Beko AutoDose, análisis: probamos el lavavajillas con dosificación automática

Este lavavajillas de Beko es mágico. Basta colocar todo lo sucio. Platos, vasos, cubiertos, cacerolas. Después, pulsas un botón, y, al cabo de un rato, ya lo tenemos todo reluciente. La firma europea de electrodomésticos Beko no para de crecer. La clave ha sido ofrecer equipos a la última con un precio bastante ajustado. De hecho, sus electrodomésticos estrella han sido considerados como “Producto del Año 2020” en la categoría de innovación. Así han valorado a este lavavajillas Beko AutoDose, un invento que incluye el sistema de dosificación automática que resulta muy cómodo y eficiente en cada lavado.

Gracias a este sistema, no solo nos olvidaremos durante un tiempo de poner el detergente y el abrillantador, también conseguiremos usar solo la cantidad óptima de detergente con cualquiera de los programas que seleccionemos. Es una tecnología bastante práctica, así que hemos querido probarla por nosotros mismos. En este análisis os contamos qué ofrece y cómo funciona el lavavajillas Beko AutoDose. En concreto, hemos probado el modelo Beko AutoDose DEN38530XAD.

Ficha técnica

Beko AutoDose
Tipo de instalación Libre instalación
Tamaño 60 cm
Número de cubiertos 15
Eficiencia Energética A+++
Consumo de agua 9.5 litros
Tecnologías AutoDose
Fast+
SteamGloss
AquaIntense
Función detergente en pastillas
GlassShield
Sensor de suciedad
Nivel de potencia sonora 43 dBA
Tipo de display LED
Inicio diferido Si, con ajuste manual hasta 24h
Media carga
Color Acero inoxidable antihuellas
Ajuste altura cesta superior Ajustable con carga 3 posiciones
Bandeja para cubiertos Bandeja para cubierto Full-size
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 450 euros

 

Puesta en marcha y configuración

análisis Beko AutoDose parte trasera

El lavavajillas Beko AutoDose nos ha llegado perfectamente protegido y embalado. Los tubos estaban sujetos con sus correspondientes bridas y perfectamente enganchados. Todos los componentes, tantos externos como internos vienen con su correspondiente protección. Una vez abierto el paquete veremos que la instalación es realmente sencilla.

Lo primero que hay que hacer es conectar el suministro de agua y el tubo de desagüe. Veremos que Beko nos incluye una pequeña tarjeta con recomendaciones sobre cómo instalar el tubo para que el desagüe sea lo más efectivo posible. Básicamente lo que nos viene a decir es que no dejemos el tubo en el suelo de cualquier forma. Tenemos que procurar levantarlo para que no haga ondulaciones.

Una vez colocados los tubos y conectado el lavavajillas a la corriente eléctrica, tendremos que meter el lavavajillas en su hueco. Este Beko AutoDose tiene una anchura de 60 centímetros, el tamaño estándar de las cocinas españolas. Así que no deberíamos tener ningún problema para instalarlo en nuestra cocina si ya teníamos el hueco.

análisis Beko AutoDose tira dureza agua

El siguiente paso será ajustar el nivel de dureza del agua. Lo debemos hacer tanto en un selector que tenemos dentro del lavavajillas como en el menú de configuración digital del dispositivo. Pero, ¿cómo sabemos si estamos en una zona con agua muy dura o con agua blanda? Tranquilos, Beko ha pensado en todo.

En la bolsa de documentación que acompaña al lavavajillas encontraremos una pequeña banda de prueba para comprobar la dureza del agua. El proceso es el siguiente:

  • Abrimos el grifo y dejamos salir el agua durante aproximadamente un minuto
  • Después llenamos un vaso de agua y sumergimos la banda de prueba en él durante un par de segundos
  • Retiramos la banda de prueba del agua y la agitamos
  • Esperamos un minuto y la tira de prueba nos mostrará el nivel de dureza del agua mediante un indicador que se coloreará

Una vez sepamos el nivel de dureza, tenemos que colocar el valor en el “Interruptor del Ajuste de Regeneración”. Es el pequeño control deslizante que tenemos en una de las paredes del lavavajillas y que es fácilmente localizable gracias a un plástico de color rojo. Necesitaremos un destornillador para mover el selector.

análisis Beko AutoDose configuración dureza agua

Una vez colocado el nivel en el “Interruptor del Ajuste de Regeneración”, también debemos indicarlo en el menú de configuración del lavavajillas. Así es como debemos hacerlo:

  • Después de encender la máquina, pulsaremos la tecla Menú del panel de control durante 3 segundos para entrar en Configuración
  • Con las teclas <- y +> iremos al indicador de ajuste de la dureza del agua, representado mediante un símbolo similar a una r
  • Una vez aquí, pulsaremos la tecla “Selección de programa” (tecla central) para elegir el nivel, de 0 a 5
  • Cuando lo tengamos listo pulsaremos de nuevo la tecla Menú y la configuración quedará guardada

Si en nuestra zona el nivel de dureza del agua es muy alto, necesitaremos usar sal para proteger la cristalería contra la corrosión. Según las instrucciones del lavavajillas de Beko, si la prueba de dureza nos ha dado un nivel 1, no será necesario utilizar sal en el lavavajillas. De hecho, si la dureza del agua está ajustada al nivel 1, el «Indicador de Sal» se iluminará continuamente aunque no sea necesario usar sal. Si usamos sal bajo esta condición, la sal no se consumirá pero el indicador de sal se apagará.

Detergente automático, la gran novedad del Beko AutoDose

análisis Beko AutoDose recipiente lavavajillas

Una vez hemos hecho toda la configuración anterior, estamos deseando utilizar el lavavajillas para ver qué tal funciona. Pero antes de lavar necesitaremos poner detergente y el Beko AutoDose nos ofrece varias opciones.

Podemos usar detergente en polvo, en tabletas o en gel/líquido. Será este último el que funciona con  el sistema de dosificación automática. Gracias a este sistema, la cantidad de abrillantador y detergente líquido necesaria para el programa de lavado seleccionado se ajusta automáticamente.

Los depósitos para el detergente líquido y el abrillantador los tenemos colocados en la puerta del lavavajillas. Primero tendremos que abrir una tapa decorativa y debajo veremos los dos depósitos independientes. Rellenaremos ambos depósitos y nos aseguraremos de que los dejamos bien cerrados.

análisis Beko AutoDose caja pastilla

Como decíamos, el lavavajillas también nos permite usar tabletas o incluso detergente en polvo. Si queremos usar una pastilla en lugar de detergente líquido tendremos que ponerla en la pequeña caja extraíble que tenemos bajo la cesta superior del lavavajillas.

Sin embargo, ya que hemos comprado un lavavajillas con dosificación automática, lo lógico es aprovechar este sistema. Pero mucho cuidado a la hora de ponerlo en marcha. Y es que, el sistema de dosificación automático de detergente hay que activarlo en el lavavajillas.

análisis Beko AutoDose autodosificación

Para activarlo tendremos que seguir los siguientes pasos:

  • Pulsamos la tecla Menú del panel de control durante 3 segundos para entrar en Configuración
  • Con las teclas <- y +> nos moveremos por el menú hasta que aparezca un icono que representa un bote de detergente (tenéis la imagen sobre estas líneas)
  • Una vez aquí, el número 0 indica que está desactivada y el número 1 indica que está activada. Si queremos usarla tendremos que asegurarnos de que esta opción está colocada en la opción 1
  • Cuando lo tengamos listo pulsaremos de nuevo la tecla Menú y la configuración quedará guardada

Una vez activado podremos configurar el nivel de dosificación también desde el menú. Los ajustes de fábrica del sistema automático de dosificación de detergente líquido se basan en la cantidad de detergente recomendada por los fabricantes de detergentes.

análisis Beko AutoDose nivel auto

Para cambiarlo, porque veamos que el lavado no queda perfecto o porque consideremos que puede lavar bien con menos detergente, podemos ir al menú de Configuración, buscar la opción d y elegir entre diversos niveles de dosificación:

  • Nivel 1: 10 cc menos que el valor por defecto
  • Nivel 2: 5 cc menos que el valor por defecto
  • Nivel 3: Utilice la cantidad de detergente predeterminada determinada por el programa
  • Nivel 4: 5 cc más alto que el valor por defecto
  • Nivel 5: 10 cc más alto que el valor por defecto

análisis Beko AutoDose nivel abrillantador

Al igual que podemos cambiar el nivel de detergente, también podemos ajustar la cantidad de abrillantador. El procedimiento es el mismo, con la diferencia que tendremos que buscar la opción P en el menú. Los diferentes ajustes que nos ofrece esta opción son:

  • P1: una dosis de abrillantador dispensada
  • P2: dos dosis de abrillantador dispensadas
  • P3: tres dosis de abrillantador dispensadas
  • P4: cuatro dosis de abrillantador dispensadas

¿Cuántas dosis necesitaremos? Por defecto se utilizará una dosis, pero si vemos que los vasos no quedan brillantes podemos cambiarlo para que utilice un poco más.

Si un día, por el motivo que sea, preferimos usar detergente en tableta, tendremos que acordarnos de configurar esta opción en el menú del lavavajillas.

Para hacerlo lo primero será desactivar la opción AutoDose, tal y como hemos explicado antes pero poniéndola en opción 0 en lugar de 1. Tras desactivar la dosificación automática, iremos al menú de Configuración y buscaremos un símbolo que parece, precisamente, una pastilla para lavavajillas. Simplemente tendremos que colocar esta opción en 1.

Diversas funciones que nos ayudarán a conseguir una mejor limpieza de nuestra vajilla

análisis Beko AutoDose AquaIntense

El nuevo lavavajillas de Beko ofrece muchas más funciones interesantes además del AutoDose. Entre ellas podemos destacar, por ejemplo, AquaIntense, un sistema de alta presión de agua para los platos más sucios. AquaIntense crea una zona de lavado de alta presión del agua, con la que conseguiremos una limpieza más profunda incluso en ollas y sartenes.

El Beko AutoDose incluye un impulsor de agua de alta presión, ubicado debajo del impulsor inferior. Este ayuda con el lavado de los platos más sucios en el lado derecho de la cesta inferior. Para conseguir los mejores resultados tendremos que colocar los platos más sucios en la parte frontal.

Podemos activar la función AquaIntense mediante el botón de acceso directo que tenemos en el panel de control del lavavajillas.

análisis Beko AutoDose funciones especiales

Precisamente en este panel de control tenemos también el acceso a dos de las funciones más interesantes que ofrece el Beko AutoDose. Con el segundo botón empezando por la izquierda podemos activar la función Fast+, que acelera el ciclo de lavado hasta 3 veces. Es una función que viene muy bien para cuando no tenemos demasiado tiempo y lo que vamos a lavar no está excesivamente sucio.

La tercera de las funciones que aparecen en el comentado panel es SteamGloss, que proporciona un mejor secado. Y, por último, tenemos la opción para lavar solo con media carga, con el que podremos utilizar el lavavajillas sin tener que cargarlo por completo.

análisis Beko AutoDose programas

Además de estas teclas de funciones especiales, el panel del control del Beko AutoDose nos permite elegir entre nada menos que ocho programas predefinidos. Tenemos desde el programa Auto, que usaremos normalmente, hasta un programa mini que usa una temperatura de 35ºC y tiene una duración de 30 minutos. Aquí tenéis una pequeña tabla con los diferentes programas que ofrece el lavavajillas:

1 2 3 4 5 6 7 8
Nombre de programa Auto AqueFlex Intensivo Eco GlassCare Quick&Shine Mini Prelavado
Temperatura de lavado 40-65º 70º 50º 40º 60º 35º
Prelavado No No No
Secado No No
Duración 110-173 min 202 min 170 min 245 min 120 min 58 min 30 min 15 min
Consumo de Agua 9.4 – 12.4 litros 19 litros 16.8 litros 9.5 litros 13.6 litros 10.6 litros 10.8 litros 4 litros
Energía 0.85 – 1.40 kWh 1.53 kWh 1.51 kWh 0.84 kWh 1.20 kWh 1.18 kWh 0.80 kWh

 

Como hemos visto, a las funciones especiales y a los programas de lavado podemos acceder de forma rápida con un botón dedicado del panel de control.

Pero dentro del menú de configuración del Beko AutoDose también encontramos otras opciones que es bueno mirar en el manual de instrucciones.

análisis Beko AutoDose sonido

Por ejemplo, si pulsamos el botón de Menú durante tres segundos y después navegamos por sus opciones llegará un momento que encontremos una llamada S. Esta nos da tres opciones de configuración: 0, 1 y 2. ¿Qué es esto exactamente? Pues se refiere al volumen de sonido de advertencia que realiza el lavavajillas en diferentes situaciones. Como es lógico, a más número más alto sonarán los avisos de la máquina.

Otra de las opciones que podemos encontrar es la opción L, que se puede configurar en los valores 0 y 1. Esta simplemente activa y desactiva la iluminación interior del lavavajillas. Nuestro modelo de prueba lo tenía y la verdad es que es algo bastante útil.

análisis Beko AutoDose luz

Por último comentar que el Beko AutoDose incluye la posibilidad de programar la hora de lavado. Bueno, más bien de retrasar el inicio del programa seleccionado hasta 24 horas.

Para hacerlo solo tendremos que pulsar en la tecla de función de Retraso Temporal después de seleccionar el programa de lavado y las funciones auxiliares que queramos utilizar. Una vez pulsada la tecla de retraso temporal veremos en el visor la indicación 0:30 y el indicador de comienzo retrasado parpadeando. Podemos ajustar el tiempo de retraso desde 30 minutos hasta nada menos que 24 horas. Una vez ajustado el tiempo, cerramos la puerta del lavavajillas y el programa se iniciará de forma automática cuando llegue el momento.

Conclusiones y precio

Dos puntos clave a la hora de elegir un lavavjillas son el consumo energético y el gasto de agua. Con 0,8 Kwh y un índice de eficiencia energética A+++, hemos comprobado que el consumo energético se termina reduciendo frente a otros lavavajillas. En cuanto al consumo de agua, va desde los 9,4 litros en el programa más sencillo hasta los 19 del más exigente. En cualquier caso un consumo en línea con otros fabricantes de última generación y bastante menos de lo que consumiríamos si fregamos a mano.

El ruido de fondo es otro punto clave a la hora de elegir un lavavajillas. En este punto Beko sale bien parado. Sobre todo, si tenemos en cuenta que la medida normal en este segmento suele estar en torno a los 45-60 dB (el ruido de fondo se mide en decibelios dB). Como vemos este modelo de Beko es muy silencioso. Incluso por debajo de la media (43dBA)

análisis Beko AutoDose bandeja cubiertos

El Beko AutoDose es un lavavajillas realmente completo. Cuenta con dos grandes cestas en las que podemos poner desde platos y vasos hasta sartenes u ollas de mayor tamaño. La cesta superior se puede ajustar en tres posiciones y los soportes de la inferior se pueden plegar para hacer todavía más sitio y colocar los utensilios de mayor tamaño.

En la parte más alta del lavavajillas tenemos una bandeja para cubiertos de tamaño completo. Es una alternativa a la habitual cesta y puede ser bastante interesante para no tener que estar agachándonos para colocar los cubiertos en la cesta.

análisis Beko AutoDose exterior

En cuanto al diseño, el Beko AutoDose que hemos probado llega en un bonito color acero inoxidable antihuellas con acabado cepillado, con una cuba también fabricada en acero inoxidable.

En la parte superior de la puerta tenemos una agarradera bastante amplia para que podamos meter la mano y abrir el lavavajillas cómodamente. Y justo debajo de donde metemos la mano tenemos un pequeño display que nos mostrará el tiempo que queda de lavado cuando el lavavajillas esté funcionando.

análisis Beko AutoDose pantalla exterior

El Beko AutoDose es cómodo, amplio y en el funcionamiento tienes la sensación de que todo es mágico. Una vez que lo has instalado y ajustado, sólo hay que meter la vajilla sucia para sacarla limpia poco después. Así día a día. Con un diseño interior amplio y bien planificado y, lo mejor es que todo es automático e inteligente. Además, tiene certificación energética A+++. Es decir, optimiza el funcionamiento para ofrecer el consumo mínimo. En resumen, encontramos que el Beko AutoDose es un lavavajillas de lo más interesante.

La función de autodosificación del detergente nos parece todo un acierto, ya que permite olvidarse durante todo el mes de comprar y poner las pastillas cada vez que vayamos a lavar. Además, el sistema nos permite ahorrar en detergente, al usar sólo la cantidad justa y necesaria para cada lavado.

análisis Beko AutoDose abierto

Los programas de mayor eficiencia energética brindan una limpieza diaria más que correcta. Y si tenemos manchas demasiado difíciles, los programas más contundentes nos dejarán la vajilla en perfectas condiciones. Además, mediante el programa Quick & Shine podemos acelerar el lavado, algo que viene muy bien si nos hemos olvidado de poner el lavavajillas y necesitamos un lavado rápido.

En definitiva, estamos ante un electrodoméstico realmente interesante, ya que además cuenta con un precio bastante ajustado. Podemos conseguir el Beko AutoDose en tiendas especializadas por 450 euros. Sin duda una muy buena opción si estamos buscando un lavavajillas eficiente, moderno y con una funcionalidad que nos facilitará la vida diaria.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,