Usan grupos de WhatsApp para distribuir pornografía infantil

WhatsApp, la aplicación de Facebook, no es del todo segura. Si bien es cierto que la red social ofrece la posibilidad de cifrar conversaciones de extremo a extremo, algunos filtros de seguridad contra abusos y pornografía ifantil no funcionan como deberías. Durante los últimos días se ha desvelado que usuarios utilizan grupos de WhatsApp para distribuir pornografía infantil a través de la red social. ¿Cómo? A través de aplicaciones de terceros.

Estas aplicaciones incluso se pueden encontrar en Google Play Store, y permiten unirse a grupos donde distribuyen el diferente contenido. La mecánica es sencilla: descargas una app de terceros desde Google Play donde tienes acceso a diferentes ‘grupos de WhatsApp’ que distribuyen pornografía infantil, haces clic en ‘unirte al grupo’ y automáticamente ya tienes un grupo en WhatsApp donde distribuyen pornografía infantil. Así lo asegura una organización israelí  y el medio Tech Crunch. AntiToxin, una compañía dedicada a la protección de abusos a menores consiguió acceder a estos grupos, donde incluso utilizaban nombres como ‘videos cp’ (una abreviatura para la pornografía infantil) o ‘Children’ acompañado de emojis que insinuaban este contenido. Alguna de estas aplicaciones contaba con más de 100.000 descargas en Google Play.

Google y Facebook toman medidas, pero…

En el vídeo se puede ver como una aplicación donde facilitan grupos de distribución de pornografía a través de WhatsApp, aparece publicidad ofrecida por las plataformas de Google o Facebook. 

Google ya están tomando cartas en el asunto. Según informa Tech Crunch, tras publicar el informe desvelando las aplicaciones, Google eliminó de la tienda de aplicaciones todas aquellas que mencionaban y otras que no habían sido descubiertas. Aunque aquellos usuarios que ya habían descargado la app podrían seguir accediendo.Por otra parte, el medio asegura  que solo hay 300 empleados moderando y eliminando los grupos con ese contenido, mientras que Facebook cuenta con 20.000 empleados especializados en la seguridad. Pero parece que no todo acaba aquí. AntiToxin ha descubierto que estas apps están alimentándose con publicidad ofrecida a través de las plataformas de Google y Facebook. Lo que afirma que Google y Facebook no solo tienen problemas para detectar el contenido ilegal de sus plataformas, también en detectar qué aplicaciones y servicios utilizan sus plataformas.

Google ya se ha puesto en contacto con Tech Crunch, y asegura que no tienen ningún tipo de tolerancia con esas aplicaciones. Eliminarán de Google Play aquellas apps que incumplan la normativa y seguidamente eliminarán el acceso a sus plataformas de publicidad. Por supuesto, también reportan las aplicaciones y servicios a las autoridades para que tomen medidas en el asunto.

Otras noticias sobre...