Sobre todo si se trata de mandar una foto por correo electrónico. Y queremos que el destinatario la reciba cuanto antes. O si se trata de publicar una imagen en una página web. En ambos casos, cuanto más pequeña sea, mejor.

Pero ¿cómo cambiar el tamaño de la foto en pocos pasos y sin tener que manejar un complicado programa de retoque fotográfico? Muy sencillo, basta con instalarse un pequeño complemento de Microsoft para su popular Windows XP. Se llama Image Resizer, una utilidad para redimensionar las imágenes con un sólo clic de ratón. El único inconveniente de esta sencilla pero útil herramienta es que sólo está disponible en inglés.

Aunque el idioma no será ninguna barrera si seguimos los siguientes pasos para cambiar el tamaño de una o varias fotos en cuestión de segundos:

1) Lo primero, lógicamente, es instalarse este complemento desde la página de Microsoft.

2) Una vez instalado, para encontrar este programa sólo tenemos que usar el botón derecho del ratón. Desde cualquier ventana con una o varias imágenes, señalamos la imagen en cuestión y hacemos clic con el botón derecho del ratón. Aparece un menú con distintas opciones. Entre ellas, una nueva llamada “Resize Pictures“. Que en castellano significa “Redimensionar Imágenes” o, lo que es lo mismo, modificar el tamaño de las imágenes.

3) Si seleccionamos esta opción, aparecerá una ventana con las opciones más básicas. En definitiva, se trata de elegir el nuevo tamaño elegido para la imagen. Pequeño, mediano, grande o para un dispositivo de bolsillo. Lo de pequeño, mediano o grande es en función del tamaño del monitor donde se va a visionar la imagen. Si no queremos más complicaciones, con elegir estas casillas tendremos el resultado al instante. De todos modos, los más detallistas pueden dar al botón de “Advanced” para ver más opciones avanzadas.

4) Con esta casilla activada, podremos elegir alguna opción más. Como introducir un valor exacto del tamaño de monitor, en caso de ser diferente de las opciones básicas (Casilla titulada Custom). Pero, más importante todaví­a, podemos indicarle al programa que reduzca directamente la imagen original y no cree un fichero nuevo, que es lo que hace por defecto. Es decir, que sustituya el archivo de la imagen por el nuevo. Para ello, sólo hay que seleccionar la casilla con la frase “Resize the original pictures (don’t create copies)“.

Y ya está. Imágenes listas para enviar por correo electrónico o publicar en Internet. Sin miedo a colapsar nada.

Image Resizer (descargar programa)

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...