Mi experiencia de uso tras una semana con el Lenovo Yoga Book C930

El ordenador convertible Lenovo Yoga Book C930 es una mezcla de tablet y portátil ultrafino, con doble pantalla y con lápiz inteligente táctil de Lenovo. Se puede comprar en España por unos 1.000 euros según configuración.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Su característica estrella es precisamente la combinación de dos pantallas: una principal IPS y la secundaria de tinta electrónica, donde podremos usar el teclado.

Hablamos, por tanto, de dos pantallas de 10,8 pulgadas: la principal con resolución QHD (2560 x 1600 píxeles) y la de tinta electrónica con FullHD (1920 x 1080 píxeles). Todo ello unido a un procesador Intel Core de 7.ª generación y 4 GB de RAM.

Aunque al principio me costó un poco acostumbrarme al teclado táctil y “plano”, no tardé mucho en habituarme. Mis impresiones con el Lenovo Yoga Book C930 son muy buenas, y me parece un equipo multiusos perfecto para el día a día y para los viajes.

La batería tampoco decepciona: el Lenovo Yoga Book C930 ofrece hasta 8 horas de autonomía con uso normal sin pasar por el enchufe.

Lenovo Yoga Book C930 – Ficha técnica

Tipo de equipoPortátil convertible 2 en 1 (ordenador y tableta)
Pantalla principalTáctil IPS, 10,8”, QHD (2.560 x 1.600 píxeles)

Compatible con lápiz de Lenovo

Pantalla secundariaTáctil Mobius de tinta electrónica flexible, 10,8”, FHD (1920 x 1080 píxeles)

Compatible con lápiz de Lenovo

Procesador y memoria RAMIntel Core m3-7Y30

RAM: 4 GB

AlmacenamientoSSD de 128 GB
AmpliaciónRanura microSD que admite hasta 512 GB
Baterí­aIntegrada de polímeros de litio, 36W

Unas 8 horas / Hasta 10 horas en reposo

Sistema operativoWindows 10 Home
ConexionesWiFi 802.11 a/b/g/n/ac de doble canal, Bluetooth 4.2, ranura microSD, 2 puertos USB 3.1 de tipo C

Ranura para tarjeta SIM (en versiones LTE)

Sonido2 altavoces con tecnología Dolby Atmos
DiseñoMetal en color gris acero, sensor de huellas dactilares compatible con Windows Hello
Dimensiones179,4 x 260,4 x 9,9 milímetros (desde 775 gramos)
Funciones destacadasTeclado de tinta electrónica, lector de tinta electrónica, sensor de luz ambiental, acelerómetro, sensor Hall
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio1000 euros (versión WiFi)

1100 euros (versión WiFi + LTE)

Tamaño manejable y peso muy ligero

Siguiendo la línea de otros equipos compactos de la marca, Lenovo ha creado un dispositivo que pesa alrededor de 800 gramos y que tiene únicamente 9,9 milímetros de grosor. Eso convierte al Lenovo Yoga Book C930 en una opción ideal para viajar o para llevarlo de un sitio a otro en la mochila, sin preocuparnos por el peso.

Contar con un diseño ultrafino supone dar el salto al puerto USB 3.1 de tipo C, tanto para la carga como para conectar cualquier accesorio. Más pequeño, reversible, y permite transmitir información más rápidamente. Al querer usar ratón inalámbrico o para conectar un disco duro portátil he usado adaptadores, pero el funcionamiento es el mismo.

En cuanto a las otras medidas, el portátil mide algo menos de 18 cm de ancho y 26 cm de largo.

Dos pantallas para disfrutar de ordenador o tablet

Además del diseño compacto, el otro punto fuerte del Lenovo Yoga Book C930 es su sistema de doble pantalla: dos paneles táctiles de 10,8 pulgadas y compatibles con el lápiz inteligente de Lenovo.

La pantalla principal es de tipo IPS, con resolución QHD (2560 x 1600 píxeles). La segunda pantalla es Mobius, de tinta electrónica (en blanco y negro) y con resolución FullHD (1920 x 1080 píxeles).

Las dos pantallas se pueden colocar en muchos ángulos diferentes, según el uso que queramos dar al dispositivo. Personalmente creo que las más prácticas son:

  • En forma de “tienda de campaña”, para ver películas o series en el panel principal sin necesidad de apoyo o soporte extra.

lenovo yoga book c930 tablet

  • En forma de netbook, con la pantalla de tinta electrónica funcionando como teclado táctil.
  • Plegando un panel sobre el otro, para usar una de las pantallas con la mano o el lápiz inteligente, en modo tableta.

Cada posición tiene su aplicación práctica con el Lenovo Yoga Book C930. Lo bueno es su versatilidad, ya que se acopla a todo tipos de usuarios: diseñadores, trabajadores, consumidores de ocio…

Una tablet para escribir a mano

En comparación con el modelo anterior, Lenovo Yoga Book C930 ha mejorado mucho el sistema de escritura a mano con el lápiz inteligente. Tanto en la pantalla principal como en la de tinta electrónica, el trazo es más preciso y aparece visible casi al instante.

Además, un detalle que me ha encantado es la posibilidad de escribir con el lápiz inteligente dejando la mano apoyada sobre la pantalla, sin que el tacto interfiera con el trazo del lápiz.

lenovo yoga book c930 escritura a mano

Aunque la pantalla principal ofrece más opciones con la escritura (en diferentes apps de notas y a color), me ha gustado más la sensación de escribir sobre la de tinta electrónica. La interfaz es mucho más sencilla, en blanco y negro, y la vista no se cansa tanto como con la luz emitida por el panel principal.

Además, en este panel secundario de tinta electrónica podremos elegir diferentes estilos de fondo: blanco, a rayas, cuadriculado o punteado. Las plantillas me ayudaron a escribir más rápido y sin torcerme.

Teclado táctil de tinta electrónica

Para garantizar el diseño ultrafino, en el Lenovo Yoga Book C930 no encontraremos un teclado físico como tal. Será la pantalla secundaria de tinta electrónica la que funcione como teclado cuando usemos el equipo en modo ordenador.

La superficie de la pantalla se transforma entonces para mostrar las teclas y el touchpad, con un efecto relieve que da la ilusión óptica de teclas reales en tres dimensiones. Lo completa la sensación háptica de vibración de cada pulsación, que me ha ayudado a estar siempre segura de cada pulsación.

lenovo yoga book c930 teclado

Al principio me costó un poco acostumbrarme a esa sensación tan peculiar, sin ningún tipo de referencia para los dedos más allá del sonido o vibración de las teclas. Sin embargo, con un poco de práctica me habitué y la velocidad de escritura es ágil y la experiencia cómoda.

Pantalla grande de tinta electrónica para leer… pero no en Kindle

La característica estrella de este nuevo equipo de Lenovo es la apuesta por la tecnología de tinta electrónica para la segunda pantalla. Es un detalle que vuelve muy versátil el dispositivo.

Además de funcionar como teclado, la pantalla secundaria de tinta electrónica se puede usar para escribir o dibujar a mano con el lápiz inteligente de Lenovo (en blanco y negro) o para leer libros electrónicos.

Después de una semana usando el Lenovo Yoga Book C930, he echado en falta algunas opciones en la pantalla de tinta electrónica. Podemos leer sin problema documentos PDF o en formato EPUB, pero la aplicación de Kindle solo funciona en la pantalla IPS.

lenovo yoga book c930 ebook

La principal ventaja de leer en esta pantalla es que podemos ahorrar peso y dispositivos en los viajes (usando el Yoga Book C930 como libro electrónico). Y, por supuesto, leer en tinta electrónica no cansa la vista con la luz de una pantalla de otro tipo.

Habrá que esperar para ver si la marca lanza actualizaciones que mejoren más la experiencia de lectura, como por ejemplo la compatibilidad del formato MOBI o la app de Kindle de Amazon.

Batería y conexiones del Lenovo Yoga Book C930

Con un uso estándar, el Lenovo Yoga Book C930 aguanta hasta 8 horas sin problemas (en reposo, puede superar las 10 horas). La recarga se realiza a través del puerto USB 3.1 tipo C y dura aproximadamente dos horas.

En total, el equipo cuenta con dos puertos USB 3.1 tipo C (uno en cada lateral) y una ranura para tarjetas. Aquí podremos insertar una tarjeta microSD de hasta 512 GB para ampliar el espacio de almacenamiento disponible.

En el mercado podremos encontrar una versión LTE del Yoga Book C930, por lo que la ranura se podrá usar también para la tarjeta SIM.

lenovo yoga book c930 convertible

Dado que no hay puerto miniJack para auriculares, si queremos conectarlos tendremos que usar un adaptador a USB 3.1 tipo C para aprovechar los puertos disponibles. También tenemos, por supuesto, la opción de los auriculares Bluetooth sin cables.

En cuanto al audio (sin auriculares), la calidad es muy buena y permite disfrutar a lo grande de películas o series. El equipo cuenta con dos altavoces (uno en cada lateral), con tecnología Dolby Atmos.

Por último, el equipo cuenta con conexión WiFi, Bluetooth 4.2 y sensor de huellas dactilares con el sistema Windows Hello.

Sistema operativo y rendimiento

En general el Yoga Book C930 es rápido en los procesos y funciona con fluidez. Cuenta con un procesador Intel Core m3-7Y30 con 4 GB de memoria RAM, características suficientes para el uso cotidiano de trabajo y de ocio.

En cuanto al espacio de almacenamiento interno, dispone de 128 GB, que se pueden ampliar con tarjeta microSD de hasta 512 GB.

Este convertible de Lenovo viene de serie con Windows 10 Home, por lo que podremos usarlo con normalidad problema como un ordenador portátil cualquiera.

lenovo yoga book c930 portátil

Además de los programas de Windows, el Lenovo Yoga Book C930 llega con programas habituales de Lenovo para mantener el equipo actualizado. Básicamente está listo para utilizarlo en cuanto lo he sacado de la caja.

Precio y conclusiones

El Lenovo Yoga Book C930 está disponible a partir de 1000 euros según las configuraciones: la versión con solo WiFi cuesta 1000 euros, mientras el modelo LTE –con ranura para SIM– vale 1.100 euros.

En ambos casos, de momento está disponible solo en color gris plata. El lápiz inteligente no está incluido en el precio, por lo que tendremos que añadir alrededor de 80 o 100 euros a la cantidad final, en función del modelo que queramos adquirir.

¿Merece la pena pagar 1000 euros por un equipo convertible? Como siempre, la respuesta depende de las necesidades de cada usuario. Es un dispositivo versátil, tanto para los que necesitan escribir, como los que se dedican a dibujar y quienes quieren un aparato para el ocio (películas y lectura de libros).

lenovo yoga book c930 eink

Creo que el Lenovo Yoga Book C930 es el dispositivo perfecto si buscas algo más que una tablet: la flexibilidad de un equipo portátil y táctil con el extra de funciones de un ordenador.

Y no hay que olvidar que este equipo convertible se convierte en el sustituto definitivo de cuadernos y libretas. Si necesitas escribir a mano a menudo o incluso tomar apuntes, el Lenovo Yoga Book C930 es el equipo portátil perfecto: ligero, multiusos, fácil de transportar y con buena batería para aguantar varias horas de reuniones o de clases.

Otras noticias sobre... ,