Windows 10 quiere asustarte si usas Chrome o Firefox

Microsoft Edge, antes Internet Explorer, viene perdiendo fuelle desde hace tiempo. El navegador que se ha hecho con la primera posición en el podio es Chrome. De hecho, nada más comprar un ordenador, muchos usuarios se limitan a usar Microsoft Edge para descargar Chrome. Esa es la realidad.

Y no le gusta en absoluto a Microsoft. Así que está decidida a usar una táctica poco ortodoxa para animar a los usuarios a usar el navegador que viene instalado de serie en los ordenadores con Windows, en lugar de Chrome o Firefox.

Algunos usuarios acaban de descubrir que en la vista previa de Windows 10 Insider, cada vez que alguien intenta ejecutar los navegadores de la competencia (Chrome y Firefox, por supuesto) recibe una advertencia. Aparece un cuadro de diálogo, a modo de aviso, en el que se le indica que no es necesario instalar ningún otro navegador, ya que en el equipo ya viene instalado de serie Microsoft Edge.

Lógicamente, los usuarios tienen plena libertad para instalar el navegador que más les plazca. Pero es evidente que con ese mensaje, Microsoft intenta poner todo de su parte para que los usuarios se decanten por el navegador de la casa, en lugar de hacerlo por Chrome o Firefox.

navegadores

No es la primera vez que Microsoft lo intenta

Ojo, que Microsoft no es nueva en esto de intentar promocionar su propio navegador. Además de esta advertencia que la de Redmond tiene previsto lanzar en Windows 10 Insider, hace poco intentó que Windows Mail abriera los enlaces directamente en Microsoft Edge, en lugar de hacerlo en el navegador que los usuarios hubieran elegido libremente.

También mandó sutilmente notificaciones a los usuarios de Chrome para que cambiaran de navegador. Así como quien no quiere la cosa. Los expertos consideran que esta nueva notificación podría ser contraproducente y que los usuarios que estuvieran decididos a instalar un navegador como Chrome o Firefox tendrán una reacción negativa. Esto es, que nunca usarán Microsoft Edge.

Ya fue multada por la Unión Europea años atrás

En marzo de 2013, la Unión Europea multó a Microsoft por intentar imponer el uso de Internet Explorer (así es como se llamaba entonces el navegador de Windows). La multa de los usuarios a la de Redmond alcanzó los 561 millones de euros y fue, concretamente, por intentar imponer a los usuarios el navegador que tenían que utilizar nada más encender su nuevo ordenador.

El compromiso de la compañía era el de ofrecer un cuadro con distintas opciones para instalar el navegador que más les interesara. Todo fue a raíz de que en 2009 la compañía ya fue multada por posición dominante en la elección del navegador.

Pero desde mayo de 2011 a julio de 2012 incumplieron su promesa. La de Redmond se justificó señalando que se había producido un error en la cadena de fabricación del Service Pack 1 de Windows 7.

microsoft

A la vista de lo sucedido, no sería extraño que los reguladores antimonopolio se pongan en marcha para estudiar el caso. De todos modos, conviene advertirlo, estamos ante una vista previa de una actualización que no llegará de manera oficial y definitiva hasta el próximo otoño. Veremos si este mensaje de advertencia llega a los usuarios o si Microsoft apuesta finalmente por dar marcha atrás.

Otras noticias sobre... , , , ,