Mi experiencia tras una semana de uso con la Honor Band 5

Hace tiempo que dejé atrás la cuantificación. La fiebre que llegó con la primera pulsera de Xiaomi ya se me curó y aprendí a medir mi cuerpo de otras maneras. Sin embargo, no hay que negar que los avances en este tipo de dispositivos de muñeca son cada vez más interesantes. Sobre todo cuando ya no solo miden aproximadamente tus movimientos, sino que calculan con bastante precisión tus ejercicios, miden tu ritmo cardiaco y encima te dan la hora y las notificaciones de tu móvil a todo color por solo 30 euros. Es el caso de la Honor Band 5, que ha caído en mis manos y con la que he estado compartiendo días y noches durante algo más de una semana.

Ficha técnica Honor Band 5

Pantalla 0,95 pulgadas a color con tecnología OLED, resolución 240 x 120 píxeles, cristal 2.5D y 282 ppp
Baterí­a 100 mAh y hasta 14 días de uso con una sola carga
Sistema operativo Huawei Wear compatible con Android 4.4 o superior y iOS 9 o superior
Conexiones Bluetooth
SIM No disponible
Diseño Diseño en goma y cristal
Colores: rosa, azul y negro
Dimensiones 43 x 17,2 x 11,5 milímetros y 22,7 gramos
Funciones destacadas Monitor de nivel de oxígeno en sangre, detector de enfermedades del sueño, diez modos de deportes, disparador para cámara del móvil, pulsómetro, ritmo cardíaco y resistente al agua hasta 50 metros de profundidad
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 30 euros

 

Pantalla a todo color y con gran brillo

Una de las primeras cosas que me ha sorprendido en esta Honor Band 5 es su pantalla. Puede parecer pequeña en un primer momento, pero aprovecha muy bien sus 0,95 pulgadas para mostrar toda clase de datos. Incluso leer en ella notificaciones y mensajes de WhatsApp es posible, aunque no lo más cómodo. No importa el sol que haga en el exterior, el brillo de este panel AMOLED lo puede todo. Incluso puedes regularlo y bajarlo de intensidad para apurar aún más su batería.

También me ha gustado especialmente la respuesta del panel. Es muy ágil. Un deslizamiento sencillo o una pulsación sobre el botón hacen que no tengamos que exagerar en ningún momento los gestos para tener todo lo que queremos en pantalla. La única pega puede ser que, frente a las gotas de agua, este panel también resulta sensible. Pero durante este tiempo no he tenido que preocuparme demasiado por ver cómo en la ducha la pulsera se movía entre diferentes menús.

Cómoda pero puede irritar

En cuanto a su diseño no hay nada que hablar respecto a la Honor Band 4. El cuerpo y la pulsera mantienen el mismo diseño, y no es algo malo. Me ha resultado realmente cómoda desde un inicio. Su correa por defecto no tira de los pelos ni se queda pegada a la piel. Además tiene un cierre tipo reloj con un pequeño remate que ayuda a que nada se mueva de donde debe estar. Por cierto, esta pulsera es intercambiable.

Lo único negativo es que he encontrado que algunas zonas de mi muñeca se han irritado. Se han puesto rojas allá donde la pulsera no permite una correcta ventilación. Piel un poco escamada que no pica y que no me hace pensar en alergias cutáneas, pero sí en la necesidad de hacerme, quizá, con una correa más transpirable.

Honor Band 5

Más deportes de los que practico

Pero lo interesante es todo lo que puede medir esta Honor Band 5. Olvídate de las pulseras cuantificadoras para medir pasos y eventuales carreras. Con esta puedes medir fielmente tu actividad en una máquina elíptica, diferentes tipos de carrera, largos en la piscina o incluso ejercicios libres. Cuenta con un lector de pulso cardiaco que puede funcionar intermitentemente o de manera constante para hacer un cálculo más aproximado de la intensidad de la actividad. Y, por ello, un cálculo más aproximado a la realidad de la quema de calorías.

Pero no solo de día, también lo hace de noche. Si activas la función de medición de ritmo, la pulsera también podrá tener aún más detalle de tus noches. Y sin despertarte con la clásica luz azul de este sensor, ya que por la noche es capaz de leer el pulso con otra técnica.

Y, por supuesto, también ha medido la calidad de mi sueño. A pesar de contar con la tecnología TruSleep 2, este campo sigue siendo poco útil para mí. De poco me sirve que midan mis pulsaciones, detecten mis movimientos y sepan a qué hora me dormí y me desperté. La calidad de mi sueño depende de otros factores como el estrés. Pero es útil tener toda esta información si no se tienen estos problemas.

Autonomía para más de una semana

Honor saca (y puede sacar pecho) con la autonomía de esta Band 5. Ellos dicen que dura 15 días, aunque en mi experiencia han sido algunos días menos. Claro que todo depende de cuánto y cómo la uses. Si solo quieres tener un reloj que cuenta tus pasos, puede estar ahí 15 días sin necesidad de que lo pongas en su adaptador de carga. Si usas las aplicaciones, la lectura continuada de tu pulso cardiaco y haces mucho ejercicio, la autonomía se reduce. Aun así es dilatada, y la carga de este aparato no es un problema. En mi tiempo de uso no he llegado a cargarla, superando los 7 días con las pruebas.

autonomía de casi 15 días

 

Lo mejor está por llegar

Honor Band 5 quiere luchar frente a frente con la cuarta versión de la Xiaomi Mi Band. Y puede hacerlo por sus características, acabados y precio, que es solo de 30 euros. Pero superará con próximas actualizaciones al aparato de Xiaomi. Y es que activarán, mediante actualización el próximo 30 de septiembre, la posibilidad de medir nuestro oxígeno en sangre. Característica útil para aquellos que quieran aún más datos sobre su salud y el entrenamiento deportivo.

 

Otras noticias sobre... ,