LG HBS-820S, probamos los auriculares Bluetooth con manos libres legal incluido

Los auriculares Bluetooth son estupendos para escuchar música o hablar por teléfono cómodamente. Pero la DGT prohíbe usarlos conduciendo, así que LG ha inventado algo genial. Son unos auriculares que incluyen un altavoz para usarlos en modo “manos libres” (y oídos libres). De ese modo, y usándolos de esa forma (sin colocar los auriculares en los oídos) es perfectamente legal usarlos conduciendo. Es el modelo HBS-820S y los hemos probado. Cuestan 100 euros y ya están disponibles en la página LG y tiendas especializadas, en color blanco o negro.

Abriendo el paquete

Los LG HBS-820S vienen en una caja que contiene el propio auricular y una cajita con accesorios e instrucciones. Los accesorios son solamente el cable de carga de rigor (micro USB) y un juego de adaptadores para los auriculares. Vienen montados los medianos, hay unos mayores y otros más pequeños, todos en silicona. Como es habitual más de la mitad del papel durará poco en nuestras manos: información sobre garantía o los peligros de echarlos al fuego, o dejarlos en manos de animales o niños con hambre. Sí que hay una guía rápida, útil para reconocer los diferentes botones de control y saber para qué y cómo usarlos.

LG HBS820S auriculares 09

Y ésa es la primera cosa que llama la atención de los auriculares en sí. No se controlan con superficies lisas táctiles sino con botones físicos con funciones claras, una vez aprendidas. Lo preferimos a un control misterioso que nunca se sabe si habrá reconocido nuestra orden… Aquí, el interruptor de encendido deja claro si están o no apagados. El de altavoces, si suenan los auriculares o el altavoz externo (sí, más sobre eso enseguida). El deslizante de volumen, está muy claro si lo usamos para subir o bajar el volumen; en este caso con confirmación acústica mientras escuchamos. Luego veremos en detalle cada control y función.

La batería de los LG HBS-820S anuncia 13 horas escuchando música, algo más (14’5) hablando por teléfono, y hasta 30 horas en reposo. En el uso habitual diríamos que se cumplen esos tiempos. Si los usamos mucho, con cargarlos cada dos o tres días, nunca llegamos al aviso de batería baja. Se cargan con una toma micro USB en el cuerpo izquierdo.

Auriculares con… ¡altavoz!

Aunque por las fotos o con el aparato en la mano parece simétrico, no lo es. Botones de control aparte, en la zona izquierda está la batería (por el peso y la conexión de carga cercana). Ahí también está el motor de vibración, porque es potente y es muy obvio que sólo vibra en ese lado. En la parte derecha, en cambio, está el altavoz que funciona en modo manos libres. Sí, un altavoz, estos auriculares LG tienen también un altavoz. Y a un solo lado, no los dos. Es decir, y esto es lo primero a tener presente, en modo “altavoz” este LG funciona en monaural (no estéreo).

Cuando nos colocamos el LG HBS-820S en el cuello, ese altavoz queda lógicamente apuntando hacia arriba y a la izquierda. Si lo activamos (interruptor atrás) desde ese momento todos los sonidos o la música será emitida por ahí. La mala noticia es que, posiblemente por el tamaño tan compacto, el sonido no es muy bueno. Además, el enlace Bluetooth detecta si estamos en ese modo y envía una señal de menor calidad. En ese momento el LG aparece como un altavoz monaural y no tiene sentido usar una transmisión de señal estéreo de calidad.

LG HBS820S auriculares 08

Aprobado por la DGT: hablar sin multas

Lo que sí suena bien son las voces, es decir, en modo “manos libres”. Realmente es para lo que creemos que LG lo ha pensado, y en ese caso hay que decir que sí han tenido éxito. Si queremos escuchar música por el altavoz, aparte de que molestaríamos a cualquiera a menos de diez metros, la calidad no es buena. No suena mejor que la mayoría de móviles, por ejemplo, incluso por debajo de eso. Y al estar a un lado, el efecto es extraño.

LG HBS820S auriculares 02

Pero para mantener una conversación sí está bien: sería perfecto si el volumen máximo llegara a poder ser algo más alto, sólo eso. Y es que cuando hay mucho ruido (a partir de la velocidad legal en coche) puede costar escuchar bien. A cambio nuestro interlocutor sí que nos escuchará perfectamente, pues los LG HBS-820S llevan un micrófono a cada lado y captan nuestra voz muy bien. Además parece que filtran bien los ruidos de fondo.

La gran ventaja de estos LG es que son legales, bien usados. Si nos ponemos los auriculares estamos incumpliendo la normativa y podrían multarnos. Pero con ellos quitados (el cable se recoge automáticamente) y el LG en el cuello en modo manos libres… ¡perfectamente legal! La idea nos gustó tanto que enseguida pensamos en que podría ser la solución perfecta a nuestro medio favorito de transporte, la moto. Por desgracia, entre que el altavoz no sube mucho de volumen, que la parte baja del casco lo tapa, y que el propio casco nos tapaba los oídos… no funcionó el invento. Pero la idea es buena y desarrollándola un poco, sería genial.

Prueba de los auriculares

El altavoz externo se queda un poco corto, pero los auriculares sí son buenos. Y la recepción Bluetooth, o la amplificación interna, también. Eso sí, hay que asegurarse de que al enlazar nuestro móvil u ordenador seleccionamos el modo A2DP (reproducción de alta fidelidad) o mejor aún aptX si lo tenemos. Si lo dejamos enlazado como altavoz (HSP/HFP) la calidad de sonido no es ni de lejos la misma.

LG HBS820S auriculares 03

Los auriculares del LG HBS-820S llevan un cable que queda recogido dentro del aparato. Basta tirar suavemente y se desplegarán hasta quedar a nuestra medida. Otro tironcillo y se recogen: francamente cómodo. Lo que no sabemos es el resultado a largo plazo, pero en las semanas de prueba no nos dio ningún problema.

Los auriculares en sí son intraurales, es decir, hay que insertarlos en los conductos auditivos. Es importante entender que deben quedar bien metidos: por eso vienen varias gomitas adaptadoras. Si no, no sólo no nos aislarán tan bien del ruido exterior, sino que sobre todo los graves quedarán muy atenuados. O sea, que si no nos los metemos bien, sonarán algo faltos de graves, y eso ocurre con todos los intraurales.

Sonido: un acierto

Bien colocados, lo cierto es que nos han sorprendido positivamente los LG HBS-802S. Tras las pruebas con el altavoz nos esperábamos algo de menos nivel. Estos auriculares están en un nivel de sonido equivalente al de unos cableados de precio algo inferior. Pero con la ventaja de la conexión Bluetooth. Y el extra importante del altavoz “manos libres” legal, recordemos.

LG HBS820S auriculares 04

El sonido tiene una buena base de graves, y por una vez estos no son exagerados. Estamos un poco cansados de la tendencia a ofrecer auriculares con el grave subido, la verdad. Sí, de entrada impacta y así quien lo prueba medio minuto en una tienda se los lleva. Sobre todo si además los agudos también andan brillantes. Es decir, la curva en “V”, equivalente a un control de “loudness” clásico. Pero eso no representa correctamente cómo se grabó esa música.

Los graves tan exagerados ocultan muchos matices. Es resultón con música moderna, pero si está bien producida y tiene ritmos rápidos… se emborrona. No es sólo por escuchar los dedos sobre las cuerdas de un contrabajo de jazz en lugar de un ruido. Es apreciar producciones buenas: Madonna, incluso Metálica. Queremos decir que no es un tema de gusto musical, no es algo subjetivo. Es objetivo, y el hecho es que demasiados auriculares actuales ofrecen un sonido distorsionado, o mejor dicho muy alterado, respecto de cómo son las grabaciones.

Los LG suenan correctos, pues, así que a muchos los graves les parecerán algo escasos de entrada. Para eso podemos retocar la ecualización (ligeramente solo, recomendamos). Y cuando queramos acercarnos a la grabación original, sabemos que estos auriculares nos darán fidelidad. Los medios a cambio son claros y detallados, y por arriba tenemos agudos suaves y suficientemente transparentes. Ahí nos ha sorprendido positivamente la electrónica de soporte, pues el resultado depende de eso además de los auriculares en sí.

Cobertura y control

El alcance de los LG está en lo normal, Bluetooth tiene esa pega. Es decir, en aire libre o la misma habitación podemos alejarnos hasta unos diez metros sin apreciar cortes. En casa, depende de la habitación o los muros. A nosotros, de una habitación a la otra funcionaban sin cortes. En la escalera, ya no (se cortaba), y en diferente planta, nada. Cuando recuperan la señal la música vuelve enseguida, eso sí. Incluso antes que el mensaje “out of range” o “trying to connect” (sólo en inglés).

Los botones de control ya hemos comentado que son físicos y reconocibles. Un botón de “play” o pausa a un lado, otro para atender llamadas o activar el asistente de Google o Siri en el otro. Un botón deslizante para subir o bajar el volumen a un lado, otro para pasar a la pista siguiente en el otro. Y los interruptores para encender y apagar, o para pasar de moto altavoz a auriculares. Combinando algunos de ellos podemos controlar más cosas: repetir la última llamada, activar o desactivar la vibración, dejar una llamada en espera… Pero básicamente todo es fácil e intuitivo.

Existe una aplicación, LG Tone & Talk, que permite hacer algunas cosas más. Establecer alarmas, grabar notas, leer mensajes… pero como se puede ver no son cosas demasiado complejas. Realmente, además de los controles habituales de Bluetooth (volumen etcétera), tampoco hace falta más y LG no nos complica la vida innecesariamente.

LG HBS820S auriculares 11

LG HBS-820S

Tipo auriculares Bluetooth V4.1
Protocolos Bluetooth A2DP/AVRCP, aptX compatible
Batería de litio-polímero, 3’7V y 210 mAh
Duración en reposo hasta 720 horas
Duración hablando hasta 14’5 horas (con altavoz: 8’5 horas)
Duración con música hasta 11’5 horas (con altavoz: 6 horas)
Tiempo de carga 2 horas (micro USB)
Peso 49’5 gramos
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 100 euros

 

Advertisement Advertisement

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,