La historia del hombre que las búsquedas de Google confunden con un mafioso

A todos nos gusta buscar qué se dice de nosotros en Google. Aunque, como diría el refranero popular, la curiosidad mató al gato. Hay ocasiones en que nos encontramos con sorpresas desagradables, aunque pocas comparadas con la que se llevó este hombre, Milorad Trkulja, al ser confundido en las búsquedas de Google con miembros de la mafia local. El Tribunal Supremo de Melbourne ha dado luz verde a la demanda interpuesta por aquel por culpa de tal desafortunado incidente.

¿Qué harías si Google te confundiera con un criminal?

En 2004, Milorad Trkulja fue disparado por un sicario desconocido en 2004, un año en el que varias personas fueron asesinadas por miembros del crimen organizado. Para sorpresa de Trkulja, en Google lo asociaban con ciertos miembros destacados del hampa, como por ejemplo Tony Mokbel, un conocido jefe de la mafia australiana. Al buscar su nombre, no sin cierto estupor, aparecían imágenes del criminal. Un hecho que perturbó la vida de Trkulja, no dudando un segundo en demandar al gigante de Internet.

El señor Trkulja asegura no tener nada que ver con Tony Mokbel y que lo conoce, únicamente, por verlo en aparaciones en televisión, sobre en noticias relacionadas con actividades delictivas.

milorad trkulja 2

En una primera instancia, los intentos del señor Trkulja para que Google aceptase un castigo fueron desestimados por el Tribunal de Apelación de Victoria, uno de los seis estados que conforman el país australiano. Hoy, el Tribunal Supremo, sin embargo, ha permitido que la denuncia salga adelante, lo que pone en un serio aprieto a Google.

No es esta la primera vez, además, que Milorad Trkulja demanda a Google. Ocurrió en 2012 y ganó la apelación. La demanda tenía relación con esta que, actualmente, está llevando a cabo. En aquella ocasión, el autocompletado de Google también relacionaba al señor Trkulja con personas un tanto sospechosas, textos difamatorios y, asimismo,  imágenes que lo relacionaban con criminales organizados. Google por su parte seguirá luchando por conseguir la inmunidad, alegando que no existe intención difamatoria. Quizás todo este asunto haga que, cuando Milorad Trkulja se busque de nuevo, aparezcan noticias sobre la misma demanda.