Bose TV Speaker, experiencia de uso con esta barra de sonido

Después de la primera toma de contacto con la Bose TV Speaker llega el momento de revisar nuestra experiencia usándola. Hemos tenido la oportunidad de probar esta barra a fondo, con varios televisores y en entornos diferentes, durante semanas. Recordemos que esta compacta barra está a la venta por 280 euros en los distribuidores habituales o vía internet.

Descripción y conexión

La nueva Bose TV Speaker es una barra de sonido económica que llegó al mercado el pasado mes de junio. Por menos de 300 euros permite conectarla a cualquier televisor (tiene tres posibles conexiones) además de recibir sonido por Bluetooth. Podremos controlarla con el mando a distancia de la tele, o directamente con el suyo que viene en la caja. Su compacto tamaño permite colocarla sin problemas: mide 60 centímetros de ancho por 5 de alto y 10 de fondo.

Bose_TV_Speaker prueba (8)

Conexiones traseras

En su parte trasera están las tres conexiones por cable posibles: HDMI, óptica digital o un la clásica “Aux In” (jack estéreo de 3’5 mm). En el mejor caso bastará conectarle el cable HDMI a la salida “ARC” del televisor. Así, por ese cable el televisor pasará el sonido de forma digital a la barra, y además también compartirán los comandos de control. Es decir, con el mando a distancia del televisor controlaremos el volumen de la barra. Si no, podemos conectar la Bose TV Speaker a través de la salida digital óptica: incluye un cable para eso en la caja. En ese caso sí necesitaremos usar el mando de la Bose (tipo tarjeta de crédito). Por último, con televisores más antiguos (pero ya mucho), podríamos conectarlo por su salida de auriculares con un cable jack, o usar esa entrada para un reproductor de música por ejemplo si no queremos usar el móvil.

Bose_TV_Speaker prueba (10)

Por debajo, panel electrónico desmontable

Por dentro

Aunque nos gusta siempre desmontar los aparatos que sometemos a prueba, las barras de este tipo no se suelen poder abrir de forma reversible y nos gusta devolver el material en buen estado… Pero sin romperla, por fuera y viendo las infografías de su interior se puede conocer cómo está organizada. En la zona derecha de la barra está la electrónica de control y amplificación (ésa sí es desmontable, bueno en caso de necesidad). La alimentación es interna pues el cable va directo al enchufe de la red doméstica, y su placa está bien aislada de la de sonido (además en un plano perpendicular, que minimiza influencias).

Bose_TV_Speaker prueba (16)

Bose TV Speaker por dentro

En el centro están los tres altavoces, dos “todo banda” para los canales laterales (izquierda y derecha) más un tweeter central (tipo cúpula) que mejora y focaliza las voces. La parte de la izquierda se aprovecha para un recinto acústico con salida bass-réflex. La configuración frontal es nuestra favorita en una barra de este tipo y el añadido del altavoz dedicado a agudos un buen extra para aumentar la claridad de los diálogos.

Unboxing e instalación

La verdad es que las marcas cada vez trabajan mejor el embalado de sus productos: al llegar a casa estás deseando abrirlo e instalarlo. En este caso, la elegante caja tiene dos “cerraduras” de un uso que garantizan que somos los primeros en abrirla. Así podemos retirar la tapa y dejar al descubierto, bajo unas protecciones y una funda de plástico flexible, la barra.

Aquí podremos aprovechar para contemplar su excelente acabado, las entradas traseras, y la rejilla frontal. En el hueco inferior de la caja encontramos un escueto manual de instalación (en varios idiomas incluido español). También el mando a distancia, el cable de alimentación y uno digital óptico. Buen detalle, mejor si además hubiera HDMI también, y ya puestos a pedir uno para jack estéreo…

Probamos la barra en un televisor con HDMI ARC, y ahí todo es sencillísimo: se conecta y funciona, además el mando a distancia de la tele la controla. Es un salón grande (más de 30 metros cuadrados) y la barra no se quedaba pequeña, pero de eso hablamos más adelante. También la tuvimos en un dormitorio y en un sótano, en ambos casos sin HDMI ARC, conectada a través de la salida digital óptica. Aquí había que usar el mando suyo, que de todas formas es bueno tener a mano para algunas funciones que no son accesibles desde el del televisor.

Mucho mejor sonido

No es nada nuevo que los televisores planos, con las ventajas que tienen en tamaño y facilidad de colocación al ser delgados, tienen el inconveniente de un sonido… muy “delgado”. Salvo alguna honrosa excepción, que básicamente consiste en montar de serie una barra de sonido propia, todos son fácilmente mejorables de esta forma. Eso explica, tras el “boom” de televisores, el de barras, y también de equipos más complejos para quien quiere dar otro paso y montarse un cine en casa. Pero una barra puede llegar a dar muy buen rendimiento y esta Bose es la viva demostración de ello: en los tres televisores (y salas) que la tuvimos, siempre mejoraba claramente el sonido de los televisores residentes (dos Samsung y un Panasonic para más señas).

Bose_TV_Speaker prueba (14)

La diferencia es obvia en cuanto la conectas y cambias del sonido del televisor a la barra. El grave es más profundo, hay más “peso” en las voces o la música, y sobre todo aumenta la claridad en medios y agudos. Ese tweeter central trabaja mucho y bien, un acierto, y las personas mayores o con peor oído enseguida agradecen este cambio. Como veremos, precisamente en estos dos ámbitos (graves y diálogos) todavía le queda un truco a la Bose.

Diálogos…

No es un truco sino dos: sendos botones en el mando a distancia. Uno, en forma de “bocadillo” de diálogo sirve precisamente para activar el modo de realce de voces. Al activarlo se enciende un discreto LED verde en la barra e inmediatamente apreciamos cómo entendemos mejor a presentadores o protagonistas.

Este modo refuerza las frecuencias medias (donde están las voces) y se aprovecha el tweeter central para que el sonido tenga mayor claridad. La ventaja es que podremos seguir la serie de turno, o las noticias, sin necesitar subir el volumen tanto como sin este modo activado podríamos necesitar. Dudo mucho que lo pruebes y lo desactives, quizás para escuchar música solamente, pero para programas, series, películas… terminamos dejándolo siempre activo.

Bose_TV_Speaker prueba (17)

Mando a distancia

… y graves

Como hemos comentado ya de por sí la Bose TV Speaker ofrece mejores graves que la mayoría de televisores. Pero su nivel también se puede ajustar, a través del mando a distancia: es el segundo “truco”. Al seleccionar esa opción, dos LED blancos se iluminarán de forma tenue. Si subimos el nivel de graves, los LED lo indican, y si bajamos lo mismo (dispone de cuatro niveles además de “neutral”).

Salvo que la barra esté en una esquina de una sala con mucha resonancia será raro que necesitemos bajar el nivel de graves. En cambio un pequeño realce será bienvenido, porque además ni siquiera en el nivel más alto llega a ser molesto (aquí se nota la experiencia de Bose). Y si queremos “sentir” del todo las explosiones y terremotos de las películas, la TV Speaker tiene una salida para conectar un cajón de graves independiente.

En el dormitorio no necesitamos aumentar el nivel de graves, sí en el salón y sótano. En este último añadir un cajón de graves sería ideal para películas o series donde la banda sonora explora las frecuencias más bajas… Un subwoofer no es solo para explosiones, escenas de intriga aumentan la emoción con un subgrave que “sientes”. La Bose TV Speaker mejora el televisor, pero no llega tan lejos, y para eso tiene esa salida.

Bose_TV_Speaker prueba (21)

Salidas y entradas traseras

 

Música

Es una parte que a veces se olvida de muchas barras: además de mejorar el sonido del televisor, hemos metido un buen altavoz en la sala. Podemos enviarle música desde el móvil vía Bluetooth y en este caso nos gustó mucho el resultado. En el salón un día, con invitados, hicimos la prueba de dejar música de fondo con la Bose y todos creían que sonaba el equipo “gordo”… Mientras estuvo en el dormitorio se convirtió en la fuente de sonido de cada mañana: desde luego conviene no desperdiciar esa fuente de sonido para música. Te ahorras un altavoz inalámbrico de buen nivel, y aunque no tenga conexión de red a través del móvil accedes a toda la música que quieras (Spotify, radio, etcétera). El emparejamiento es sencillo y lo único a recordar es que debes darle al mando si antes estuvo sonando con el televisor, para pasar a modo Bt.

Bose_TV_Speaker prueba (27)

Conclusiones

Vemos difícil pedir más por menos: la Bose TV Speaker es un acierto en diseño y prestaciones y se vende a un precio muy competitivo. Se puede conectar a cualquier televisor, y aunque no ofrezca muchos “modos” de sonido hace lo que debe, y lo hace muy bien. Decodificando Dolby Digital y PCM (esto último cualquier televisor puede extraerlo de otros formatos) y teniendo dos canales físicos o reales, es una solución senciella y eficaz. Preferimos sin duda esto, con resultados que disfrutas desde el primer momento, y con una sencillez de instalación y manejo que no pueden asustar a nadie. Si te la dejan probar, no la devolverás: recibe nuestra recomendación incondicional.

FICHA TÉCNICA BOSE TV SPEAKER

Tipo Barra de sonido
Altavoces 2 drivers personalizados todo banda + 1 tweeter central
Potencia máxima No declarada (lleva 3 amplificadores internos)
Formatos de sonido Dolby Digital y PCM
Altavoces traseros Bose Surround Speakers (opcionales)
Conexiones HDMI (ARC), TOSLink óptico, jack 3’5 mm estéreo AUX
4K Pass-through no tiene salidas HDMI
Conectividad inalámbrica Bluetooth
Subwoofer inalámbrico Bose Bass Module 500 o 700 (opcionales)
Mando a distancia Sí, propio infrarrojo (aparte del televisor vía CEC-HDMI)
Ajuste de sonido Modo Diálogos y cuatro niveles de ajuste de Graves
Dimensiones 59,4 x 5,6 x 10,2 cm (ancho x alto x profundo)
Peso 2 kg
Fecha de lanzamiento Julio 2020
Precio 280 euros

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,