Dyson V11 Absolute

tuexperto RECOMENDADOLas expectativas eran altas, y es que los equipos de Dyson que han pasado por mis manos a lo largo de los últimos años tienen sensaciones propias de calidad. Desde el embalaje en el que llegan protegidos, hasta la potencia y diseño que marcan la línea de pensamiento de esta empresa. Y este aspirador no ha decepcionado. Eso sí, hay algunos puntos que aclarar en este Dyson V11 Absolute tras una semana de uso en mi propia casa. Y sí, he pasado el aspirador varias veces en una misma semana con tal de traeros esta review. Mi suelo nunca ha estado tan limpio.

Dyson V11 Absolute

Tipo de aspirador Sin cable, con batería recargable
Complementos Cabezal suave
Cepillo High Torque
Cepillo de suciedad difícil
Mini cepillo suave
Mini cepillo motorizado
Rinconera
Accesorio multifunción
Puerto de carga
Tubo extensor
Capacidad del cubo 0,67 litros
Peso 3,05 kg
Dimensiones 25 x 128 x 26 cm
Autonomía máxima 60 minutos (modo eco)
Filtro Captura hasta el 99,97%, partículas de hasta 0,3 micras de tamaño
Limpiado del filtro Con agua, bajo el grifo
Tecnología y potencia de succión Tecnología ciclónica de Dyson (14 ciclones)
Motor V11 de 125 000 revoluciones
79 000 G de succión
Modos Eco, auto y boost
Diseño Piezas intercambiables. Se puede usar con o sin tubo extensor
Pantalla Sí, con información de tiempo de autonomía disponible
Funciones destacadas En modo Auto la potencia de succión se adapta a la superficie para conseguir el mejor apurado
Fecha de lanzamiento Ya disponible
Precio 575 euros Dyson V11 Absolute
680 euros Dyson V11 AbsolutePro

 

Diseño futurista, pero olvídate de volver a guardarlo

Servidor, que ya cuenta con unos cuantos años de experiencia probando toda clase de productos, disfruta tanto del producto como del proceso de desembalaje y embalaje (no critiquéis mi TOC). Al fin y al cabo devuelvo la inmensa mayoría de estos productos a la marca. Pero en esta ocasión no he disfrutado de este proceso inicial. De este desenvolver pausado y memorizado para devolver todo a su lugar original. Con este aspirador Dyson es prácticamente imposible.

unboxing

La obra de ingeniaría de este aspirador está tanto en el producto como en la caja. Todo viene envuelto con su correspondiente pieza de cartón, encajado en un lugar determinado. Pues bien, olvídate de volver a guardarlo todo en la misma caja. El espacio está apurado y medido, y son tantos los complementos que volver a meterlo todo en su lugar es misión imposible. Algo que me hace pensar que acompañar este aspirador con una sencilla bolsa de viaje para guardarlo o llevarlo a otro lugar hubiera sido lo ideal. Superado el punto anecdótico, voy a comentar el diseño.

Tanta pieza que se monta y desmonta puede resultar abrumador. Incluso con las instrucciones de la mano. Pero la verdad es que tras cinco minutos de estudio y práctica todo cobra sentido. Como un puzle sencillo y lógico. El tubo que alarga este aspirador cuenta con la misma conexión que las boquillas. Así que podemos colocarlo para conseguir llegar a lugares más lejanos, pero también acoplar cualquiera de las boquillas directamente a la empuñadura con el motor. Una vez que sabes cómo va una pieza, todo lo demás encaja lógicamente.

aspirador sin cable

Algo más complejo y futurista puede resultar el motor con su empuñadura, su disparador, su pantalla y su filtro. Parece complejo. De hecho parece una pistola sacada de alguna película de ciencia-ficción. Pero la realidad es que todo es muy sencillo. Una palanca ayuda a abrir el depósito sin bolsa solo tirando intuitivamente de ella. El filtro se desenrosca cómodamente y se puede pasar por debajo del grifo. Y la pantalla solo tiene un botón. No puede ser más básico, pero con el característico diseño futurista de Dyson. Y con sus acabados plásticos ligeros pero resistentes. Eso sí, me ha sorprendido ver algún acabado menos trabajado o pulido en juntas o partes muy concretas del aparato. Teniendo en cuenta su precio y todo el trabajo de ingeniería que hay en él, se echa en falta un poco más de tacto aquí. Pero la verdad es que no me queda duda alguna de que estoy ante un aparato de Dyson. Tanto al abrir la caja, como al tocar las piezas o al ver el diseño final de este aspirador sin cable. Es como estar ante tecnología del futuro.

Olvídate de los aspiradores con cable

Es mi primera experiencia con un aspirador de mano, sin cable. Con batería que hay que recargar y que te permite moverte por toda la casa sin tirar de un cuerpo que rueda. O sin cambiar de enchufe. Y mira, sí. Es una delicia. Pero es que el motor de este Dyson V11 Absolute me ha hecho olvidarme de mi antigua aspiradora. La potencia de aspirado que se consigue se nota en la mano, pero sobre todo en alfombras y rincones. Una pasada limpia cualquier cosa que haya. Dos pasadas lo deja impoluto. No es que haya tenido la casa demasiado sucia, pero cuando crees que solo tienes unas miguitas en la alfombra y, tras una pasada, recoges pelusas, pelos, migas y toda clase de suciedad en el contenedor, te das cuenta de lo que hace el motor V11.

Potencia

Olvídate de bailar con el aspirador como si fueras Freddy Mercury. Puedes dar una simple pasada allá donde quieras recoger pelusas y toda clase de partículas. Mi casa es pequeña, unos 50 metros cuadrados, y pasarla con el aspirador de Dyson apenas me ha llevado unos minutos. Las primeras veces de uso ha sido más lento, sorprendido al ver que con un par de pasadas había recogido todo. Unos días más tarde, ya consciente de la potencia de su motor, no solo he tardado menos, sino que también he acabado aprovechando su portabilidad para pasar rejillas de los acumuladores, bajos de estanterías, marcos de puertas y todo aquello que se me ocurría. Me sobraba tiempo gracias a su potencia. Y esto es algo que valoro muy bien.

Y ojo, que es una potencia inteligente. He tenido que corroborar con la página web que este Dyson V11 Absolute tiene cerebro propio para entender qué tipo de suelo está aspirando. Algo que me inquietaba al notar cómo los ruidos del cepillo y el motor cambiaban aleatoriamente. Bueno, aleatoriamente no. Según la resistencia que ofreciera el suelo por el que estuviera pasando. O la fuerza que ejerciera contra él. Así, cuenta con un modo automático que reconoce la resistencia de un suelo y ajusta la potencia de succión para conseguir el mejor resultado. Es decir, sabe si está sobre suelo duro o alfombra, y sin cambiar la posición del gatillo mejora el aspirado para llevárselo todo al depósito. Eso sí, esta tecnología se encuentra en el cepillo, analizando 360 veces por segundo la resistencia del terreno. Es lo que Dyson llama Dynamic Load Sensor.

V11

La potencia del motor Dyson V11 viene dado por sus 125 000 revoluciones por minuto. Bueno, por eso y por la tecnología ciclónica de la que Dyson siempre presume. Cualidades que ayudan a generar una potencia de succión que no se ve en otros aspiradores sin cables. Lo interesante es que toda esta potencia tiene control. Pero no mediante una ruleta que te ayude a regular al milímetro las revoluciones o la succión. Dyson lo ha simplificado en tres únicos modos. Se cambia de uno a otro rápidamente únicamente pulsando en el botón junto a la pantalla. El modo Eco cuenta con una autonomía de 60 minutos para casas grandes o para limpiezas eficientes. Luego está el modo automático, que no olvidemos que ajusta la capacidad al suelo en el que estemos. Y, por último, el modo Boost, que da ese empujón extra para mejorar la limpieza puntual. Más que suficiente para lo que he podido probar durante estos días.

Corto, largo y con giro rápido

Como decía más arriba, el Dyson V11 Absolute llega completo para limpiar sobre cualquier superficie, y a casi cualquier distancia. Su tubo no es telescópico, pero es más que suficiente para limpiar la barra de las cortinas o cualquier lugar elevado, alejado o inaccesible (la parte de detrás de mi retrete) que puedas tener en una casa media. Todo ello con un sistema que lo mantiene todo unido y firme, pero con la posibilidad de soltarlo pulsando sencillamente un botón. Además, tanto la empuñadura con el motor como el resto de piezas cuentan con el mismo tipo de conexión. Así que las combinaciones se acomodan a lo que necesitas en cada momento.

giros

Por ejemplo, he usado el tubo para alcanzar la esquina de la pared que se oculta en uno de los laterales de mi cama. Sin tener que mover esta, como sí hacía para pasar mi antiguo aspirador. O para alcanzar los pelos y el polvo detrás de mi retrete relativamente incrustado en el baño. Incluso para pasar el polvo por encima de los armarios y la barra de las cortina. Pero cuando lo he necesitado he desacoplado este tubo y he conectado directamente la boquilla más fina con cerdas para pasar una esquina complicada de mi rodapié. O para asegurarme de aspirar el polvo en la rejilla de los acumuladores. Este Dyson V11 Absolute es así de manejable y adaptable. Su peso me ha permitido sujetarlo casi siempre con una sola mano. Y que el mayor peso de su cuerpo se sitúe justo en mi mano hace que sea más fácil de pivotar y elevar.

Pero si me ha sorprendido algo durante el uso ha sido la capacidad de giro de sus cepillos más grandes. Me han resultado realmente cómodo navegar por cualquier lado de mi casa con ellos. No importa que uno sea más voluminoso. Un sutil giro de muñeca hace que la tracción del extremo del tubo de la aspiradora haga un quiebro marcado y todo el movimiento se acompañe en esa dirección.

cabezales

El movimiento con las piezas más grandes y pesadas de este Dyson V11 Absolute no se obstaculiza. Se nota más resistente, sí, como que cuesta algo más avanzar en el caso de alfombras, según mi experiencia. Pero, de nuevo, he controlado el movimiento con una mano. No es pesado, y con algo de fuerza puedes hacer el par de pasadas que necesitas para dejarlo todo limpio. Pero es cuando he quitado el tubo y lo he usado como aspirador de mano corto cuando mejor lo he movido por cualquier lugar. Claro que tengo la “suerte” de ser alto y tener techos bajos. Así que puedo aprovechar la forma más cómoda de este aspirador.

Carga y complementos

Solo me queda comentar que, durante esta semana de uso, solo he requerido de dos cargas. Tampoco he querido pasar el aspirador todos los días por casa, no era necesario tal y como estaba de limpia. Lo mejor es que no tienes que calcular ni acostumbrarte al uso de este aspirador para saber cuándo te vas a quedar sin batería desde que ves el aviso de poca carga en la pantalla. Un temporizador se actualiza en tiempo real para conocer, de manera muy aproximada, el tiempo de aspirado que te queda en su batería.

carga

La carga se lleva a cabo mediante un cargador bastante reducido. Se conecta a la base de la pistola y al enchufe. Y listo. La primera vez que lo cargué me dio la sensación de que contaba con cierta tecnología de carga rápida. O al menos ha sido capaz de alcanzar el 10% de la carga en apenas 5 o 10 minutos. Suficiente para terminar alguna habitación si la autonomía nos ha dejado a medias. Si no hay que esperar menos de 2 horas para completar el 100% de la carga. Con ello podremos aspirar durante unos 40 minutos.

Aunque no lo he probado, puesto que tengo que devolver el producto, esta Dyson V11 Absolute cuenta con soporte para colgar todo de la pared. Es la manera de conseguir que este aparato ocupe menos espacio. Y, además, conectarlo para cargarlo mientras está recogido para tenerlo siempre disponible. Como digo, todo viene en la caja. Disponible desde el momento en que la abres.

complementos

Conclusiones tras una semana de uso

No voy a mentir, es la primera vez que probaba una aspiradora de mano. Y ahora no quiero conformarme con menos. Aunque las aspiradoras sin cable actuales ya no usan bolsas y cuentan con cierta potencia, no me cabe duda que este Dyson V11 Absolute les adelanta por la derecha. No solo es más potente que mi antiguo aspirador con cable o mi robot aspirador, sino que una sola pasada se hace con todo.

conclusiones

Otro punto interesante es que llega con toda clase de complementos. Cepillos grandes, pequeños, con cerdas de todo tipo. Todos los suelos y superficies quedan cubiertos. Y además cuenta con soportes para colgar en la pared.

Es, por tanto, el mejor aspirador sin cable de Dyson. Con más potencia y más autonomía que su versión anterior. Y también con más capacidad para la suciedad.

Dyson

Eso sí, todo esto tiene un precio. El aspirador sin cable Dyson V11 Absolute se puede comprar por 575 euros. Y cuenta con una versión Pro, con un color más exclusivo por 680 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...