Cómo descargar los datos fiscales para la Renta 2018

La campaña de la declaración de la Renta 2018 está en marcha. Los contribuyentes que estén obligados a rendir cuentas ante la Agencia Tributaria tendrán tiempo de presentar su declaración del 2 de abril al 1 de julio, fecha límite en la que todo el mundo ya deberá haber presentado sí o sí su Renta 2018.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Pero antes de dar ningún paso, es importante que conozcas cómo funciona el procedimiento, sobre todo si antes no has hecho la declaración de la renta o si tienes dudas sobre cómo proceder. Si todavía no has dado el paso de consultar los datos fiscales, ni tan siquiera has echado un vistazo a tu borrador, quizá sería bueno que antes te informaras un poco.

Hoy queremos darte diez consejos muy útiles para no meter la pata. Te vendrán muy bien para presentar a tiempo y con garantías tu declaración de la Renta 2018. ¡Vamos allá!

renta 2018

1. No lo dejes todo para el último día

Es importante que no lo dejes todo para el último día. ¿Por qué? Pues porque te darás cuenta que durante el proceso de confección de la declaración, pueden surgir problemas de distinta índole. Por ejemplo, una factura que no cuadra, un cliente que no ha declarado los ingresos, una suma que no sale por más que la hagamos… En este caso, como todo en esta vida, vale más trabajar con tiempo y margen de maniobra.

Si comienzas a mirar tus cuentas desde ahora, tendrás más tiempo para comprobar si falta algún dato o si necesitas pedir algún documento. Tienes tiempo hasta el 1 de julio, pero ten en cuenta que las semanas pasan muy rápido.

2. Comprueba bien todos los datos

Aunque esto te suponga más tiempo. Es importante que revises bien qué datos tiene la Agencia Tributaria sobre ti (nos referimos a los datos fiscales), para de este modo, empezar a confeccionar la declaración desde ahí. Es una buena fórmula para hacer las cosas más rápido, pero ten en cuenta que Hacienda no es infalible y que puede cometer fallos o dejar de anotar datos o cifras.

No tengas prisa por mandar la declaración. Revísala con tiempo y anota todas tus dudas. Puede que tengas que ponerla en manos de un buen gestor.

3. Si estás casado, verifica bien lo que más te conviene

Hacer la declaración conjunta o por separado puede reportar resultados muy diferentes. Todo depende de los ingresos que tenga la pareja, así que si este año te has casado, será mejor que compruebes de qué manera te sale mejor la declaración. La Agencia Tributaria te ofrece la posibilidad de comprobarlo al gestionar la declaración y antes de enviarla definitivamente, así que… acuérdate de consultarlo antes.

4. Atento a las informaciones nuevas

Además de tener en cuenta tus datos fiscales, es importante que des cuenta en la declaración de cualquier información nueva. Nos referimos, por ejemplo, al hecho de estar casado. Pero también debes acordarte de señalar en la declaración si has tenido un hijo, si has cambiado de domicilio o si has tenido algún ingreso extra.

5. Todas las facturas cuentan

Si vas a declarar facturas, ten en cuenta que para la declaración de este año cuentan todas las facturas que se hayan emitido durante el año 2018. No importa que no se hayan cobrado, porque la Agencia Tributaria considerará todas estas cantidades rendimientos del trabajo. Los tenga o no registrados Hacienda, tendrás que declararlos.

SMS Hacienda

6. Revisa si puedes desgravarte la hipoteca

No todo el mundo puede desgravarse la hipoteca. A la hora de hacer la declaración e introducir los datos relacionados con la hipoteca (que seguramente la Agencia ya tendrá en tu relación de datos fiscales), debes comprobar si puedes desgravarla. ¿Cómo se sabe esto? Bueno, la ley cambió en 2013, así que todas las hipotecas firmadas antes de esa fecha se podrán desgravar. Es preciso tener en cuenta, además, las amortizaciones anticipadas, si es que las has hecho.

7. Hay cambios: tenlos en cuenta

Como cada año, suelen producirse algunas novedades aprobadas por el Ejecutivo, que normalmente tienen que ver con nuevas desgravaciones y otras cuestiones de carácter fiscal. Este año, por ejemplo, las prestaciones de maternidad y paternidad están exentas de tributar el IRPF. También desgravan los gastos en guarderías y centros de educación infantil, hasta llegar a los 1.000 euros. Además, entre otras novedades, hay que anotar la subida del límite excluyente de la obligación de declarar hasta 12.643 euros, en el caso de contribuyentes que tengan más de dos pagadores. Si tienes dudas, aquí puedes consultar el resto de novedades.

8. Paga en dos veces

Si este año la declaración te sale a pagar, piénsatelo: hay la posibilidad de pagar el importe resultante en dos plazos sin intereses. Nada más presentar la declaración, tendrás que abonar el 60% y no será hasta dentro de unos meses que no tendrás que pagar el 40% restante. Lo más recomendable, en este caso, es anotar bien las fecha en la que deberás realizar el pago, para de este modo estar preparado.

9. Si tienes dudas, contacta con un gestor

Puede parecer fácil, porque la Agencia Tributaria pone a disposición todas las herramientas para confeccionar la declaración lo más rápido y ágilmente posible. Sin embargo, y como ves, presentar las cuentas ante el fisco puede ser muy complicado, sobre todo si tienes pocos conocimientos fiscales.

De ahí que sea tan importante tener en cuenta la figura del gestor, que es el profesional que puede ayudarte a presentar la declaración y hacer que no se te escape nada. Tanto para que la Agencia Tributaria no te busque problemas, como para conseguir que el resultado de la declaración sea lo más ventajoso posible para ti.

10. Piensa en la declaración del año que viene

Ya has visto que hay ciertas cosas que puedes hacer para que la declaración de la renta salga más a tu favor. Hay cosas, como las aportaciones a planes de pensiones, las amortizaciones de las hipotecas o las remuneraciones en especies de las empresas que pueden contribuir a que las cifras sean más ventajosas para ti. Para ello, es importante que tengas en cuenta todo esto con tiempo, para que así estar prevenido ante las declaraciones de los próximo años.

Otras noticias sobre... ,