¿Es seguro guardar mis datos y contraseñas en Google Chrome?

Google tiene la obligación de salvaguardar nuestros datos frente a ataques de terceros, atentados a la seguridad e integridad tanto física como económica. En la cuenta de Google lo volcamos todo: le decimos donde estamos, donde hacemos clic, qué nos gusta y qué odiamos, nuestros datos bancarios y, en definitiva, los datos suficientes como para poder hacer un retrato robot personal de cada uno de nosotros. Para proteger nuestros datos, Google ofrece el sistema de doble verificación al acceder a nuestra cuenta. Es decir, que no solo tendremos que poner nuestra contraseña sino que, además, deberemos adjuntar un código facilitado por la propia empresa.

Chrome quiere velar por la seguridad de tus datos

Además del sistema de doble verificación, el gigante de Internet creó un complemento para su navegador Chrome que consistía en un detector de contraseñas. Básicamente, el detector ‘leía’ la contraseña que, en ese momento, estuviésemos colocando en alguna página para, a continuación, evaluarla y transmitirnos si era lo suficientemente segura. A partir de la versión 79 del navegador de Google, este complemento pasa a ser una función interna del navegador, por lo que todos los usuarios podremos disfutar de ella sin necesidad de descargar nada adicional.

Este complemento funciona para todos aquellos usuarios que tienen guardadas sus contraseñas y nombres de usuarios dentro de los servidores de Google. Cuando el usuario escribe su nombre y la contraseña, Google Chrome analiza el conjunto de datos ofrecidos y los compara con una base de datos almacenada con más de 4.000 millones de nombres comprometidos en su seguridad, en algún momento. Si Google, durante el chequeo, encuentra alguna coincidencia entre lo escrito y lo analizado, se avisaría al usuario para que procediera a cambiar la contraseña en ese mismo momento.

En el momento de escribir la contraseña, Google comenzará el escaneo y si entiende que dicha contraseña puede poner en peligro tu seguridad, te lo advertirá mediante un cuadro de diálogo. Si nada aparece y puedes insertar las credenciales con total normalidad es que tu contraseña no coincide con nada anormal en los servidores de Google. Pero ojo con bajar la guardia porque, en cualquier momento, podemos ser víctimas de un ataque para robarnos los datos.

Para fortalecer nuestra contraseña en los sitios de Internet existen algunos trucos que, a continuación, procedemos a comentarte.

  • Intenta que la contraseña no sean datos personales, ni tu número de DNI, seguridad social, domicilio, etc. Sí, por el contrario, alguna frase que se te ocurra, fácil de recordar, y que tenga un especial significado para ti. También puedes fortalecer la contraseña si, cuando tengas la frase decidida, eliminas las vocales o las sustituyes por números: por ejemplo la ‘A’ puede ser el número 4, la ‘E’ el 3, la O el número cero, etc.
  • Alterna mayúsculas, minúsculas, signos y caracteres especiales.
  • Mezcla, dentro de la misma frase, números y letras. Por ejemplo, tienes el nombre de ‘Pepa’ y el número 4987, pues la contraseña sería ‘P4e9p8a7’.
  • Una forma muy lúdica de confeccionar una buena contraseña es la de valerte de un dado, por ejemplo, para obtener una cadena de números totalmente aleatoria y que no haga referencia a nada en especial. Lo malo de este método es recordarla, claro. Puedes optar por guardar la contraseña en un sitio seguro al que nadie tenga acceso.
  • También puedes generar una contraseña segura a través de alguna herramienta desarrollada para tales efectos como la web de Secure Password Generator.
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,