5G, ¿para qué servirán las nuevas redes móviles ultrarrápidas?

Un número y una letra, exactamente 5G, es lo que nos acerca al futuro de las comunicaciones móviles. La quinta generación de conexiones de telefonía móvil alcanzará una velocidad hasta 20 veces superior a las del actual estándar 4G. Y no solo nos permitirá navegar y descargar datos de forma más rápida. Otro de sus objetivos es que más usuarios y dispositivos estén conectados a la vez.

El 5G beneficiará al Internet de las Cosas, de forma que no se produzcan cortes en el momento de tener conectados simultáneamente electrodomésticos o equipos. Lavadoras, televisores, móviles tabletas, frigoríficos, lavavajillas…, todos en conjunto requieren la transmisión de grandes cantidades de datos y, lo que es más importante, requieren de una menor latencia, un menor consumo de energía y una mayor eficiencia.

Una realidad para 2020

Huawei, Nokia o Ericsson ya han firmado acuerdos con operadoras como Telefónica o Vodafone para conseguir el despliegue de las redes 5G. Tal y como confirmó recientemente el ministerio de Industria, en España la subasta comercial del espectro en las bandas de 1,5 GHz y 3,5 GHz arrancará próximamente. De hecho, está previsto que el despliegue de las primeras redes comerciales para uso domestico comience el año que viene. A finales de febrero fuimos testigos de la primera prueba en escenarios reales. Huawei y Vodafone unieron sus fuerzas para mostrar al mundo la primera llamada 5G. Se llevó a cabo desde Castelldefels (Barcelona) a Madrid usando las especificaciones del estándar comercial NSA (Non Stand Alone) y la banda de espectro de 3,7 GHz.

Previo a esto, antes de aprobarse el protocolo final sobre el que andarán las redes comerciales, Ericsson y Orange llevaron a cabo el año pasado en España una prueba piloto de 5G. En este ensayo se consiguió alcanzar una velocidad superior a los 15 GB y reproducir un vídeo en streaming en 4K en un entorno urbano.

5G

¿Qué conseguiremos con el 5G?

La nueva tecnología ofrecerá una velocidad máxima de descarga de hasta 20 GB/s (el 4G avanza solo a 1 GB/s). Además, gracias al 5G no solo lograremos más velocidad a la hora de navegar en nuestros dispositivos a menos latencia (lo que tarda en conectarse a la red), también se reducirá el gasto energético. Se prevé una latencia de 4 milisegundos (similar al de las redes de fibra óptica) y un ahorro del consumo de energía de hasta en un 90%.

Parte del atractivo de las redes 5G va más allá de la velocidad. Ofrecerá bastante más capacidad a las redes móviles, o lo que es lo mismo, las redes podrán admitir muchas más conexiones de datos que hasta la fecha. El despliegue del Internet de las Cosas se verá claramente beneficiado de esto. Imagina un mundo en el que los vehículos puedan comunicarse con los pasajeros, con otros coches o vehículos como bicicletas, con los peatones y semáforos… Un mundo en el que se conecten dispositivos médicos para disponer de datos en tiempo real, en el que en casa podamos establecer comunicación con el frigorífico para conocer qué necesitamos comprar, con el horno, la lavadora, a la vez que con el ordenador y el móvil como hasta ahora.

videollamada 5G

Nuestro compañero David Readman probando una llamada con un móvil 5G

Este lugar futuro, hiperconectado, necesitará de una red robusta que soporte un gran número de equipos y dispositivos conectados a la vez sin que afecte a la velocidad o a la estabilidad de la conexión. Y aquí es donde entra en juego el 5G, ya que el actual 4G no está preparado para todo esto.

Para que os hagáis una idea, con la conexión 5G seremos capaces de descargar una película en nuestro móvil en menos de tres segundos, los médicos podrán llevar a cabo procedimientos quirúrgicos complicados usando robots de forma remota. Incluso, en las zonas urbanas se podrá recopilar información sobre el tráfico, seguridad o el tiempo en tiempo real.

Cómo prepararnos para el despliegue

Vodafone, Movistar, Orange y MásMóvil son las operadoras que se han lanzado a la carrera del 5G para ofrecer sus ofertas en el momento en el que se inicie el despliegue comercial. De hecho, Vodafone ya está desplegando esta tecnología en 6 ciudades españolas. Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia Málaga y Bilbao han sido las afortunadas, y las primeras que podrán disfrutar de las virtudes de esta nueva red de telecomunicaciones. Los primeros nodos 5G NSA ya están instalados en lugares céntricos de estas ciudades.

Huawei Mate X

Huawei Mate X, uno de los primeros móviles 5G del mercado

Asimismo, el Camp Nou se ha convertido en el primer estadio de fútbol en disponer de cobertura estándar 5G dedicada. Para que esto sea posible, se ha empleado la banda comercial de Telefónica y la red estándar 3GPP de Ericsson. Este proyecto, bautizado como 5G Stadium-Realidad Inmersiva, quiere convertir a Barcelona en la ciudad referente del 5G en todo el continente europeo. En este sentido, el 5G facilitará el flujo de vídeo de entre 30 MB y hasta 200 MB para calidad 4K en 360º. Gracias a todo esto y unas gafas de realidad virtual, el espectador podrá sumergirse mejor que nunca dentro del campo y de las jugadas simplemente con la ayuda de su móvil.

Y una vez que la tecnología llegue de forma comercial, ¿será necesario disponer de un móvil 5G para disfrutar de ella? Lo cierto es que no. Vodafone anunció una serie de gadgets que compaginará la red 5G con la red 4G y que podrán acoplarse a los terminales. Su funcionamiento será muy sencillo. El gadget recopilará los datos proyectados desde un nodo 5G transfiriéndolos al móvil por medio de una conexión WiFi. De esta forma, lógicamente, las velocidades de bajada y subida serán más altas a las soportadas por el módem 4G del equipo.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre...