3 cosas que me encantan de Metro Exodus, y 2 que no

Este fin de semana he podido ponerle las manos encima a Metro Exodus. La tercera entrega de la franquicia Metro, que se inspira en el mundo postapocalíptico de los libros de Dmitry Glukhovsky. Un título que nos lleva a la fría y también radiactiva Rusia de 2036, cuando las consecuencias de una guerra mundial nuclear llevan a la población del mundo a vivir bajo tierra por los problemas de radiación. En los circuitos del metro, en el caso de Moscú.

En este título manejamos a Artyom, como líder curioso que no tiene miedo a buscar respuestas en la superficie, y explorar con el ansia de descubrir más poblaciones supervivientes. No quiero desvelaros nada, pero tras unas horas de juego me ha quedado bastante claro cuáles son los puntos fuertes por los que Metro Exodus puede hacerse un hueco en las estanterías de muchos usuarios. Eso sí, siempre y cuando te gusten los shooters o juegos de disparo oclusivos.

La mejor base para el argumento

Basarse en los libros de Dmitry Glukhovsky permite que Metro Exodus cuente con una historia y universo sólidos que atrapan. Al menos si te van los mundos post-apocalípticos. No encontrarás a Vanka, protagonista de Metro 2033, pero sí unos escenarios, tramas e ideologías similares. Vaya, que puedes preparar para leer y meterte de lleno en esta historia si instalas este juego. Y más vale que le dediques algo de tiempo a estas lecturas de notas (dispersas por el juego), porque te ayudarán a crearte un universo duro, frío y muy humano que solo ayuda a que te metas de lleno en el juego.

Hasta donde he visto, el argumento del título nos lleva a descubrir que hay vida más allá del metro de Moscú. De hecho hay todo un giro de los acontecimientos que plantea un sinfín de posibilidades más allá de las angostas líneas de metro. Traiciones, diferentes facciones de humanos y muchas situaciones que te llevan a plantear quién está haciendo el bien y quién el mal. Si te gusta un juego con argumento Metro Exodus puede que no sorprenda, pero atrapa.

argumento

Gráficos y ambientación

Junto a un gran argumento, Metro Exodus puede presumir de ambientación. Es otra de esas cosas que me han transportado a este mundo paralelo postapocaliptico. Lo que se muestra y cómo se muestra en los primeros compases del juego solo han hecho que sienta claustrofobia, terror al exterior y espacios abiertos y una sensación abrumadora de soledad. Y precisamente esta manera de transmitir es lo que me ha cautivado.

gráficos

Por suerte (para mí), no solo recorremos vías de metro más o menos abandonadas y oscuras. También hay escenarios abiertos a plena luz. Claro que los enemigos están en todos lados. Tanto humanos como bestias, como las condiciones climáticas o la temida radiación. Cadáveres por doquier, un mundo devastado, poca vegetación salvaje… Pequeños elementos que hacen mucho y bien por la experiencia de juego.

Gráficamente no es el mejor juego de la historia. Hay algunos problemas como la carga de texturas, la definición de otras en algunos enemigos y otros pequeños detalles. Sin embargo, los escenarios, los juegos de luces y los detalles como la suciedad en la máscara o las partículas de las ventiscas suplen con creces los puntos negativos. De nuevo, elementos que te meten de lleno en la partida, y que ofrecen un giro en la jugabilidad.

ambientación

Mucho más que un shooter

Si llegas a Metro Exodus pensando que vas a hartarte a pegar tiros, ya te digo yo que no. O sea, es un juego de disparos, no cabe duda. Y de mucha acción. Pero en la mayoría de situaciones en las que me he enfrentado, más vale hacer uso del sigilo y la estrategia que de la fuerza bruta.

Nuestro protagonista no es tan ágil como otros personajes de juegos de disparos, y los enemigos son bastante exigentes y avispados. Así que es mejor que los sorprendas distraído, los evites o directamente que ni te vean. Para eso un sensor en tu reloj te dirá si están en zonas visibles o no. También puedes apagar las luces y usar armas letales o no para despejar eficientemente un lugar de enemigos sin ser detectado. Vital si no quieres acabar como un colador.

mucho más que un shooter

Además están todos esos extras que impiden que me haya podido relajar ni un solo segundo. Cuestiones como cambiar el filtro de la máscara o estar pendiente de que esta no se rompa durante un combate. ¿Recuerdas que te hablé de la radiación? Pues está presente más allá del argumento. Encima las armas se pueden encasquillar. Hay que quemar las telas de araña para evitar llenarnos de insectos. Limpiar la máscara si se ensucia o se moja… Todo son problemas, pero llevan a este shooter a un nuevo nivel y que han hecho que me fije de otra manera en él.

El protagonista más lento de la historia

Pero no todo es bueno en mi experiencia con Metro Exodus. Sospecho que es parte del diseño original del juego, y que ayuda a crear esa atmósfera de presión y miedo a todo lo que hay más allá de nuestro arma. Sin embargo, tener a un protagonista al que le cuesta moverse y es lento para apuntar en un juego tipo shooter ha podido conmigo. No solamente me siento un poco inútil al apuntar, sino que en situaciones de sigilo no he sabido reaccionar bien o a tiempo. Y esto significa, automáticamente, acabar la partida por muerte.

el protagonista más lento de la historia

Quizá solo necesito más tiempo de juego para desarrollar mi técnica, pero es algo que me lo ha hecho pasar mal durante mis primeras horas de juego.

¿Qué le pasa al sonido?

Si ha habido algo realmente negativo en mi experiencia con Metro Exodus es un problema de sonido en PlayStation 4 (desconozco si sucede en el resto de plataformas). Uno tan grave que no solo ha hecho que me tenga que centrar en leer subtítulos, sino que ha impedido que me entere absolutamente de nada en algunas situaciones.

qué pasa con el sonido

Por alguna razón las voces no cuadran con las ubicaciones y el volumen. Me explico. Puede que Anna, un personaje principal, esté hablando a dos metro de ti, pero el volumen de su voz sea tan bajo como si estuviera al fondo del escenario, doblando la esquina. Algo que empeora cuando hay varios personajes a la vez. No he sabido quién decía qué.

Además, el doblaje al castellano, aunque de agradecer, no es demasiado bueno. Se fuerzan expresiones o líneas que no cuadran con la situación o la conversación, y no quiero hablar del tema de sincronización con labios o movimiento de los personajes. En estos momentos la experiencia de juego me ha echado completamente para atrás. No he podido enterarme de algunas cosas y, para colmo, solo podía prestar atención a la descoordinación entre doblaje y labios. Quizá prefieras jugar en inglés para evitar estos problemas en la medida de lo posible.

modo fotografía

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.