Redmi Note 7, lo hemos probado

Donde realmente vemos que Xiaomi pone toda la carne en el asador es en su gama media. El fabricante chino, siguiendo las riendas de otras firmas similares como OnePlus, opta por ofrecer terminales con una muy buena relación calidad-precio. Todos ya sabemos que la sección de la gama media en el catálogo de teléfonos Android está muy reñida. Incluso la propia Xiaomi inunda el mercado de estos móviles que apuntan al grueso del usuario medio. No hace ni medio año la empresa china presentaba el Xiaomi Redmi Note 6 Pro y ya tenemos con nosotros la renovación de su gama media.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

¿Merece la pena el salto si ya dispones de este terminal?, ¿qué diferencias encontramos con respecto a su predecesor?, ¿puede ser el Redmi Note 7 la compra definitiva para el usuario medio en este 2019? Intentaremos responder a todas estas preguntas y a unas cuantas más en nuestra review de hoy, basada en el Redmi Note 7 de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno.

redmi note 7 02

XIAOMI REDMI NOTE 7

Pantalla LTPS Incell 6,3 pulgadas, resolución FullHD+ 2.340 x 1.080, 19,5:9
Cámara principal 48 megapíxeles + 5 megapíxeles
Cámara para selfies 13 megapíxeles
Memoria interna 32 / 64 GB
Ampliación microSD
Procesador y memoria RAM Snapdragon 660 a 2GHz, 3 /4
Baterí­a 4.000 mAh, Carga rápida 18W
Sistema operativo Android 9 Pie / MIUI 10
Conexiones Bluetooth 5.0, LTE 4G, GPS, AGPS y GLONASS, USB de tipo C, Radio FM, infrarrojos
SIM nanoSIM
Diseño Cristal y plástico en bordes con muesca en forma de gota de agua
Dimensiones 159.2 x 75.2 x 8.1 milímetros, 186 gramos
Funciones destacadas Lector de huellas trasero, Inteligencia Artificial en apartado fotográfico
Fecha de lanzamiento 6 de marzo
Precio 3 GB / 32 GB: 180 euros (150 euros 5.000 primeras unidades)

4 GB / 64 GB: 200 euros

Diseño que entra por los ojos y pantalla (más) infinita

Lo primero que me ha llamado la atención de este Redmi Note 7 es el color degradado de la parte trasera, construida en cristal. Según le de la luz del día, los tonos azules, rojos o negros, según el modelo que compres, van virando y cambiando de tonalidad. Y es algo muy agradable a la vista y que le da un toque bastante premium al terminal. No es resbaladizo al tacto a pesar del cristal y es bastante ligero. Sus dimensiones totales son 159.2 x 75.2 x 8.1 y según las cifras oficiales tiene un peso de 186 gramos. Puede parecer demasiado, pero en mano no se nota el peso, además que el cristal le da una sensación extra de ligereza. ¿Lo malo del diseño? Que la trasera se mancha de huellas continuamente y a lo largo del día el terminal no se ve tan bonito como cuando le pasamos una gamuza.

En los laterales del Redmi Note 7, construidos en plástico, tenemos, en el lado izquierdo, la bandeja que alberga las dos nanoSIM, o bien una nanoSIM y una microSD para aumentar su almacenamiento, del que informaremos más adelante. En el lado derecho tenemos los habituales botones de subir y bajar volumen así como el de bloqueo y desbloqueo. En la parte trasera tenemos el sensor dual de cámara, dispuesto en horizontal, sobresaliendo bastante del cuerpo del terminal, lo que lo hace susceptible de rayones si no usamos una funda. En la parte superior central tenemos el sensor de huellas, que es bastante rápido y funciona a la perfección y, en la parte inferior, el lema de Redmi, en lugar del habitual Mi, puesto que ahora Redmi funciona como marca propia.

redmi note pantalla

La pantalla cubre un 81,4% del frontal y solo se ve interrumpida por una muesca, en forma de gota de agua, y un marco un tanto notorio en la parte inferior que aleja a este Redmi Note 7 de propuestas de la misma marca como es el Xiaomi Mi Mix 3… aunque estamos hablando de un terminal 300 euros más barato. Tiene un tamaño de 6,3 pulgadas y resolución Full HD+ y, en términos generales, estamos hablando de una pantalla inmejorable para el precio en el que nos estamos moviendo. Echo un poco de menos un mayor contraste y saturación. El usuario medio no va a poner ninguna objeción a esta pantalla. También he notado que el brillo automático, en ocasiones, no va todo lo fino que debería y que en plena luz del sol se echa un poco de menos algo más de brillo, pero nada que moleste demasiado.

Rendimiento de sobra para un uso diario y habitual

Vamos ahora con el rendimiento del nuevo Redmi Note 7. Este gama media alberga en su interior un procesador Snapdragon 660 y dos modelos de memoria RAM, 3 GB y 4 GB. Voy a ser franco y deciros que en este 2019 si podéis comprar el modelo de 4 GB, en cualquier marca, mucho mejor, sobre todo en vista a que os dure un poco más a pleno rendimiento con apps y juegos actuales. Esto no quiere decir que el de 3 GB no os vaya a ir bien, pero en este caso, cuando la diferencia es de tan solo 20 euros (50 si miras el precio del modelo económico en promoción), merece la pena invertir un poco más.

Mi experiencia de uso se ha basado en el modelo de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno. En un uso normal, y llamamos normal a usar, a la vez, diferentes aplicaciones de mensajería, redes sociales, editor de fotos, vídeos de YouTube, navegación por Internet… todo ha ido a la perfección. No he tenido cuelgues ni tirones o retrasos en la respuesta táctil de la pantalla, por muchas aplicaciones que tuviese abiertas en segundo plano. Sí que he notado algunos pequeños tirones en juegos que exigen demasiado del procesador, como es el caso del Asphalt 9. En todo caso, nada que vaya a impedir que puedas jugar una partida a este videojuego.

redmi note trasera

Sin duda, lo peor que me he encontrado en este Redmi Note 7 viene de la mano de los gestos en pantalla. A partir de MIUI 9, Xiaomi ha incorporado en su propia capa de personalización gestos que podemos usar para ocultar los botones que, al final, acaban ocupando pantalla. Uno de esos gestos consiste en deslizar el dedo desde el marco inferior hasta el centro de la pantalla para ir a la pantalla de inicio, o bien a la multitarea si mantenemos el dedo pulsado durante unos segundos. ¿Y cuál es el problema? Que no tenemos suficiente espacio en el marco inferior para trazar el gesto y, en más ocasiones de las que me hubiese gustado, el movimiento no se realiza. Deberían ampliar el espacio útil en el que el movimiento se hiciera efectivo. Aún así, prefiero usar los gestos y disfrutar de la experiencia inmersiva que te ofrece este terminal.

Cámara con Inteligencia Artificial y resultados por encima de la media

Ahora vamos con uno de los aspectos que más le importan al usuario cuando se decide a comprar un móvil junto con la batería, y es el apartado fotográfico. Aquí la gama Redmi ha puesto toda la carne en el asador al ofrecer un sensor de 48 megapíxeles con apertura focal 1.8 junto con el más modesto de 5 megapíxeles que consigue ofrecer modo retrato. Como particularidad, decir que las fotografías no se hacen por defecto a tan gran tamaño, sino que es el propio usuario el que activa la opción de 48 megapíxeles en un pequeño icono mostrado en la parte superior, pulsando en el menú de ajustes. En este modo no vamos a poder usar el zoom, aunque no nos hará falta,  pues podremos recortar la parte de la foto que nos interesa sin perder demasiada calidad gracias, precisamente, a los 48 megapíxeles.

¿Cuáles son los resultados de la cámara dual? Pues sorprendentes teniendo en cuenta la gama de precio en la que nos estamos moviendo, 150-200 euros. Con buena luz de escena, el nivel de detalle es alto y los colores que refleja son realistas y naturales. No obstante, si queremos más nivel de contraste o saturación en las fotografías podremos dárselo en los ajustes de la aplicación de cámara sin necesidad de editar. Además, en este apartado entra en juego la Inteligencia Artificial. Cuando enfoquemos un árbol, por ejemplo aparecerá un icono en forma de hoja; si enfocamos a un edificio, aparecerá un icono con su forma; si el día está nublado, igual. Así, el usuario sabrá qué escena está eligiendo la aplicación de cámara para ofrecer el mejor resultado en la toma de fotografía. Como muestra tenemos una galería donde podréis apreciar el buen trabajo que hace este Redmi Note 7.

Una de las grandes ventajas que tenemos en este nuevo Redmi Note 7 es el modo nocturno que mejora sustancialmente las capturas de noche, sobre todo si lo comparamos con otros terminales similares. En algunas tomas nocturnas se apreciaba más el grano y, por lo general, todas han cumplido bastante, aunque hay que tener bastante pulso para que salgan bien y enfocadas, pues en este modo las imágenes tardan un poco en tomarse. Cuando la imagen presenta claros y oscuros pronunciados a veces al terminal le cuesta equilibrar la iluminación. Pero, como hemos dicho, la cámara doble ofrece un resultado por encima de la media.

Y en cuanto al modo retrato tampoco podemos objetar nada, salvo que la marca sigue empeñada en ofrecer un modo belleza, aunque en el nivel mínimo, quizás un poco exagerado para mi gusto. El procesado de la cámara frontal es bueno y consigue un modo retrato realmente efectivo sin necesidad de dos cámaras.

En cuanto al vídeo, os dejamos unas pruebas con la cámara dual trasera y la cámara selfie, grabados en 1080p@60fps y 1080p@30fps. El resultado convence en cuanto a calidad de imagen y enfoque automático pero el estabilizador de imagen digital podría ser un poco mejor. Es curioso pero el estabilizador de la cámara selfie es superior, tal y como podemos apreciar en los distintos vídeos.

Una batería para usar el móvil sin preocupaciones

Otro de los grandes alicientes que tiene este Redmi Note 7 es el de su batería. Siguiendo la estela de sus predecesores, este terminal mantiene la pila de 4.000 mAh, una cifra suficiente como para mantener contentos a la gran mayoría de usuarios. En las pruebas personales que he hecho con mi terminal de prueba he alcanzado, con el terminal aún al 20%, las 22 horas sin ponerlo a cargar y pudiendo alcanzar las siete horas de pantalla si apurásemos más la carga. Mi uso fue bastante intensivo, haciendo fotografías, vídeos, directos en Facebook, descargando archivos, viendo Instagram… Podemos concluir que en el aspecto de la batería el Redmi Note 7 es un caballo ganador. Si realmente te importa la autonomía de un terminal, este nuevo gama media de Xiaomi puede ser una muy buena opción.

Además contamos con carga rápida de 18W que consigue alimentar al 100% el terminal en más menos noventa minutos a través de una conexión USB Tipo C, novedad en esta franja de precios y que los usuarios venían reclamando.

redmi note 7 usb tipo c

Otros aspectos a tener en cuenta

He puesto a prueba el terminal en diferentes situaciones para contaros qué tal ha ido. Por ejemplo, podemos decir que el alcance WiFi de este Redmi Note 7 en la banda 5GHz puede resultar un poco limitada si vivimos en una casa grande o con pasillos y muros. Lo mejor para este tipo de casos es conectar el WiFi a la banda 2.4GHz si es el caso. Con respecto a la conectividad Bluetooth hemos enlazado varios altavoces distintos con los que no he tenido ningún problema. Ningún problema en relación a llamadas, conexión GPS para situarnos correctamente, así como la navegación entre lugares. En relación al sonido no tengo nada que contar que sea relevante o especial. Cumple, sin más, teniendo lo que podemos esperar de un móvil de 200 euros o menos.

Conclusiones: una compra muy a tener en cuenta

Puntos positivos

  • Por encima de todo, la relación calidad-precio. Este Redmi Note 7 va a ser, con bastante probabilidad, el teléfono a batir en este 2019 en este rango de precios.
  • La batería. Sus 4.000 mAh de pila, unido a la carga rápida, ofrece una autonomía y libertad a los usuarios que hará que se despreocupen de este aspecto.
  • El diseño. Es un terminal muy bonito aunque propenso a ensuciarse bastante.
  • Su cámara dual. Es una cámara que, incluso, supera las expectativas en este rango de precios.

redmi note 7 logo

Puntos negativos

  • Xiaomi se resiste a poner conectividad NFC en sus terminales Redmi por lo que el pago mediante móvil va a ser imposible.
  • El altavoz y el sonido en general. Simplemente funcional, no sorprende ni llama la atención en ningún momento.
  • La capa MIUI puede ser un poco farragosa para usuarios acostumbrados a otras capas o al sistema puro de Android.

Otras noticias sobre... ,