7 consejos sencillos para que tu portátil vaya más rápido

Con el paso del tiempo no es raro que empecemos a notar el ordenador más lento de lo normal. La instalación de aplicaciones y programas, tener el disco duro lleno o un navegador colapsado de pestañas a la hora de navegar, son algunos de los motivos de que solo tengamos ganas de tirarlo por la ventana. Con la informática no solo es necesario tener paciencia, también hay que saber mantener el orden y el sentido común. Porque estamos seguros de que te gustaría tener tu portátil o PC como el primer día que lo estrenaste, hemos elaborado una serie de consejos sencillos que te convendría poner en practica. Toma nota.

1. Elimina programas que no uses

Uno de las reglas básicas para que tu equipo vaya más rápido es desinstalar aquellos programas o aplicaciones que ya no estás usando. Piensa que todo lo que vas acumulando provoca que el sistema tenga que gestionar mucho contenido y que, por tanto, no trabaje con soltura. De este modo, es básico contar solamente con las aplicaciones, programas o archivos a los que vayamos a sacarles partido. De nada sirve tener el Photoshop intalado si al final lo usamos una vez cada tres meses. Para esos casos, lo mejor es disponer de un disco duro externo y tenerlos aquí guardados para recurrir ahí cuando lo necesitemos.

limpieza PC

También te aconsejamos que programes las limpiezas para que no se te sigan acumulando cosas. Así, no te costará tanto trabajo hacerlas. Fija un día al mes para borrar todo lo que no quieras tener o grabarlo en una unidad externa.

2. Borra archivos temporales

No solo es básico tener el ordenador limpio y ordenado, también es necesario borrar archivos temporales para agilizarlo. Estas pequeñas porciones de información únicamente se necesitan en un momento dado, pero después se almacenan en el disco duro a pesar de no servir para nada. Para que te hagas una idea, pueden llegar a ocupar gigas de espacio, consumiendo todo tipo de recursos. Su presencia contribuye a que el portátil vaya más lento y que a veces, incluso, deje de responder.

Borrar archivos temporales es muy sencillo. En Windows 10 solo tienes que entrar en el menú de Configuración, pulsar en Sistema y entrar en Almacenamiento. En la columna de la derecha pulsa en la unidad de disco duro (C) para acceder a la configuración de memoria del disco duro principal del sistema. Dentro verás la opción de archivos temporales, pudiendo borrar los que desees.

Otra opción es instalar un programa como CCleaner, que te ayudará a limpiar todo tipo de archivos inservibles que están ocupando espacio en tu ordenador. Si lo deseas puedes combinar las dos cosas a la vez.

delete

3. Cierra programas en segundo plano

Aunque no lo creas, hay veces que los programas activos en segundo plano pueden afectar bastante a la velocidad del portátil. Localízalos en el nuevo administrador de tareas de Windows 10. Dentro de Ejecutar como administrador y Pestaña procesos. Para saber qué programas son los que más están afectando en el rendimiento de tu ordenador, observa las columnas de la memoria y de la CPU. Si te metes en la pestaña Red podrás comprobar también si hay otras herramientas que están consumiendo recursos. Desactiva las que quieras.

4. Cambia tu disco duro por un SSD

Aquellos usuarios que han sustituido su viejo disco duro por una unidad SSD han notado una mejoría evidente en el rendimiento general del portátil. Esto es porque este tipo de discos trabajan solamente con chips y no con partes mecánicas. Asimismo, es una buena idea además instalar el sistema operativo en un disco SSD y disponer de discos duros tradicionales secundarios para guardar programas grandes, datos y archivos.

SSD

 

5. Siempre ventilado

Seguro que has comprobado que cuanto más calor hace peor va el equipo. Esto no es una casualidad. El hecho de que no refrigere como es debido puede afectar a la velocidad, hasta el punto que el portátil puede llegar a apagarse porque ya no de más de si. Ahora que se acerca el buen tiempo, si no quieres que tu ordenador vaya a pedales, piensa en una solución. Nosotros te recomendamos comprar una base refrigeradora que incluya un ventilador y ponerlo encima cuando lo notes excesivamente caliente. Otra opción es cambiar la pasta térmica. Por unos 10 euros, que es lo que suele pedir un profesional, obtendrás una mejora evidente en cuanto a rapidez en los días en los que los termómetros se disparen.

6. Cuidado con los programas de inicio

Al instalar un nuevo programa es frecuente marcar la opción de que este se abra al arrancar el sistema. Se trata de algo mecánico que puede provocar que el equipo se ralentice tremendamente nada más iniciarlo. La gran mayoría de estos programas permiten que podamos modificar la configuración para elegir si queremos que arranque cuando iniciamos sesión o no. En caso de que esta posibilidad no esté disponible, entra en el menú inicio con el botón derecho y elige Administrador de tareas, Ejecutar como administrador. Seguidamente haz clic en la Pestaña inicio para ver cuántos programas se ejecutan nada más arrancar el portátil. Escoge los programas que te interesen y pulsa en Deshabilitar.

velocidad PC

7. Aumenta la RAM

Y, si las cosas se ponen muy feas, aumenta la memoria RAM. Si tu equipo te lo permite y nunca lo has hecho, poner un modulo mayor hará que tu ordenador vaya mucho más suelto y gestione mejor los programas y procesos que realices. Si tienes 4 u 8 GB, subir a 16 o 32 GB te hará notar la diferencia. Será un gran respiro, pero no olvides poner en práctica el resto de cosas que hemos mencionado para que el resultado sea mucho mejor.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...