Oppo Reno Z, análisis y experiencia de uso tras 15 días

Cada vez hay más opciones a escoger entre la gama media, sobre todo opciones de fabricantes chinos, como Xiaomi, Huawei o incluso, Oppo. De este último fabricante voy a hablarte. Y en concreto, del Oppo Reno Z, uno de sus últimos móviles de gama media. Este Reno Z es una versión algo más económica del Oppo Reno, pero hereda algunas de las características más interesantes de esta versión, como un lector de huellas debajo de la pantalla, una triple cámara, procesador Qualcomm de ocho núcleos y un diseño muy similar. He podido probar este móvil durante 15 días, y os cuento mi experiencia de uso y análisis completo a continuación.

Uno de los aspectos más diferenciales de este dispositivo es su diseño. El Oppo Reno Z es muy parecido al buque insignia de la marca, aunque no incluye algunas prestaciones, como la cámara retráctil con forma de aleta de tiburón. La trasera es de cristal, con un acabado redondeado donde las cámaras se encuentran en el centro, en una banda que no sobresale del borde. La versión que he probado es la del color negro, un acabado con un aspecto brillante que lo hace muy elegante y llamativo, que difícilmente vas a cansarte de ver. Dependiendo de la luz hay un acabado u otro. Eso sí, el acabado brillante del cristal es un imán para las huellas. Hay un detalle muy interesante en la parte trasera que merece la pena resaltar. Se trata del ‘O-Dot’ que vemos en el centro.

A priori parece una cámara más, un pequeño sensor similar a los ToF que incorporan algunos terminales de gama media y alta. Sin embargo, no es ninguna lente. Se trata de un punto que sobresale ligeramente del borde con el fin de evitar una rotura en las cámaras. Es decir, en el caso de que este Oppo Reno Z se caiga al suelo o a una superficie plana, lo primero que impactará será este módulo llamado ‘O-Dot’, lo que protegerá las cámaras, ya que estas no tendrán contacto con el suelo. Durante mis dos semanas de uso no he tenido ningún incidente con el terminal, por lo que no puedes asegurar su resistencia. Aunque debo reconocer que este sistema me parece más que interesante. En mano apenas notas ese punto. Tampoco cuando pones el dispositivo en una superficie plana

El cristal se fusiona con unos marcos de aluminio, unos marcos que tienen el mismo acabado del mismo color de la trasera y un tono mate. Son de unos 9 milímetros de grosor, algo más gruesos de lo que vemos en la gama media, pero con la curvatura de la trasera no da esa sensación. En general, el terminal siente muy bien a la mano, aunque son algo resbaladizos. En la zona derecha encontramos el botón de encendido. Este tiene un tono diferente para ser localizado más fácilmente. La botonera para el volumen se encuentra en la zona izquierda. Por otra parte, en la zona inferior nos encontramos la conexión USB C, altavoz y conector de auriculares.

El frontal no tiene mucho misterio, es muy similar a lo que hemos estado viendo a lo largo de este 2019. Incluso idéntico al OnePlus 7 (no el Pro). Tiene una muesca de tipo gota donde se aloja una cámara para selfies. El altavoz está en la parte superior del marco, por lo que los biseles están bastante bien aprovechados. No hay pantalla curvada como en algunos modelos de gama alta, como es de esperar. Sí tenemos un lector de huellas dactilares debajo de la pantalla.

Lector que funciona muy bien: es rápido y bastante preciso, y apenas tiene fallos. Este escáner lo podemos combinar con un reconocimiento facial que se realiza a través de software y que no es tan fiable.

En definitiva el Oppo Reno Z es un terminal muy bonito. Las sensaciones en mano son las mismas que las de un terminal de gama alta. Cómodo, con un grosor adecuado y un diseño muy elegante.

Oppo Reno Z, características

Pantalla AMOLED de 6,4 pulgadas, FullHD+ a 2.340 x 1.080, Ratio 19.5:9
Cámara principal 48 megapíxeles IMX586
5 megapíxeles
Cámara para selfies 32 megapíxeles
Memoria interna 128 GB
Ampliación No
Procesador y memoria RAM Helio P90, 4 GB de RAM
Baterí­a 4.035 mAh, carga rápida VOOC 3.0 de 20W
Sistema operativo Android 9 Pie / Color OS 6.0
Conexiones BT 5.0, GPS, USB de tipo C, LTE
SIM Dual SIM
Diseño Cristal con notch en forma de gota de agua
Dimensiones 157,3 × 74,9 × 9,1 mm, 186 gramos
Funciones destacadas Lector de huellas en pantalla
Fecha de lanzamiento Disponible en España
Precio 350 euros

 

Una pantalla AMOLED de gran calidad

oppo_reno_z_pantalla

Una de las características más destacadas de este Reno Z es su pantalla. En tamaño no vemos grandes novedades: monta un panel de 6.4 pulgadas con resolución Full HD+ y una tecnología AMOLED. Además de un ratio de 19:5:9. Esta pantalla no destaca por su tamaño ni resolución, sino por la calidad de la pantalla.

El Oppo Reno Z tiene una pantalla AMOLED de muy buena calidad, y se nota en cualquier circunstancia, incluso en condiciones de alta luminosidad. La pantalla tiene un brillo más que decente, tanto en interiores con baja luminosidad, como en exteriores. Además, con un brillo automático muy correcto, que apenas tiene fallos y cambia rápidamente. En cuanto a los colores, el panel ofrece esos tonos saturados típicos de los AMOLED. Personalmente no me disgustan, y tampoco es un problema para el usuario, ya que en los ajustes de pantalla tenemos diferentes opciones para ajustar los tonos de la pantalla. Los ángulos de visión son correctos y la nitidez del panel es excelente. Una pantalla de gama media que algún que otro gama alta necesita. Muy buena la experiencia a la hora de ver películas y consumir diferente contenido multimedia.

Los ajustes del sistema tienen diferentes opciones para ajustar la pantalla. Podemos escoger la calidel del panel, por si preferimos los tonos más cálidos. También podemos activar el ‘Reloj en pantalla apagada’ o ‘Pantalla Always-on’, que muestra la hora y diferente información cuando la pantalla está apagada. Al ser un panel AMOLED, apenas consume batería. 

Rendimiento y autonomía

oppo_reno_z_01

El lector de huellas en pantalla del Oppo Reno Z.

Oppo ha optado por un procesador Mediatek para este modelo. En concreto, un Helio P90, con ocho núcleos, y al que le acompaña una memoria RAM de 4 GB. Sobre el papel nos damos cuenta de que estamos frente a un terminal de gama media, y posiblemente en el rendimiento es donde más lo notemos. El Oppo Reno Z tiene un rendimiento correcto para el día a día. El procesador y sus 4 GB de RAM hacen un buen trabajo en la gestión de tareas diarias: WhatsApp, redes sociales, navegar por internet, transferencia… Aunque en alguna que otra animación sí que he notado algo de LAG, pero nada importante.

En cuanto a juegos, el Oppo Reno Z también hace una buena gestión. Sobre todo en aquellos que requieren de poco rendimiento. Donde sí vemos que le falta algo más de fuerza es en aquellos procesos más complejos. Por ejemplo, en juegos más potentes, como PUBG, o en gestión de multitareas, transferencia de archivos o multitarea. En estos aspectos he echado en falta esos 6 GB de RAM que ya vemos en otros terminales con un precio similar. Aun así, la experiencia no se ve afectada, ya que son momentos bastante puntuales.

En la autonomía no hay ninguna queja. La batería es de 4.035 mAh, y aunque la falta de optimización del procesador se nota, la pantalla AMOLED hace un buen trabajo y la batería de este Reno Z es más que suficiente si queremos llegar al final del día con un uso intensivo o incluso más de un día con un uso más moderado. Cuenta con carga a través de USB C y es compatible con carga rápida de 30W. En aproximadamente una hora podemos cargar el 100 por cien de la batería  Como suele ser habitual, contra más cerca está de completarse la carga, más lenta se realiza.

Una cámara excelente en un móvil de menos de 400 euros

oppo_reno_z_02

Pasamos al apartado fotográfico, uno de los aspectos más interesantes de este terminal. El Reno Z cuenta con una doble cámara. la lente principal es un sensor Sony de 48 megapíxeles, y le acompaña un sensor secundario de 5 megapíxeles, que está dedicado a la profundidad de campo. Además, la cámara nos permite hacer un zoom de dos aumentos, aunque es digital.

¿Qué tal se comporta esta lente? El sensor principal de 48 megapíxeles cumple perfectamente en condiciones de buena luz y en exteriores. La calidad de imagen es buena, sobre todo en aquellas escenas donde el sol nos permite captar más detalle. Eso sí, los colores son algo más saturados. La interpretación de los objetos y sombra es muy buena. También notamos un buen rango dinámico con unos cielos claros y coloreados, así como un enfoque más que correcto y un disparo rápido.

En interiores con buena luz los resultados son similares. Aquí vemos algo menos de sobre exposición en los colores, pero se mantiene el alto detalle y el buen brillo que consigue el sensor de 48 megapíxeles. Como viene siendo habitual, en las situaciones nocturnas comenzamos a ver algo más de ruido, pero el color y brillo se mantiene, permitiendo ver con claridad los objetos.

Como no podría ser de otra manera, tenemos un modo noche. Este modo nos permite conseguir unas imágenes nocturnas algo más coloridas y brillantes, y cumple perfectamente con su cometido. Si bien los resultados no son comparables con la cámara del Pixel 3a, por ejemplo, sí que ofrecen un buen color y nos ayuda a salir de un apuro cuando la lente normal, sin el modo nocturno, capta mucho ruido.

El modo HDR se activa automáticamente, pero lo podemos desactivar desde los ajustes de la cámara.  Este modo nos permite obtener imágenes con un mayor rango dinámico, y los resultados son más que decentes – aunque con un exceso de saturación en algunas ocasiones-.

La cámara del Oppo Reno Z también permite hacer un zoom 2x de manera digital. Respecto al sensor angular notamos una pequeña pérdida de detalle y color, pero con buen brillo.

GALERÍA DE FOTOS TOMADAS CON EL OPPO RENO Z

La segunda lente del Reno Z es un sensor de profundidad de campo de 5 megapíxeles. Este nos permite conseguir un mayor efecto en el modo retrato, y lo cierto es que funciona bastante bien. Podría parecer que esta lente no hace su función, y que simplemente es un ‘adorno’ para simular una doble cámara. Sin embargo, notamos que la lente ToF trabaja cuando accedemos al modo retrato y tapamos la primera cámara. Al cubrir este sensor nos aparece no mensaje donde nos pide que no cubramos esta lente.

En cuanto a los resultados, la verdad es que son bastante correctos. Comparándolo con fotografías tomadas con la cámara principal he notado que se pierde algo de color y, pero las fotografías, en cuanto a desenfoque, cumplen perfectamente. El recorte es bueno y el nivel de desenfoque es más que correcto. Eso sí, echo en falta una opción para que podamos ajustar de forma manual el grado de desenfoque.

Selfies de 32 megapíxeles

reno_z_selfie

Selfie tomado con la cámara frontal del Oppo Reno Z.

Pasamos a la cámara frontal, donde nos encontramos con un sensor de nada más y nada menos que 32 megapíxeles. Aquí notamos un muy buen detalle en los selfies, con colores aceptables, buen rango dinámico y un angular más que correcto para selfies en grupo. En interiores ese buen detalle y color se mantiene. La cámara frontal también nos permite hacer selfies con modo retrato, aunque los resultados son muy diferentes a los de la lente principal y el recorte suele fallar en algunas ocasiones, es un modo bastante interesante y que nos puede aportar un efecto diferente a nuestras selfies en alguna que otra ocasión.

¿Qué tal la grabación de vídeo? En detalles técnicos, la cámara nos permite grabar hasta en 4K a 30 fps o en Full HD a 60 fps. En vídeo Full HD los resultados son buenos: buen enfoque, colores, estabilización más que correcta… En 4K seguimos viendo estos buenos resultados con algo más de detalle.

Terminamos el apartado fotográfico hablando de la aplicación de cámara y sus diferentes modos. Lo cierto es que, en cuanto a interfaz, me recuerda mucho a la de un iPhone. Los modos se sitúan en la parte inferior y los ajustes de la cámara en la zona superior. También tenemos un botón que nos permite acceder a diferentes modos, como el modo noche, un modo panorámico o incluso, un modo experto donde podemos ajustar parámetros de forma manual. También hay diferentes modos para la grabación de vídeo.

En definitiva, la cámara del Oppo Reno Z cumple perfectamente en la mayoría de situaciones. Es una lente con un buen detalle, color y modos muy interesantes. Las fotografías con efecto retrato tienen un buen desenfoque y en la mayoría de ocasiones el recorte es correcto. En interiores se mantienen esos buenos resultados. También en escenarios con poca luminosidad, aunque vemos algo de ruido. Por lo tanto, y si estás buscando un móvil económico con buen apartado fotográfico, puedes estar seguro de que este terminal cumplirá sin ningún problema.

Software, ColorOS con opciones muy interesantes

Las capas de personalización están presentes en la mayoría de terminales Android. A no ser que escojas un Google Pixel o un móvil con Android One, vas a tener una capa de personalización en tu móvil. Hay apuestas muy interesantes, y este Oppo Reno Z llega con Color OS. Veamos qué ofrece.

No es la primera vez que pruebo Color OS, pero la capa ha cambiado en los últimos meses, y ahora es bastante diferente a lo que vi hace unos meses con el Oppo Find X. Nada más navegar por la interfaz nos damos cuenta de una cosa; ¿pero esto no es MIUI? La interfaz de Oppo se parece mucho a la de Xiaomi, algo que no nos extraña mucho, ya que Oppo y Xiaomi son fabricantes chinos -y precisamente en china son los principales competidores-. Como su propio nombre indica, Color OS es muy colorida. Todos los elementos son de un color diferente, desde los iconos hasta las aplicaciones. Además, la interfaz es bastante minimalista, con elementos redondeados.

La interfaz cuenta con un cajón de aplicaciones que se abre deslizando hacia arriba desde la parte inferior, no tenemos una pantalla principal con todas las aplicaciones, como en otros dispositivos. En el lateral de la página principal tenemos un ‘Asistente inteligente’. Este muestra diferentes tarjetas con accesos directos a las aplicaciones. Por ejemplo: calendario, tiempo, un contador de pasos etc. Podemos añadir diferentes widgets, incluso de aplicación de terceros.

Lo interesante de esta capa de personalización son las opciones y ajustes extras que nos encontramos. Además de algunos ajustes. Podemos ajustar opciones en la barra de notificaciones, como el nivel de batería, velocidad de red… También podemos cambiar el número de iconos que aparecen en el cajón de aplicaciones, o establecer un encendido y apagado programado.

Android 9.0 Pie nos permite aplicar una barra de navegación, y Color OS la modifica ligeramente. Podemos escoger entre una botonera clásica de navegación, que además nos permite seleccionar diferentes iconos y orden de los botones. También podemos aplicar un gesto vertical. Es decir, desde la parte inferior de la pantalla. Es como si los botones estuvieran escondidos en el marco. Por lo tanto, para abrir el cajón de aplicaciones podemos deslizar desde el centro etc. También podemos seleccionar unos gestos laterales.

Otra función es la barra lateral inteligente. Cuando rotamos el dispositivo y deslizamos desde la parte derecha, podremos tener acceso a una pequeña barra con las aplicaciones más recientes y diferentes accesos directos, como una captura de pantalla o una grabación de vídeo.

En cuanto a opciones de personalización, podemos cambiar las transiciones, fondo de escritorio, cuadrícula de iconos o incluso descargar temas online.

En definitiva, Color OS es una interfaz muy completa, con un diseño minimalista y colorido que no a todos los usuarios puede gustar. Aun así, tenemos la posibilidad de cambiar el tema desde los ajustes de inicio. Las opciones extra son muy interesantes y el diseño de las aplicaciones es muy minimalista.

Precio y conclusiones

oppo_reno_z_05

Terminamos el análisis del Oppo Reno Z hablando de su precio y conclusiones finales. Este terminal ya está a la venta en España. Su precio es de 350 euros para una única versión con 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno. ¿Es interesante este dispositivo por 350 euros? Vemos lo que ofrece y cuáles son sus puntos positivos y negativos.

Si tuviese que describir al Reno Z en tres palabras, serían pantalla, autonomía y cámara. Es donde más destaca este dispositivo. Comenzamos hablando sobre el panel del dispositivo. La pantalla es muy buena, ofrece unos buenos colores y el brillo y la nitidez son excelentes. Por ponerle alguna pega, los ángulos de visión amarillean por culpa del panel AMOLED.

La autonomía también es uno de los puntos más positivos. Sus más de 4.000 mAh son suficientes para un usuario con un uso intensivo. En mi experiencia personal he conseguido que la batería durase día y medio con un uso medio (redes sociales, fotografía, algún que otro vídeo de YouTube). Con un uso más intensivo he podido (juegos, series…) he podido llegar al final del día con un 10 por ciento. Algo que no está nada mal.

Por último, la cámara. Si bien no es la mejor cámara de su segmento, sí que cumple perfectamente en la mayoría de situaciones, con un detalle muy bueno, un modo retrato más que suficiente y un enfoque correcto.

Hay otros aspectos en los que el Oppo Reno Z no destaca, pero sí que cumple perfectamente. Por ejemplo, el lector de huellas en pantalla es muy rápido y preciso, y se puede combinar con un reconocimiento facial que también funciona muy bien. En el rendimiento también cumple a la perfección. Así como en el software, que si bien para gustos, ‘Color OS’, tiene opciones y ajustes muy interesantes. Sonido, diseño, conexiones… En prácticamente todo, el Oppo Reno Z cumple perfectamente.

En definitiva, el reno Z es uno de los terminales de gama media más interesantes que podemos encontrar a día de hoy. Por poco más de 300 euros tenemos una gran pantalla, un rendimiento decente, una cámara sobresaliente y una autonomía que además tiene una carga rápida. Tal vez el punto negativo está en Color OS y que esta interfaz puede no gustar a todos los usuarios, pero lo cierto es que, con la tienda de temas, tiene fácil remedio.

Puntos positivos

– La pantalla es excelente

– Muy buen apartado fotográfico

– Batería y carga

Puntos negativos

– Color OS puede resultar una capa demasiado ‘animada’ para algunos usuarios

– En algunos puntos, sobre todo en tareas pesadas, hemos notado algo de LAG y ralentización.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,