El fabricante de soluciones para redes, videovigilancia y comunicaciones, D-Link, sigue expandiendo sus territorios impartiendo clases. La marca ha anunciado que comenzará una nueva temporada de Webinars (palabra que proviene de juntar ‘Web’ y ‘Seminario’). El estreno del primer capítulo tendrá lugar el próximo viernes 21 de septiembre a las 10:30 de la mañana.

En esta nueva temporada de las aulas didácticas de D-Link, los ingenieros al cargo de la docencia harán presentaciones y talleres prácticos sobre entornos corporativos de electrónica cableada (Switching), Entornos WiFi (Wireless) y Videovigilancia.

Nueva temporada de Webinars de D-Link

Todas aquellas personas que estén interesadas en participar en este nuevo seminario de Webinars deben registrarse gratuitamente en la página de Aulas Virtuales Gratuitas de D-Link.

Este es el calendario completo de temas que se impartiran en las Webinars de D-Link.

  • Viernes 21 Sept – Redes para dummies: Escenarios comunes de Switching.
  • Viernes 5 Oct – Routers con servicios unificados y VPN para la pyme.
  • Viernes 19 Oct – Switching Industrial para condiciones extremas.
  • Viernes 9 Nov – Diseño de grandes redes wifi: Caso práctico de un Hotel.
  • Viernes 23 Nov – Novedades mydlink: Cámaras autónomas.

¿Qué es el Switching?

Con el Switching podremos conectar varios dispositivos, a través de una red local. Cuando no existia red local, compartir archivos entre diferentes dispositivos podía ser una ardua tarea, pues se producían colisiones en los equipos al estos intentar lidiar, a la vez, con tantos otros.

¿Cuáles son  las ventajas de montar una red local en tu empresa?

Eficiencia en el trabajo en equipo. Cuando en una oficina trabajan 30 personas y cada una de ellas dispone de un PC, es vital que todos estén conectados para compartir archivos de empresa y diferente software o comunicaciones.

Más velocidad en la transmisión de datos. No solo compartimos red gracias a la red local sino también la capacidad que tiene cada PC de transmitir datos, por lo que las diferentes tareas se gestionarán de un modo más rápido y eficiente.

Ahorrar en espacio y dinero. Imagina una empresa que ocupa varias plantas de un edificio. En lugar de disponer de una impresora en cada planta podremos tener un equipo central en el que todos los empleados podrán enviar sus órdenes de impresión.