Alcatel 3, lo hemos probado

tuexperto Recomenadado¿Buscas un móvil compacto, con buena pantalla y a un precio económico? He podido probar el Alcatel 3, un dispositivo que cumple perfectamente estos requisitos y que me ha dejado muy buenas sensaciones. El Alcatel 3 cuenta con una pantalla panorámica de 5.5 pulgadas HD+, diseño ergonómico, procesador de cuatro núcleos y una lente de 12 megapíxeles. ¿Quieres conocerlo? Este es su análisis.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Pantalla: 5.5 pulgadas en un formato panorámico

Alcatel_3_pantalla

Una de las características más interesantes del Alcatel 3 es su pantalla. Cuenta con un panel de 5.5 pulgadas con resolución HD+ y formato de 18:9. Cuesta encontrar en el mercado una pantalla panorámica de este tamaño, que, gracias a sus marcos mínimos, consigue hacer un terminal más compacto sin sacrificar tamaño de pantalla. Además, la calidad del panel es muy, muy buena. Es una pantalla nítida, con buenos colores, ángulos de visión y un brillo excelente en la mayoría de circunstancias. Eso sí, echamos de menos un poco más de brillo en condiciones de luz natural directa, y la sensibilidad táctil podría mejorar.

Alcatel ha querido añadir diferentes configuraciones para la pantalla de este Alcatel 3. Cuenta con un modo nocturno que nos ayudará a evitar la vista cansada que aportan las pantallas. Este modo cambia la tonalidad del panel a un color más cálido. En los ajustes, podemos activarlo de forma manual o bien, programarlo para que se active o desactive en un rango de determinadas horas. También podemos ajustar la temperatura de color a una tonalidad más fría o más cálida. Por defecto, la barra se encuentra en medio.

Alcatel_3_08

Por último, podemos activar el modo de una sola mano, aunque no es necesario. La opción también se encuentra en los ajustes del sistema, podemos escoger la mano predeterminada para que la pantalla se estreche en una dirección u otra. Así como el tamaño del panel. Para activarlo solo tenemos que pulsar dos veces en el botón home. Si queremos desactivarlo, toca en cualquier parte del marco que quedará vacío.

Sin duda, uno de los aspectos más positivos que hemos encontrado del terminal. Un panel de gran tamaño con buenos colores en un dispositivo compacto, con una nitidez perfecta para ver contenido HD en YouTube o Netflix. Además, con un formato panorámico.

Ficha técnica del Alcatel 3

Pantalla IPS de 5,5 pulgadas, HD+ 1.440 x 720 pí­xeles, 18:9
Cámara principal 13 megapí­xeles (lente 5P, PDAF, dual)
Cámara para selfies 13 MP f/2.0 (interpolada a 16 MP) + 5 MP (interpolada a 8MP)  f/2,4 84º de ángulo, flash
Memoria interna 16 GB
Ampliación microSD de hasta 128 GB
Procesador y memoria RAM

MT6739 de cuatro núcleos y 2 GB de RAM

Baterí­a 3.000 miliamperios
Sistema operativo Android 8 Oreo
Conexiones Wi-Fi 802.11b/g/n, Wi-Fi direct, Wi-Fi display, Wi-Fi hotspot, FM Radio, Bluetooth 4.2, GPS con A-GPS y GLONASS, NFC, USB 2.0 Tipo C
SIM nanoSIM
Diseño Cristal curvado por la parte trasera para mejorar la ergonomí­a
Dimensiones 147,1  x 68,8 x 8,5 milí­metros y 145 gramos
Funciones destacadas Lector de huellas dactilares
Fecha de lanzamiento Por confirmar
Precio 150 euros

Diseño: compacto y muy cómodo en mano

Alcatel_3_06

El Alcatel 3 está construido en policarbonato. Cuenta con una parte trasera curvada que ofrece un mejor agarre. Además, con un acabado brillante, que da un efecto de cristal, aunque este tiende más ralladas y huellas. En la zona trasera encontramos una lente, justo debajo el flash LED y un lector de huellas dactilares. Este sensor tiene una ubicación buena y con un funcionamiento decente, se desbloquea rápidamente y sin ningún atraso ni fallo. Los marcos también son de policarbonato, en este caso, con un acabado mate. Son bastante finos, de unos 8 milímetros y la ubicación de los botones es la correcta, botonera de encendido en la zona derecha, además con textura. Botón de volumen justo en la parte de arriba, conector de auriculares en el canto superior, micro USB y altavoz en el inferior y bandeja para las tarjetas SIM en la parte izquierda.

Sin duda, el frontal es lo más interesante del diseño. Los marcos son bastante estrechos. Sobre todo, el de los cantos. En la zona superior encontramos una cámara frontal, sensores, LED de notificaciones y un alargado auricular para las llamadas. En la parte inferior no encontramos nada, ni siquiera los botones de navegación, que se encuentran directamente en la pantalla. Por cierto, la pantalla cuenta con esquinas redondeadas.

En definitiva, el diseño del Alcatel 3V cumple perfectamente con su función. Los materiales no son los más premium, pero cuenta con buenos acabados. Las pequeñas dimensiones del terminal, el poco peso y su grosor de solo 8.5 milímetros hace que se pueda manejar perfectamente con una sola mano y que sea apto para todos los bolsillos. Echamos de menos el USB tipo C, un estándar en muchos dispositivos.

Rendimiento

El Alcatel 3 cuenta con un procesador MediaTek MT6739. Es de cuatro núcleos, y le acompañan 2 GB de memoria RAM. ¿Cómo funciona el rendimiento de este dispositivo?

Manejándonos por la interfaz y en aplicaciones básicas, como WhatsApp, Twitter, Instagram o Chrome, no hemos tenido ningún tipo de problema, se mueve fluido, sin ningún corte y con animaciones rápidas. Las 2 GB de memoria RAM son suficientes para poder abrir las aplicaciones con fluidez y ajustar bien la multitarea, aunque en este caso y, sobre todo, al pasar de una aplicación a otra, hemos visto algún corte.

Con los juegos sí hemos encontrado algún que otro corte o lag. Incluso en juegos básicos que no requieren de mucho rendimiento. Si bien, no es un dispositivo que cumple los requisitos de los más jugones, el procesador y la memoria RAM son suficientes para ejecutar tareas del día a día, como llamar por teléfono, enviar mails, hacer fotos, redes sociales o jugar a juegos básicos. Creo que en este caso una giga más de memoria RAM no le hubiese ido nada mal.

Una cámara básica

Alcatel_3_01

A diferencia de sus hermanos mayores, el Alcatel 3 solo cuenta con una lente principal. Es de 13 megapíxeles con 16 megapíxeles interpolados. Cuenta además con un flash LED. ¿Cuáles son sus resultados?

En condiciones de buena luz los resultados que obtenemos son buenos, aunque no sorprendentes. Las imágenes salen nítidas, con buenos colores y buena interpretación en los objetos, aunque el acabado por Software deja un poco por desear. Nada que no se solucione en próximas actualizaciones. En condiciones de poca luz comenzamos a perder detalle y ver esos famosos puntos. En interiores se comporta mejor de lo esperado.

En la cámara frontal obtenemos buenos resultados en todas las situaciones. Una lente perfecta para videollamadas o selfies casuales.

La cámara del Alcatel 3 cuenta con diferentes funciones. Una de las más interesantes es el modo rastro de luz, que nos permite realizar fotografías con un toque artístico diferente, aprovechando la iluminación y el movimiento. Aunque no funciona del todo bien. En la app también tenemos la posibilidad de añadir un modo panorámico y diferentes filtros a nuestras imágenes.

Sobre la aplicación de cámara, cuenta con un diseño decente y una muy buena organización de los modos y controles. Todos se agrupan en un menú desplegable, podremos acceder a los diferentes modos, así como a la configuración de la app. En las opciones podemos escoger el tamaño de la imagen, dónde queremos que se almacenen, añadir cuadrícula, sonido de disparo etc.

En definitiva, una cámara que podría mejorar, pero que hace buenas fotografías. Sobre todo, en condiciones de buena luz. Y con una aplicación perfecta.

Software: interfaz intuitiva con buen diseño

Volvemos a uno de los mejores apartados de este Alcatel 3, su interfaz. Android 8.1 Oreo con Joy 1, la última versión del sistema operativo (muy bien) con una interfaz propia del fabricante. El tema que ha decidido añadirle a Alcatel se basa en una interfaz colorida, con cajón de aplicaciones, iconos personalizados y cambios en el diseño. Afortunadamente, la capa de personalización se asemeja mucho a Android Puro, pero con un toque de personalidad. Consigue llevar a rajatabla la esencia de Material Design en todas las aplicaciones propias, con los botones flotantes, iconos coloridos, transiciones, ajustes…

Donde vemos un poco más de cambio es en el cajón de aplicaciones. Si bien, continua con el diseño al estilo Google, el fabricante ha decidido añadir un fondo transparente y algunos extra, como la posibilidad de ordenar los iconos por orden alfabético, por fecha de descarga o por las aplicaciones más utilizadas. Esta última es la que yo suelo tener activada. También añade una lupa para buscar las aplicaciones y un botón para desinstalar las aplicaciones. Por cierto, la capa de personalización incluye algunas apps preinstaladas, pero la mayoría se pueden desisntalar fácilmente.

¿Qué encontramos en los ajustes? A parte de las típicas opciones de conexión, batería, y aplicaciones, tenemos una configuración que nos permite gestionar la memoria RAM, el almacenamiento, la autonomía y las aplicaciones. Tiene una interfaz muy sencilla e intuitiva. Básicamente, lo que hace esta opción es llevarnos a los ajustes de cada apartado para liberar espacio. Así no tenemos que estar entrando en cada categoría.

 

En las funciones avanzadas encontramos DuraSpeed, una opción que nos permite ejecutar las apps en segundo plano. Podemos activarla o desactivarla. Así como seleccionar aquellas aplicaciones que no queremos que se ejecuten. Joy Touch es una especie de cursor en pantalla donde encontramos distintos accesos directos. Estos se pueden personalizar y añadir botones, como el de apagado, multitarea, botón home etc. También encontramos la opción de clonar aplicaciones para tener dos cuentas de Facebook, Instagram entre otras en un mismo dispositivo. Por último, debemos mencionar los gestos. En este caso, solo está activa la función de captura de pantalla con tres dedos. Si deslizas por la pantalla con tres dedos se ejecuta una captura de pantalla.

Sin duda, una capa completa y funcional, con un toque de diseño diferente al resto y sin perder la esencia de Google.

Autonomía y seguridad, más que suficiente

El Alcatel 3 cuenta con una batería no extraíble de 3.000 mAh. Recordamos que su panel es de 5.5 pulgadas, pero con una resolución HD+. Además, cuenta con un procesador básico que no requiere de mucho rendimiento y 2 GB de memoria RAM. A esto, le sumamos la optimización por parte de Software, consiguiendo unos resultados de autonomía bastante buenos. Con un uso intensivo he podido llegar al final del día sin ningún problema. Por otra parte, en los ajustes del sistema témenos el ahorro de batería, donde optimiza la interfaz para conseguir una mayor duración de la autonomía. Básicamente, lo que hace es desactivar las animaciones, transiciones, procesos en segundo plano y otros parámetros que pueden estar agotando la batería.

Alcatel_3_02

En el tema de seguridad, lo cierto es que también vamos a estar bastante completos. Incluye un lector de huellas en la parte trasera. Como ya os he adelantado en el apartado del diseño, funciona perfectamente. Es rápido, cómodo y apenas hemos visto fallos importantes. A este lector le sumamos el reconocimiento facial. En este caso un método de desbloqueo básico y menos seguro que el lector de huellas. Justo antes de configurarlo, el sistema nos advierte de que una persona muy parecida a nosotros, o incluso, una fotografía, puede desbloquear el dispositivo. Aun así, lo he configurado y funciona muy bien, reconoce rápidamente y en distintas condiciones de luz, aunque con poca luz le cuesta un poco más de trabajo. Aun así, si quieres seguridad, es recomendable introducir el lector de huellas como método de desbloqueo.

Conclusiones y precio

Alcatel_3_08

El Alcatel 3 es un móvil básico con una pantalla excelente. Su precio, de unos 140 euros lo hace mucho más atractivo. Sobre todo, porque es difícil encontrar un terminal con un diseño compacto, pero con una gran pantalla panorámica. El diseño es otro de sus mejores aspectos, cómodo en mano y bonito, incluso, pese a su construcción en policarbonato. Por otra parte, la capa de personalización de Alcatel es muy completa, bonita e intuitiva, aunque un terminal con un rendimiento tan básico no debería tener tantas aplicaciones de terceros preinstaladas. Afortunadamente, las podemos desinstalar sin ningún problema. Por último, destacamos su cámara de 12 megapíxeles. Si bien no es de las mejores que hemos probado, cumple perfectamente para fotografías con luz a paisajes u otros objetos.

Lo mejor del Alcatel 3

  • Su pantalla
  • El diseño
  • Su interfaz

Podría mejorar

  • Su rendimiento
  • La cámara en algunas situaciones

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... , ,