Consejos para elegir un cepillo de dientes electrico

Cada vez son más los usuarios que deciden comprar un cepillo de dientes eléctrico y no faltan razones para ello. Este tipo de cepillos han demostrado ser mucho más eficientes que los manuales, a la hora de eliminar el sarro y la placa que se acumula en los dientes.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Esto se debe principalmente a que usar cepillos manuales requiere del conocimiento de la técnica de uso adecuada, mientras que los cepillos de dientes eléctricos tienen la ventaja de que han sido diseñados para funcionar de forma óptima sin que el usuario necesite conocimientos específicos

En este artículo te explicamos todas las características que debes tener en cuenta a la hora de elegir un cepillo de dientes eléctrico, de esta forma seguro que aciertas con tu compra, y obtienes el máximo valor posible por tu dinero.

Tecnología del cabezal

La tecnología del cabezal es lo primero a considerar, ya que de ello dependerá la capacidad de limpieza del cepillo.

Cabezal rotatorio

Los primeros cepillos eléctricos que llegaron al mercado y los más extendidos en la actualidad han sido los de cabezal rotatorio. Estos tienen un pequeño cabezal con forma circular, que gira de forma continua hacia un lado y al otro. La velocidad de rotación del cabezal es muy elevada pudiendo alcanzar entre 5000 y 8000 oscilaciones por minuto, o incluso más en los modelos más avanzados. Esta elevada velocidad hace que este tipo de cepillo sean mucho más eficientes que los manuales a la hora de limpiar los dientes. Un ejemplo de este tipo es el Oral-B PRO 750 CrossAction o el tope de gama: OralB Genius X.

Cepillo de dientes electrico rotatorio

Cabezales sónicos y ultrasónicos

En segundo lugar, aparecieron los cepillos de dientes eléctricos sónicos y ultrasónicos. Estos se basan en otra tecnología. Un sistema que permite alcanzar velocidades de giro más elevadas. Hasta 60.000 movimientos por minuto en el caso de los cepillos sónicos, y más de dos millones de movimientos por minuto en los cepillos ultrasónicos. Un ejemplo de cepillo sónico es el Philips Sonicare Diamond Clean HX9392/39.

En esta carrera para elegir un sistema u otro, encontramos puntos de vista contrapuestos. La FDE (Fundación Dental Española) avala que los cepillos eléctricos con tecnología oscilante rotacional es la tecnología de cepillado que mejor elimina la placa. Otro punto es el de un buen número de Higienistas Dentales que también ven la tecnología de cepillado eléctrico oscilante-rotacional, como la herramienta más eficaz para el control de la placa dental. Por otra parte, algunas publicaciones independientes como “Cochrane” avalan la tecnología oscilante rotacional sobre las demás. Ante todos estos puntos a favor y en contra, desde tuexperto.com recomendamos probar ambas tecnologías antes de elegir, ya que hay discrepancia entre los especialistas.

Cepillo de dientes sonicos

Otras funciones a considerar de los cepillos eléctricos

La tecnología del cabezal no es lo único que importa a la hora de elegir un cepillo eléctrico ya que estos dispositivos incluyen muchas otras funciones que nos serán muy útiles.

 

Temporizador

En primer lugar, hablaremos del temporizador. Esto es una característica que ya incluyen casi todos los cepillos de dientes eléctricos del mercado. Se trata de un de un pequeño temporizador que nos ayuda a cepillarnos los dientes durante el tiempo recomendado, que es de 2 minutos. Cuándo hayamos llegado el tiempo de cepillado recomendado, el cepillo nos avisará mediante un pequeño pitido o una pequeña vibración.

Sensor de presión

Otra característica importante de algunos cepillos eléctricos es el sensor de presión. Los dentistas recomiendan que no aplicamos demasiada presión a la hora de cepillarnos los dientes, ya que podemos dañar las encías. Los cepillos de dientes más avanzados incluye un pequeño sensor de presión, que nos avisará en el caso de que estemos ejerciendo demasiada presión sobre nuestra encías, de esta forma tendremos la seguridad de que no las dañáremos

Batería

La duración de la batería es otro aspecto importante en un cepillo de dientes eléctrico. La mayoría de los modelos del mercado cumplen de sobra en este aspecto, ya que nos ofrecen una autonomía de funcionamiento de 15 días o más, antes de que tengamos que pasar por el cargador de nuevo. No obstante, es un dato que siempre viene bien comprobar antes de hacer la compra.

Conectividad

Los cepillos de dientes eléctricos más modernos incorporan la función bluetooth para conectarse con nuestro smartphone. Esta tecnología nos ayudará a hacer un seguimiento de nuestros cepillados, de esta forma podremos comprobar de una forma más sencilla si lo estamos haciendo correctamente o no. Se trata de un pequeño valor añadido que puede aportar mucha utilidad a algunos usuarios.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad.

Otras noticias sobre...