Memoria virtual en Windows 10, que es y como mejorar el rendimiento

Los ordenadores actuales disponen de varios tipos de memoria, para permitir que funcionen de la mejor forma posible en todo tipo de aplicaciones y usos. La memoria RAM y la memoria de la tarjeta gráfica dos tipos de memoria más conocidos, aunque existe un tercer tipo, la memoria virtual, que es igual de importante. Te explicamos qué es la memoria virtual de Windows 10, y cómo puedes usarla para mejorar el rendimiento de tu equipo.

Cómo funciona la memoria virtual

La memoria RAM es la encargada de almacenar los datos de los programas que son más utilizados por el procesador. Al estar estos datos almacenados en la memoria RAM, el procesador puede acceder a ellos de una forma mucho más rápida, que si tuviera que obtenerlos directamente del disco duro.

Esto se debe a que la memoria RAM es mucho más rápida que cualquier disco duro. Es verdad que las unidades SSD tienen una velocidad muy superior a los discos mecánicos tradicionales, pero, aun así, siguen siendo un medio de almacenamiento mucho más lento que la memoria RAM.

El problema que tenemos con la memoria RAM, es que es cara y ocupa mucho espacio, por lo que la cantidad de la que podemos disponer en nuestros ordenadores es bastante limitada. Esto hace que muchas veces la cantidad de memoria RAM, sea insuficiente para almacenar todos los datos más importantes de los programas que estamos usando. Aquí es donde entra en juego la memoria virtual.

La memoria virtual es una pequeña parte del disco duro que se reserva para utilizarse, en caso de que la memoria RAM no sea suficiente para almacenar los datos que necesita el procesador. Pese a ser un pequeño espacio de almacenamiento del disco duro, el sistema operativo se encarga de optimizar los datos almacenados, de forma que puedan leerse de forma más rápida, paliando parcialmente el problema de la lentitud del disco duro.

Por tanto, la memoria virtual se utilizará para almacenar los datos que no caben en la memoria RAM del ordenador. Ajustar correctamente el tamaño de la memoria virtual es muy importante para garantizar que nuestro ordenador no se quede sin memoria con la que poder trabajar.

Cómo ajustar la Memoria Virtual en Windows 10

Windows 10 nos permite modificar la cantidad de memoria virtual con la que trabajará el ordenador. Normalmente se recomienda que la cantidad de memoria virtual, sea 1,5 veces superior a la cantidad de memoria RAM que tenemos instalada en el equipo.

Si tomamos como referencia un ordenador con 8GB de memoria RAM, qué es una configuración bastante típica en la actualidad, deberíamos usar una cantidad de memoria virtual de 12 GB. Podemos usar una cantidad un poco superior, por ejemplo 16 GB para asegurarnos de que no se quede corta.

Lo primero que necesitamos hacer para ajustar la memoria virtual en Windows 10 es acceder al panel de control del sistema operativo. Una vez dentro entramos en la sección sistema y seguridad, luego en sistema, y en configuración avanzada del sistema.

Memoria virtual en Windows 10

Una vez dentro de configuración avanzada del sistema, se abrirá una pequeña ventana.  necesitamos entrar en la pestaña de opciones avanzadas y hacer clic en el apartado de configuración en rendimiento.

Memoria virtual en Windows 10 4

Ahora necesitamos acceder a la pestaña de opciones avanzadas, y hacer click en la opción de cambiar que está dentro del apartado de memoria virtual.

Memoria virtual en Windows 10 5

Se abrirá una nueva ventana en la que tendremos que desmarcar la casilla de administración automática de la memoria virtual.

Memoria virtual en Windows 10 6

Una vez desmarcada la opción, tendremos que establecer el tamaño que queremos que tenga nuestro archivo de memoria virtual. Te recomendamos establecer el mismo valor para el tamaño mínimo y el tamaño máximo, así evitaremos problemas. Por último hacemos clic en Aceptar y nos pedirá que reiniciemos el ordenador.

Otras noticias sobre...