productos muertos llegada movil

La presentación del iPhone original, allá por 2007, supuso todo un antes y un después en el mundo de la tecnología. Aunque el concepto original del teléfono contaba con algunas carencias importantes, fabricantes como Nokia, y posteriormente, Samsung, fueron incluyendo una serie de características que en su conjunto han sustituido a varios de los productos más populares de la década del 2000 al 2010 y años posteriores. Hoy día el teléfono inteligente más básico puede llegar a sustituir incluso a un ordenador convencional. Pero, ¿qué hemos dejado atrás realmente con la llegada del móvil?

Reproductores MP3, MP4 y sucedáneos (Walkman, Discman…)

Quién no recuerda los reproductores MP3 y MP4. En el caso de los primeros, a pesar de que el formato original se remonta a los años 80 y 90, no fue hasta el año 1998 cuando el primer reproductor MP3 llegó al mercado; concretamente a través de la marca MpMan con el MP-160.

mpman mp 160

MPMan MP 160, el primer MP3 del mercado.

El precio de este llegaba a rondar los 250 dólares, y su memoria base era de tan solo… ¡32 MB! La propia compañía ofrecía un modelo superior de 64 MB cuyo precio se elevaba por encima de los 400 dólares. Hoy tan solo podríamos incluir 12 canciones en el modelo de máxima capacidad y 6 si optamos por la variante con 32 MB.

Si hablamos de los reproductores MP4, fue el Archos Jukebox Multimedia el primer reproductor que introdujo este nuevo término, allá por el año 2001. Curiosamente, el modelo original no era compatible con el formato MPEG-4 (el .mp4 tradicional), sino que venía a representar la nueva generación de reproductores MP3.

Archos_multimedia_mp3

Archos Jukebox Multimedia, el primer reproductor MP4 del mundo.

A partir del año 2005 se comenzó a popularizar este tipo de reproductores, esta vez sí, compatibles con el formato MP4 para la reproducción de videos. Por aquel entonces, descargar películas a través de programas tipo eMule y Ares era el pan de cada día. Quién nos iba a decir que dos años después llegaría el primer teléfono inteligente.

Cámaras digitales (compactas, réflex, mirrorless…)

A mediados de este año se hacía público un curioso gráfico en Reddit que mostraba al detalle el declive de las cámaras digitales a lo largo de los últimos 20 años: desde 1999 hasta 2018. En Statista podemos ver un gráfico similar desde la aparición de las primeras cámaras analógicas, allá por 1950.

grafico ventas camaras

En el gráfico se puede observar cómo no fue hasta el año 2008 cuando las ventas de las cámaras dejaron de crecer de manera exponencial. Dos años después, en 2010, la popularización de modelos como el iPhone 4 o el Samsung Galaxy S y SII hizo que las ventas de las cámaras comenzarán a decrecer a un ritmo de varias decenas de millones al año: desde 110 millones en el punto más alto hasta poco más de 20 millones en 2018.

grafico camaras total

Actualmente el mercado de las compactas está limitado a un nicho muy concreto. A esto hay que sumarle que el tiempo de vida útil es, por lo general, más alto, sobre todo si lo comparamos con el de un smartphone. ¿Alguien se acuerda de cómo 10 megapíxeles eran toda una proeza en 2007? Hoy podemos encontrarnos con cámaras de hasta 108.

Videocámaras portátiles

Lejos quedaron las videocámaras a cinta, y más tarde, digitales. Junto con la caída de las cámaras compactas, las videocámaras han venido arrastrando una pérdida de popularidad desde la salida de los primeros smartphones con cámara. Aunque no se disponen de datos registrados, podemos afirmar que hoy por hoy el uso de estas cámaras uso se limita a videoaficionados y profesionales del sector.

El propio Luisito Comunica, youtuber con casi 30 millones de suscriptores, publicaba ayer mismo un video comparando la calidad de imagen del iPhone 11 Pro con respecto a su cámara, una Canon M50, que actualmente ronda los 700 euros. Si obviamos la calidad de audio, la calidad de imagen obtenida por el iPhone no difiere demasiado de la imagen obtenida por la cámara: más aún si hablamos de la capacidad de estabilización.

grafico videocamaras

Si nos remitimos a los datos de la CTA americana (Consumer Technology Association), el descenso de ingresos en las cámaras ha experimentado una caída del 93% frente al año 2007. Hablamos de pasar de más de 2.000 millones de dólares al año a menos de 300 millones.

¿Siguen teniendo sentido este tipo de cámaras en un ámbito semiprofesional? Lo cierto es que sí, aunque parece que cada a vez menos.

Navegadores GPS

Lo que parecía ser el futuro de la automoción ha acabado sucumbiendo a la tecnología móvil. Remitiéndonos nuevamente a Statista, la venta de navegadores GPS ha caído con respecto a 2007 más de un 80%. Los últimos datos, eso sí, provienen de 2016. Durante estos tres años es muy probable que la cifra haya alcanzado el 90%.

5 productos que (casi) han muerto con la llegada del móvil 1

Lejos de datos de ventas y número de unidades vendidas anualmente, hoy por hoy los GPS no ofrecen nada que un buen smartphone no pueda ofrecer mediante aplicaciones como Google Maps o Waze. Solo en el caso de los vehículos compatibles con Android Auto o CarPlay de Apple se ofrece una mayor integración máquina-humano.

A esto hay que sumarle la popularización de los relojes GPS, destacando marcas como Garmin. Actualmente ocupan el lugar de los GPS portátiles que antaño estaban destinados a deportistas de alto rendimiento.

Y por último… el teléfono fijo

No podía faltar el que posiblemente se trate de uno de los productos más populares de la última década. El teléfono fijo, que hasta hace unos pocos años era más que necesario para conectarse a Internet, hoy ocupa un lugar muy por debajo del resto de tipos de teléfono, aunque lo cierto es que su uso sigue siendo muy popular.

Según datos de Statista, el 66,3% de las viviendas de España en 2017 situadas en áreas de menos de 10.000 habitantes contaba con un teléfono fijo, mientras que en el caso áreas con 100.000 o más habitantes, el porcentaje superaba el 82%. El motivo de ello puede deberse, probablemente, a la herencia tecnológica que las compañías han ido perpetuando a lo largo del tiempo.

Pero una cosa es tener teléfono fijo y otra distinta es el uso que se le da. Si miramos los datos de tráfico de llamadas de fijo en España en los últimos años, observamos que si en el año 2012 se alcanzaba un volumen de 13 millones de minutos en llamadas, actualmente el tráfico está en torno a los 4 millones de minutos.

Otras noticias sobre... , ,