Así es la Directiva de derechos de autor que ha aprobado la Unión Europea

Aunque no haya sido un tema muy tocado por los grandes medios desde que comenzó a fraguarse, hoy martes 26 de marzo se ha aprobado la nueva Directiva sobre Copyright desde la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Un texto de suma importancia cuyas implicaciones pueden llegar a cambiar internet tal y como lo conocemos actualmente.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Con el fin de impedir que nadie suba contenidos protegidos por derechos de autor, el nuevo texto exige a las plataformas de contenido, agregadores web y buscadores que asuman un papel activo a la hora de impedir que se vulneren estos derechos. Entre otras, podrían tomar medidas que afecten el uso de los memes y gifs que compartimos en redes sociales, o limitar el uso de un texto de una noticia.

La polémica

Han sido meses de debates e intensas negociaciones en la redacción de un texto que ha suscitado el rechazo frontal de varias plataformas y pequeños creadores. Finalmente, la reforma ha salido adelante con 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones.

En esta ocasión, tras los últimos cambios, los artículos 15 y 17 (anteriormente conocidos como 11 y 13) son los que han suscitado la polémica sobre la libertad de expresión. El primero, también conocido como “link tax”, está centrado en la protección de las publicaciones de prensa y afecta principalmente a buscadores y agregadores de noticias. El segundo, perjudica directamente a las plataformas de contenido. Cambia la numeración, aunque no mucho en su contenido.

creadores

¿Qué pasa con los pequeños creadores?

El nuevo artículo 17 delega en las grandes plataformas de contenido la responsabilidad de impedir a sus usuarios subir material con copyright.

Si bien la aplicación de este artículo no conlleva ninguna obligación de monitorizar de manera sistemática a los creadores de contenido, muchos opositores creen que se acabará imponiendo una especie de censura algorítmica. Es decir, será un bot quien decida si algo tiene o no copyright y, en caso afirmativo, bloquearlo. Algo que por cierto ya viene haciendo Youtube con Content ID, un sistema que permite identificar y controlar el contenido publicado en la plataforma.

También aclaran que la nueva Directiva no contempla la protección de derechos de autor en aquellas obras que solo busquen realizar caricaturas, parodiar o criticar. Así que, en teoría, los usuarios podrás usar extractos de obras con copyright para hacer memes y gifs. Ahora bien, en la práctica, el filtrado de contenidos por parte de plataformas como Instagram, Twitter o Facebook podría afectarles igualmente al no permitir publicarlos o compartirlos.

periodistas

Protección para periodistas

La otra gran polémica viene de la mano del artículo 15, que busca proteger a los editores de prensa. Según la nueva ley, se exigirá a las páginas web el pago de una especie de canon especial por el uso de fragmentos de noticias más o menos significativos.

El origen de este conflicto radica en que, de un tiempo a esta parte, gran parte de la inversión en publicidad online ha ido a parar a los buscadores y agregadores de noticias, como Google o Menéame. Si bien estas plataformas ayudan a aumentar el tráfico, la Comisión Europea ve necesaria una compensación a los editores por las posibles pérdidas ocasionadas.

Por ello, si una de estas plataformas quiere mostrar información de algún medio de comunicación, tendrá que llegar a un acuerdo para determinar qué contenido es sensible de mostrar y cuál no.

No obstante, este derecho a compensación por compartir contenidos informativos se considera renunciable por parte de los editores de prensa. Es decir, muchos agregadores podrán seguir actuando como hasta ahora con el consentimiento previo de los medios.

Otras noticias sobre...