnos nada.

En este Dyson Pure Humidify+Cool los filtros vienen divididos en dos semicírculos para colocarlos delante y detrás del aparato. Lo bueno es que cuenta con sensores que te avisarán de su calidad y estado para informarte de cuándo cambiarlos. Según Dyson, con un uso normal diario del aparato, estos filtros HEPA 13 de carbono activo aguantarían 12 meses sin problemas.

Experiencia de uso

Ya he comentado que el montaje resulta cómodo. Aunque tendrás que pelearte con muchas pegatinas y piezas de cartón del embalaje. Eso sí, una vez que has puesto los filtros en su sitio solo tienes que pulsar el botón de encendido para que la máquina se ponga a funcionar. Incluye un mando a distancia que puedes mantener pegado mediante su sistema magnético a la parte superior del aparato. Así no lo perderás nunca de vista.

Control

Su uso está simplificado, y esto es algo que permite que cualquiera pueda utilizarlo. Básicamente solo controlas la potencia del chorro de aire, si quieres moverlo en diferentes direcciones, y el grado de humedad que quieres conseguir en la estancia. Con dos controles para subir y bajar el volumen del flujo y la humedad, como si fueran los botones de cambiar de canal y el volumen del sonido del mando de la TV puedes gestionarlo. Aparte de esto cuenta con la opción de mantener estos niveles de forma automática. No hay que olvidar que los sensores de este Dyson le permiten saber en todo momento el grado de concentración de partículas que hay en el interior, además de la humedad relativa y la temperatura. Así que puedes dejar el control en su propio albedrío para mantener la casa en condiciones óptimas sin preocuparte de nada. También en modo nocturno para evitar ruidos y gran consumo si necesitas que por la noche una brisa refresque la estancia.

Eso sí, la sensación de aire fresco de este aparato es precisamente eso: una sensación. No es un Split de aire acondicionado. Y tendrás que ponerlo a máxima potencia si quieres una sensación mucho más fresca. Por otra parte, es en esta potencia máxima cuando el ruido puede hacerse molesto. Por suerte, a niveles habituales (hasta el 5 más o menos), el zumbido de su ventilador y motor se hacen más que llevaderos. No es una máquina ruidosa a pesar de que parezca aparatosa. Y esto es todo un punto a favor. Aunque sí escucharás un constante zumbido eléctrico, incluso con el humidificador apagado, si toda la estancia está en completo silencio. Es sutil, pero ahí está.

Humidificador

Lo que más he disfrutado es la experiencia e información constante de la calidad de aire en mi casa. La pantalla de este aparato cuenta con capacidad para mostrar gráficas y detalles sobre todos los componentes e información que se necesita saber: partículas, polen, temperatura, humedad, etc. Así puedes saber qué está pasando. Pero aún más cómoda es la experiencia de la aplicación para el móvil. No solo por poder ver con mejor diseño aún toda esta información, sino por tener el control remoto del aparato incluso cuando no estás en casa. Así, puedes programar o encender el Dyson para conseguir un buen estado del ambiente antes incluso de llegar. Todo ello con la información detallada no solo para ver el dato actual, sino para conocer la evolución. Así he podido comprobar cómo afecta cocinar durante un par de horas con la puerta de la cocina abierta o tener invitados durmiendo en el sofá cama del salón donde he colocado este Dyson Pure Humidify+Cool.

Dyson-pure-fumidify-cool-32

Control remoto

En definitiva, es un aparato de calidad para aquellos que busquen acomodar su hogar en términos de humedad relativa, limpieza del aire y contar con un chorro refrescante (que no frío). El diseño es peculiar, pero lo mejor es la calidad de sus tecnologías y sus filtros. Aquí es donde toma valor este Dyson. Un valor que se acrecienta con detalles como los procesos de autolimpiado, una app útil y sencilla y un diseño futurista. Pero todo esto tiene un precio. Por eso el Dyson Pure Humidify+Cool justifica su valor de 700 euros. Hay purificadores más baratos, pero hay que atender a sus filtros, potencia y extras. Y ahí este Dyson sobresale notablemente.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...