La NASA crea un helicóptero que volará en los cielos de Marte

Esta misma semana te contábamos que la NASA había encontrado indicios de vida en Marte. Curiosity, el robot que lleva desde 2012 explorando el planeta, ha detectado distintas cantidades de nitrógeno sobre su superficie, un componente imprescindible para la vida que, al parecer hubo, pero que no evolucionó como en la Tierra.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Sea como sea, la agencia espacial sigue intentando saber más sobre Marte. Y ahora tiene previsto hacerlo con un helicóptero espacial que sobrevolará la superficie del planeta rojo. Se trata de un dispositivo que pesa menos de dos kilos y que debería despegar hacia Marte a bordo del rover Marte 2020.

Una vez terminada la construcción, los expertos de la NASA tienen que asegurarse de que, en efecto, este helicóptero puede volar en las condiciones que hay en Marte. Y el trabajo ya está hecho. A finales de enero de este mismo año, el equipo que se ha encargado de este proyecto replicó la atmósfera de Marte en el simulador espacial de JPL. Querían asegurarse, de este modo, de que, en efecto, el helicóptero pudiera despegar y hacer su trabajo en condiciones.

El caso es que las pruebas dieron sus frutos. Mejor dicho: sus buenos frutos. Tanto es así que el helicóptero pudo hacer con éxito dos vuelos de prueba. Todo apunta a que la misión podrá llevarse a cabo con garantías.

Primer reto: recrear la atmósfera marciana

Un proyecto de esta magnitud (y ninguno de los que van dirigidos al espacio lo hace) no puede materializarse si antes no se han llevado a cabo las pruebas que confirmen que el dispositivo que se lanzará puede operar sin problemas en un ambiente muy distinto al que ha sido ideado. 

Por eso lo que tuvieron que hacer los científicos es recrear la atmósfera de Marte, que tiene tan solo un 1% de la densidad de la Tierra. Usaron un cilindro de vacío, que es lo que se ha hecho en otras ocasiones a la hora de probar máquinas destinadas a trabajar en Marte. Fue aquí, de hecho, donde se probó el famoso Curiosity que ya lleva tantos años operando sin problemas sobre la superficie marciana.

Así, para replicar la atmosfera marciana, el equipo inyectó dióxido de carbono en la cámara, después de haber aspirado todo el nitrógeno, el oxígeno y otros gases. Más cosas que tuvieron que hacer: usar un sistema de descarga por gravedad a través de un cordón motorizado. Este tiraba del helicóptero mientras volaba. Esto se ha hecho de este modo porque Marte solo tiene dos tercios de la gravedad de la Tierra.

helicóptero NASA

La próxima vez el vuelo será en Marte

Los científicos lo tienen claro después de las pruebas: este helicóptero será perfectamente capaz de volar sobre la superficie de Marte. De momento, durante la sesión de pruebas, solo voló un minuto a poco más de cinco centímetros del suelo, pero el resultado dice que no habrá ningún problema a la hora de la verdad.

El responsable del proyecto ha sido tan rotundo que ha dicho lo siguiente: “La próxima vez que volemos, volaremos en Marte”. Al mismo tiempo, los responsables del proyecto han querido recordar la gran cantidad de mecanismos y vehículos que ya han ido a Marte y que han hecho historia. Esperan, y lo tienen claro, que con este helicóptero están camino de escribir otro capítulo en la historia de las gestas espaciales.

Otras noticias sobre... ,