Otro estudio concluye que Google recopila todavía más datos de los que pensamos

Lejos de ser un desierto informativo, este agosto nos ha regalado un culebrón que parece no tener fin. Es el de Google y las fórmulas que usa para recopilar datos de los usuarios. Hoy hemos sabido, porque así lo confirma un estudio, que el gigante de las búsquedas recopila todavía más datos personales de los que imaginamos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Hace pocos días te informábamos sobre los resultados de una investigación llevada a cabo por Associated Press. La conclusión era preocupante: Google sigue almacenando las ubicaciones de los usuarios aunque estos tengan apagado o pausado el historial de búsquedas. Esto se debe a que siguen usando aplicaciones como Google Maps, tienen instalado el widget del tiempo o realizan búsquedas desde el teléfono móvil.

Google se excusó al principio, pero luego tuvo que reconocer que, en efecto, apagar el historial de búsquedas no es garantía de que no sigan nuestros pasos. El nuevo estudio que tenemos sobre la mesa señala con preocupación que Google está recopilando información muy variada sobre las personas que usan sus herramientas y servicios. La investigación, llevada a cabo por Douglas C. Schmidt, profesor de Vanderbilt, fue encargada por los representantes de los editores digitales, Digital Content Next.

seguimiento google

¿Qué tipo de información adicional está recopilando Google?

Según revela este estudio, la información recopilada tiene que ver con las rutas que siguen, la música que escuchan o las propias ubicaciones, aunque sus dispositivos se encuentren inactivos. He aquí el gran problema.

El informe, que se extiende en un total de 55 páginas, explica que un dispositivo con Android que tenía abierto Chrome en segundo plano, envió la ubicación a Google hasta en 340 ocasiones durante un período de 24 horas, con una frecuencia de aproximadamente 14 veces por hora. Esta información sobre a qué lugares nos dirigimos puede proporcionarle a Google información más que suficiente como para elaborar un buen perfil sobre el usuario y apuntar mejor, por ejemplo, a la hora de ofrecer publicidad.

Piensa en todo lo que haces durante la jornada y en la cantidad de cosas que pueden deducirse de los sitios a los que vas. El trabajo, la cafetería que tienes cerca del trabajo, el médico especialista, la tienda de productos ecológicos, la sesión de pilates, recoger la ropa en el tinte… Y así todos los días de tu vida.

Como ves, no hace falta demasiada información para conocer cuáles son los gustos, apetencias y preferencias personales de un usuario, así como sus debilidades, miedos e incluso carencias. Todas estas ubicaciones, lógicamente, van junto a un detallado mapa de horarios y tiempo. Esto es: se puede saber cuánto tiempo has pasado en la consulta del médico o ocupado leyendo etiquetas en la tienda eco.

El estudio también considera que Google puede asociar datos anónimos con las cuentas de los usuarios mediante herramientas publicitarias. Apuntan directamente , de hecho, a la identificación de cookies a través de DoubleClick.

Google

Google cuestiona el informe

Para Google “esta información es salvajemente falsa”. Cuentan que el autor del informe está en conflicto de intereses, porque fue testigo en un litigio sobre derechos de autor que está en marcha contra Google por parte de Oracle.

En cualquier caso, lo que sí parece que está claro es que Google se encuentra bajo la lupa precisamente por esta misma cuestión. El Comité de Energía y Comercio envió una carta a la compañía para saber de qué manera recopila información de los usuarios mediante los servicios de ubicación, torres de datos, puntos de conexión WiFi y conexiones Bluetooth, pero lo cierto es que a estas horas, Google todavía no ha respondido a la petición oficial.

Otras noticias sobre... ,