https://youtu.be/bewz8URKOaM

Que Resident Evil 2 es un juego un tanto gore y aterrador es algo que no te descubrimos nosotros. Eso sí, sabemos que hay cierto morbo con el tema del desmembramiento, la sangrecilla y los finales de historia apresurados. Las muertes, vaya. Si has llegado hasta aquí puedes reclinarte hacia atrás y disfrutar de las muertes más sangrientas que hemos visto jugando a Resident Evil 2. De esta manera no tendrás que morir tú y reducir tu puntuación de partida para descubrir los sangrientos finales de Leon S Kennedy, Claire Redfield y Ada Wong.

Muerte por zombie

En el imaginario general de la gente los zombies comen cerebros. En Resident Evil son un poquito menos exigentes y sabemos que le echan el diente allá donde pillan. Pero lo que nos ha parecido más curioso es que en Resident Evil 2 Remake los zombies tienen fijación con la tiroides. Casi siempre se tiran al cuello, quizá por ser la parte más blanda. Pero es que siempre acaban desgarrando músculo por ahí. ¿Será que tienen hipotiroidismo?

Muerte por cocodrilo

Es una de nuestras favoritas. Y es que roza entre lo ridículo, lo gore y lo horroroso. ¿Qué hace un cocodrilo suelto por las alcantarillas de Racoon City? Nadie lo sabe. ¿Cómo puede acabar contigo? Esto sí que lo sabemos. Si fallas en la carrera de huida por unas milésimas de segundo o dudas más de lo que deberías, acabarás en las fauces de este bicho tal que así.

¡Ah! Pero eso no es todo. También hemos querido revisar lo que ocurre cuando no disparas a la cañería de gas. Es muy divertido ver explotar en mil pedacitos a este simpático (por su enorme sonrisa) cocodrilo, pero no queríamos quedarnos con la duda de lo que pasaba si no acabábamos con su vida.

Muerte por licker

Es uno de los enemigos más temidos en Resident Evil 2 Remake. Sí, son ciegos y si aguantas el pulso y caminas en vez de correr puedes evitarlos. Pero si hay uno en la estancia te aseguramos que tu pulso no será relajado. ¿Por qué? Pues precisamente porque puede pasarte esto:

Muerte por fuego

Ojo cuidado, no te vayas a quemar. Que parece que el fuego no es un enemigo en Resident Evil 2 Remake, pero hay un momento concreto de la historia en el que es altamente mortal. Aquí manejamos a Ada Wong mientras trata de detener a una de las causantes de la masacre. En su búsqueda cae en una trampa. O más bien en una incineradora. Si eres de los que salió a tiempo de ella, aquí puedes descubrir lo que pasa cuando prefieres quedarte a mirar las paredes hasta que se te agota el tiempo… Ada a la brasa.

Muerte por hombre planta

Son lentos. Y más allá de un latigazo seguro que no te has llevado. Resulta muy fácil conocer sus puntos débiles y cómo derrotarlos. Sobre todo si hay fuego de por medio. Pero que no te agarren. En cuanto te echan la zarpa ya puedes despedirte de la partida. Y lo más divertido es que no te esperas cómo sucede todo esto… Después de que veas este vídeo no querrás acercarte a una planta carnívora jamás.

Muerte por virus G en fase 3

Por si no te has enterado de la película, en Resident Evil 2 Remake el protagonista es el virus G. Una creación que modifica a los sujetos en los que se inyecta para transformarlos en armas biológicas. Lo irónico es que su propio creador, William Birkin, acaba probando de su propia medicina (aquí el chiste ya estaba hecho). Lo divertido es que durante el juego muta y evoluciona con diferentes, y cada vez más grotescas, formas. O lo que es lo mismo, cada vez puede acabar contigo de una forma diferente. Así sucede en su fase 3, cerca del final del juego.

Muerte por virus G en fase 5

Es el momento apoteósico de Resident Evil 2, tanto en su versión original como en este Remake (gracias Capcom por no dejarlo atrás). Claro que, cuando lo juegas de normal lo último que piensas es en dejarte atrapar y devorar. Si quieres dar gusto a esa parte morbosilla de tu cerebro, aquí te dejamos el resultado de enfrentarte a mano descubierta contra la última fase de William Birkin en plena ebullición del virus G. No hay sorpresas, no deja ni los huesos…

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.