Motorola One Action, lo hemos probado

Hoy en día es realmente complicado diferenciarse en la gama media. La gran cantidad de propuestas que tenemos en el mercado, muchas de ellas casi clones, hace que sea difícil destacar. Por eso algunos fabricantes buscan diferenciarse del resto con cambios en el diseño o con alguna funcionalidad que aporte un valor añadido. Y esto es precisamente lo que hace el Motorola One Action, un móvil con triple cámara pero que utiliza uno de los sensores como “cámara de acción”.

Pero esta elección no es la única que diferencia al Motorola One Action de la competencia. También lo hace su pantalla con formato 21:9, así como su apuesta por el sistema Android One. Todo ello con una pantalla de gran tamaño, un procesador Samsung de gama media, una buena capacidad de almacenamiento y una autonomía más que correcta. He tenido ocasión de pasar algunas semanas con este móvil y os cuento qué tal funciona y qué me ha parecido.

Ficha técnica Motorola One Action

Pantalla Panel IPS de 6.3 pulgadas, resolución FHD+ de 1.080 x 2.520 píxeles, Relación de aspecto 21:9
Cámara principal Triple cámara trasera:
· Sensor principal de 12 MP con apertura f/1.8 y EIS
· Sensor de profundidad con 5 MP y f/2.0
· Cámara Action con tecnología Quad Pixel, 16 MP, f/2.2, 117 grados, estabilización (solo para grabar vídeo)
Vídeo 4K en cámara principal
Inteligencia Artificial
Cámara para selfies 12 MP con apertura f/2.0
Memoria interna 128 GB
Ampliación MicroSD hasta 512 GB
Procesador y memoria RAM Exynos 9609 de Samsung (Octa-core de 2.2 GHz y GPU MP3 Mali G72), 4 GB de RAM
Baterí­a 3.500 mAh, carga a 10W
Sistema operativo Android 9 Pie (Android One)
Conexiones 4G LTE, WiFi 802.11ac de doble banda, NFC, GPS, Bluetooth 5.0, conector jack de 3.5 mm
SIM Nano SIM
Diseño Metal y cristal, colores: azul y blanco
Dimensiones 160.1 x 71.2 x 9.15 mm, 176 gramos
Funciones destacadas Lector de huellas
Desbloqueo facial
Radio FM
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 270 euros

 

Diseño: formato más alargado y agujero en la pantalla para la cámara frontal

hemos probado Motorola One Action detalle

Motorola, al igual que ocurre con la gran mayoría de fabricantes, ha ido implementando las tendencias que marcan los terminales top en sus dispositivos. El Motorola One Action tiene marcos metálicos y trasera de cristal, con la cámara triple colocada en la esquina superior izquierda. Esta sobresale muy ligeramente de la carcasa, pero no lo suficiente como para dejar “cojo” el dispositivo.

hemos probado Motorola One Action trasera

En el centro de la espalda del dispositivo tenemos el lector de huellas dactilares. Este es claramente identificable, ya que una vez más luce el logotipo de Motorola en su interior. Un poco más abajo vemos el logotipo de Android One, lo que deja claro qué sistema operativo equipa el móvil.

hemos probado Motorola One Action lateral

La parte trasera se curva ligeramente a los lados para unirse con los marcos metálicos. En el derecho (mirando el terminal de frente) encontramos los botones de encendido y de volumen. Y estos serán los únicos botones físicos, ya que en el lado contrario solo está la ranura para las tarjetas.

El Motorola One Action también tiene un conector jack de 3.5 mm para auriculares, situado en la parte superior. Y un conector USB Tipo C colocado en la parte inferior.

Pasamos a la parte delantera del dispositivo para fijarnos en la pantalla. O mejor dicho, en los marcos que la rodean, porque de las características de esta hablaremos después.

hemos probado Motorola One Action agujero pantalla

Como suele ocurrir en los dispositivos de gama media, los marcos de la pantalla están mucho menos ajustados que los de los móviles de mayor precio. En los cuatro lados del dispositivo tenemos un marco de varios milímetros, siendo el inferior un poco más grueso.

Además, el agujero de la pantalla es de un tamaño considerable. Más que por lo que ocupa el sensor en si porque está rodeado con un marco negro que hace que se vea bastante. Si a esto le añadimos una barra de navegación y otra de notificaciones de unos cuantos milímetros, el espacio útil de la pantalla se reduce bastante.

hemos probado Motorola One Action grosor

Y quiero acabar la parte estética del dispositivo comentando sus medidas. El Motorola One Action tiene unas medidas de 160.1 x 71.2 x 9.15 milímetros, así como un peso de 176 gramos. Sí, lo que más me ha llamado la atención es el grosor del terminal. No es que sea incómodo, pero es bastante llamativo, ya que no cuenta con una batería especialmente grande.

Pantalla 21:9 de gran tamaño

El Motorola One Action está equipado con una pantalla IPS de 6.3 pulgadas con resolución FHD+ de 1.080 x 2.520 píxeles. Es una resolución muy habitual en los modelos de gama media-alta.

hemos probado Motorola One Action detalle pantalla

El rendimiento de la pantalla es bastante bueno. Ofrece imágenes nítidas, con una buena reproducción de los colores. Además, consigue un muy buen nivel de negro y es capaz de reproducir imágenes HDR.

Pero lo que más llama la atención de la pantalla del One Action es que tiene una relación de aspecto 21:9. Esto es muy poco habitual, ya que la gran mayoría de fabricantes utilizan el formato 18:9 (o sus variantes adaptándose a la muesca que cada uno use). El formato 21:9 hace que el móvil sea más alargado de lo normal, recordando mucho a los dispositivos de Sony.

hemos probado Motorola One Action vídeo

¿Por qué utilizar una pantalla 21:9? Según Sony, el mayor valedor de este tipo de pantallas, es para que podamos disfrutar de las películas con la misma relación de aspecto que en el cine. Pero lo cierto es que es muy escaso el contenido disponible en este formato. Cuando reproducimos algo de Netflix, HBO o Amazon Prime tendremos un marco negro en la parte del agujero de la pantalla, incluso cuando ampliamos la imagen. En YouTube podremos ampliar la imagen para que ocupe toda la pantalla, pero perderemos parte del contenido.

He echado en falta que podamos activar la pantalla con un doble toque sobre ella. Eso sí, al mover ligeramente el terminal se enciende lo que Motorola llama Pantalla Inteligente. Esto no es otra cosa que la pantalla Always On.

Una triple cámara con algo diferente

Como comentaba al principio del análisis, el Motorola One Action busca diferenciarse del resto de dispositivos de gama media. Y una de sus armas es la triple cámara que tiene en su parte posterior. No porque ofrezca mucha más resolución, sino porque incluye un sensor especialmente diseñado para funcionar como cámara de acción.

hemos probado Motorola One Action cámara trasera

Ahora hablaremos sobre él, pero primero vamos a echar un vistazo al conjunto técnico. Por un lado tenemos un sensor principal con 12 megapíxeles de resolución, apertura f/1.8, enfoque PDAF y píxeles de 1.25 µm. Le acompaña un segundo sensor de 5 megapíxeles y apertura f/2.0 que sirve para medir la profundidad.

Completa el conjunto trasero un sensor ultra gran angular de 117º con 16 megapíxeles de resolución y apertura f/2.2. Y también tenemos una cámara frontal, con sensor de 12 megapíxeles y apertura f/2.0.

Aplicación Cámara

hemos probado Motorola One Action captura app cámara

Antes de ver los resultados que ofrecen las cámaras, echemos un vistazo rápido a la aplicación Cámara. La interfaz es muy similar a la de otros móviles, con algunos detalles made in Motorola. Por ejemplo, sobre el botón de disparo tenemos tres botones para cambiar entre Auto, los diferentes modos de la cámara y vídeo.

En el lado contrario tenemos accesos directos para cambiar entre automático y manual (que vendría a ser el modo Pro de otros modelos), activar y desactivar las fotos animadas, el temporizador, el flash y el HDR.

hemos probado Motorola One Action captura modos de cámara

La aplicación Cámara del Motorola One Action nos ofrece algunos modos interesantes. Tenemos el habitual modo Retrato, que en mi opinión debería estar en la pantalla principal. También un modo llamado “Color selectivo”, que nos permite hacer una foto en blanco y negro con solo una parte de la imagen en color.

Otro modo interesante es Cinemagrafía, que nos permite hacer un pequeño vídeo con una parte de la imagen estática y la otra en movimiento. Tampoco faltan los modos Panorámica y los filtros de aplicación directa sobre la imagen.

hemos probado Motorola One Action captura opciones IA

En la parte de Ajustes encontraremos algunas funciones que quizás queramos activar. Por ejemplo, podemos poner un nivelador o la habitual cuadrícula. También tenemos algunas opciones especiales que nos ofrece el sistema de IA. Concretamente tenemos tres “ayudas” disponibles: Captura automática de sonrisas, Composición inteligente y Optimización de disparo. Este último es el sistema de reconocimiento de escenas, tan habitual en los últimos dos años.

Calidad de imagen: cámara trasera

Pero entremos ya en materia. ¿Qué calidad nos ofrecen las cámaras del Motorola One Action? Pues lo cierto es que ocurre prácticamente lo mismo que vemos en cualquier terminal de este rango de precios. Se logran defender bastante bien cuando la luz es abundante, pero cuando esta escasea la calidad baja drásticamente.

hemos probado Motorola One Action foto con sensor principal

Las fotos que consigue este dispositivo cuentan con una buena colorimetría, con tonos bastante fieles a la realidad. Sin embargo, he echado en falta algo más de nitidez y un mejor rango dinámico.

Cuando activamos la IA tiende a sobresaturar, como es habitual en casi todos los móviles. El problema es que con algunas escenas esa sobresaturación es excesiva. En cuanto al HDR, funciona bien si queremos destacar un cielo nublado por ejemplo.

hemos probado Motorola One Action foto nublado

En interiores o cuando la luz empieza a desaparecer es cuando más sufre. La falta de nitidez se hace mucho más evidente y el sistema de enfoque nos puede llegar a boicotear alguna foto, ya que requiere que estemos bastante quietos.

El modo Retrato se ayuda del sensor de profundidad para permitir un desenfoque más natural. La aplicación nos ofrece la posibilidad de jugar con el grado de desenfoque. Cuenta con algunos efectos de iluminación que tan de moda puso el iPhone, pero lo cierto es que, para mi gusto, la mayoría ofrecen un resultado muy artificial.

hemos probado Motorola One Action foto modo retrato

En cuanto al recorte, es muy correcto si la luz acompaña. Además, el modo no es demasiado exigente y se aplica en la mayoría de situaciones. Solo si tenemos muy poca luz la app avisará de que no es posible hacer una foto con el modo Retrato. Y por cierto, funciona también con objetos, no solo con personas.

Calidad de imagen: cámara frontal

Con la cámara frontal ocurre algo muy similar. En exteriores y con buena luz tendremos unos resultados muy correctos, aunque tiende a sobreexponer ligeramente.

hemos probado Motorola One Action captura modos cámara frontal

La cámara frontal también cuenta con un modo manual, que nos permite disparar en Raw. Tenemos el habitual modo belleza, tanto automático y manual, y un modo HDR que tendremos que activar desde Ajustes. Aunque lo cierto es que no he notado demasiadas diferencias entre activarlo y no activarlo.

En cuanto a los modos disponibles, la cámara frontal ofrece el modo Color selectivo, Cinemagrafía, Selfie de grupo, filtros y Retrato.

hemos probado Motorola One Action foto modo retrato cámara frontal

Este último cuenta con las mismas opciones que ofrece la cámara principal, a saber, selección del nivel de desenfoque y efectos de iluminación. El nivel de las fotografías en este modo es similar al que conseguimos con la cámara trasera, aunque el recorte es algo peor.

Galería de fotos hechas con el Motorola One Action

 

Vídeo: tenemos una cámara de acción en el móvil

Hasta ahora no os he hablado del sensor ultra gran angular. ¿Sabéis por qué? Porque no se puede utilizar para fotografía. Este sensor es exclusivo para grabar vídeo mediante lo que Motorola ha llamado Action Cam.

La idea es captar una mayor parte de la escena. Además, tiene dos particularidades. La primera es que nos permite grabar tanto con el móvil en vertical como en horizontal. Y la segunda es que cuenta con un sistema especial de estabilización para este tipo de vídeos. De hecho, Motorola incluye un soporte especial para bicicletas en la caja del terminal.

Eso sí, la Action Cam solo permite grabar con resolución 1080p, aunque hasta 60fps. ¿Se puede comparar con una cámara de acción? Con una de gama alta desde luego que no. Es cierto que con este sensor conseguimos un plus de estabilización, pero no es demasiado sorprendente. Si grabamos una escena en bici o en patinete puede que lo notemos, pero el sistema de estabilización no es capaz de controlar, por ejemplo, los pasos de una persona.

Si pasamos al sensor principal tenemos la opción de grabar vídeo con resolución hasta 4K. Curiosamente también está disponible esta resolución en la cámara frontal, algo muy poco habitual. La calidad del vídeo es más o menos la esperada, siendo aceptable con buena luz y perdiendo mucho detalle en condiciones complicadas.

Conjunto técnico ajustado pero con buen rendimiento

hemos probado Motorola One Action juego

El Motorola One Action está equipado con un procesador Exynos 9609 fabricado por Samsung. No es una elección muy habitual, ya que los fabricantes suelen optar por los chips de Qualcomm en su mayoría.

Este viene acompañado por 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Una capacidad que podemos ampliar utilizando una tarjeta Micro SD de hasta 512 GB.

El rendimiento del dispositivo es bueno. En ningún momento le ha faltado potencia para ejecutar cualquier tipo de aplicación. Incluso los juegos más exigentes a nivel gráfico se han movido con soltura. El único momento en el que se aprecia un mínimo lag es en la multitarea.

hemos probado Motorola One Action captura test de rendimiento

Para los que prefiráis guiaros por los números, sobre estas líneas tenéis el resultado de los diferentes test que solemos pasar a todos los móviles. En AntTuTu está ligeramente por encima de un Huawei P Smart 2019 y ligeramente por debajo del Xiaomi Mi 9 SE.

Android One prácticamente puro al 100%

Motorola ha optado por utilizar Android 9 Pie en su versión One, es decir, sin personalizar. Y lo cierto es que es casi 100% puro, ya que sí tenemos un mínimo toque del fabricante.

Por ejemplo, tenemos el widget del reloj y la aplicación Moto. Esta última nos permite activar o desactivar algunos de los extras que el fabricante ha incluido, como la captura rápida o el levantar para desbloquear.

hemos probado Motorola One Action capturas sistema

La navegación por los menús se hace mediante un botón central que puede realizar varias acciones, además de un botón para ir hacia atrás. Este último se puede quitar y dejar que todo se haga a través del botón principal.

Y en lo referente a seguridad, podemos desbloquear el móvil con lector de huellas o con reconocimiento facial. El lector de huellas funciona bastante bien, sin fallos llamativos durante el tiempo de uso.

Por su parte, el reconocimiento facial no cuenta con sensores especiales, así que no funciona en la oscuridad. Sin embargo, durante el día no hace un mal trabajo. El desbloqueo es rápido y funciona en múltiples posiciones. Aún así, teniendo el lector de huellas yo no activaría el sistema facial.

Buena autonomía para la batería que incluye

hemos probado Motorola One Action capturas batería

El Motorola One Action no es un móvil que destaque por tener una batería gigante. Cuenta con una capacidad de 3.500 mAh que, sin estar mal, es bastante estándar. Sin embargo, rinde bastante bien y ofrece una autonomía considerable.

Durante los días que ha durado la prueba, nunca he tenido problemas para llegar a la hora de dormir con batería en el móvil. Ni siquiera el día que más uso le di, con sesión de fotos, reproducción multimedia, música, etc. necesitó ser cargado antes de la noche.

Y hablando de la carga, a pesar de que el terminal viene con un cargador de 10W, es bastante lenta. Necesitaremos unas 2 horas y media para conseguir el 100% de carga desde apagado.

Conclusiones y precio

Motorola ha querido diferenciarse de la gran cantidad de móviles de gama media que podemos encontrar hoy en día en el mercado con algunas características algo diferentes a lo habitual.

La pantalla con relación de aspecto 21:9 no afecta en exceso al uso del dispositivo. Si reproducimos vídeo desde un servicio en streaming tendremos un marco negro en el lado de la cámara frontal. Y si lo hacemos en YouTube tendremos que perder parte de la imagen para llenar la pantalla. Así que nada diferente a lo visto en otros terminales con agujero en pantalla.

hemos probado Motorola One Action final

Y hablando del agujero en pantalla, este se podría haber refinado un poco. O quizás no, porque el uso de un panel LCD puede que no permita ajustarlo tanto como en los paneles OLED. Sea por el motivo que sea, el marco que rodea al agujero de la pantalla y los marcos laterales son dos de los aspectos que evidencian que estamos ante un terminal de gama media.

En cuanto a la Action Cam, no me parece algo determinante. Es cierto que ofrece un punto de vista diferente al utilizar el ultra gran angular y una estabilización un poco mejorada, pero no es algo que consiga un “wow”. Además tampoco destaca en calidad fotográfica, estando dentro de la media.

Aunque tiene cosas a mejorar, el One Action sigue siendo un buen terminal de gama media. La pantalla es grande y se ve bastante bien, el rendimiento es correcto y la autonomía bastante buena.

Podemos conseguir el Motorola One Action en dos colores, azul y blanco, con un precio oficial de 270 euros.

Otras noticias sobre... ,